Cuatro claves sobre la aprobación de las vacunas para niños menores de 5 años

·4  min de lectura
Frascos de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech en una clínica pediátrica móvil en Miami, el 17 de junio de 2022. El panel asesor de los CDC manifestó su preocupación de que los frascos de las vacunas de Pfizer-BioNTech debían tener sus etiquetas actualizadas para reflejar las nuevas normas. (Saul Martinez/The New York Times)
Frascos de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech en una clínica pediátrica móvil en Miami, el 17 de junio de 2022. El panel asesor de los CDC manifestó su preocupación de que los frascos de las vacunas de Pfizer-BioNTech debían tener sus etiquetas actualizadas para reflejar las nuevas normas. (Saul Martinez/The New York Times)

Ahora que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) aprobaron oficialmente las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech para niños a partir de hasta 6 meses de edad, los padres de todo Estados Unidos deberían poder empezar a vacunar a sus hijos más pequeños desde el martes.

Todos los niños de 6 meses o más, incluidos los que ya se han contagiado del coronavirus, deberían vacunarse contra el COVID, dijo el sábado en un comunicado Rochelle P. Walensky, directora de los CDC.

El viernes, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) autorizó las vacunas de Moderna y Pfizer para niños muy pequeños.

El sábado, después de tres horas y media de debate, los asesores científicos de los CDC votaron de manera unánime a favor de las vacunas de Moderna y Pfizer.

He aquí cuatro puntos clave de esa reunión.

Los beneficios superan los riesgos.

Los expertos presentes en la reunión consideraron que más de 2 millones de niños de edades comprendidas entre los 6 meses y los 4 años se habían infectado con coronavirus, 20.000 habían sido hospitalizados y 200 murieron a causa del virus, por lo que muchos de ellos sostuvieron que los beneficios de vacunar a los niños pequeños superaban los posibles riesgos.

Varios expertos afirmaron que, aunque no se sabía qué tipo de variantes cabía esperar en el futuro, las vacunas salvarían vidas.

“Esta es una oportunidad que no se da muchas veces: poder prevenir muertes infantiles. Sabemos que esta enfermedad está matando niños”, comentó Beth Bell, miembro del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de los CDC. “Y con esta vacuna podemos ayudar a prevenir esas muertes”.

Es necesario que las etiquetas de la vacuna de Pfizer-BioNTech tengan más indicaciones.

Se planteó la preocupación por el etiquetado incorrecto que tiene el envase de la vacuna de Pfizer. La etiqueta indica que la vacuna puede administrarse a niños de entre 2 y 5 años, pero ahora los CDC han aprobado la vacuna para niños de entre 6 meses y 4 años. (Ya se había aprobado el uso de la vacuna de Pfizer para niños de 5 a 11 años).

El indicador más fiable de que la vacuna está aprobada para niños de 6 meses es su tapa de color granate. La vacuna para niños de entre 5 y 11 años tiene una tapa anaranjada.

Además, en la etiqueta se indica que la vacuna solo puede conservarse durante seis horas después de su disolución, pero esto también es incorrecto, según los CDC. La vacuna puede almacenarse hasta 12 horas después de añadir solución salina para generar 10 dosis.

Los pediatras y los farmacéuticos tienen que cambiar su mentalidad sobre el desperdicio de vacunas.

Los farmacéuticos y los médicos han sido entrenados para nunca desperdiciar una sola dosis de ninguna vacuna. Con la pandemia, y la escasez inicial de vacunas, el desperdicio estas se hizo aún más impensable. Sin embargo, el objetivo de vacunar al mayor número posible de estadounidenses jóvenes puede dar un vuelco a esa noción.

Los viales de las vacunas tienen 10 dosis. Una vez que se abre un vial, debe utilizarse en un plazo de 12 horas, tras lo cual debe desecharse. Se animará a los proveedores a vacunar a los niños incluso si eso significa que solo se use una o dos dosis de un vial.

Es posible que los proveedores hayan sido reacios a desperdiciar vacunas en el pasado, pero no deben “sentirse culpables por tener que abrir un vial para administrar dos dosis o una dosis”, afirmó el José R. Romero, recién nombrado director del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias. “Es importante poner las vacunas en los brazos y aprovechar todas las oportunidades”.

Hay confusión sobre cómo vacunar a los niños pequeños que están inmunocomprometidos.

Las personas inmunocomprometidas suelen recibir una dosis adicional de la vacuna para su serie primaria. La vacuna de Pfizer-BioNTech para niños pequeños requiere tres dosis, y la vacuna de Moderna requiere dos dosis, pero sigue sin estar claro si los niños pequeños inmunocomprometidos deben recibir tres dosis de cualquiera de las dos vacunas o cuatro de Pfizer y tres de Moderna.

Algunos de los asistentes a la reunión consideraron que, en pocas palabras, no hay suficientes datos sobre los niños pequeños inmunodeprimidos para hacer estas evaluaciones. Se espera que más adelante se publiquen directrices detalladas sobre la vacunación de los niños inmunodeprimidos.

© 2022 The New York Times Company

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

3 factores que incrementan el riesgo de contraer covid-19 incluso después de vacunarse

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.