Cuatro prisiones de Oaxaca en riesgo de gobernabilidad: CNDH

OAXACA DE JUÁREZ, Oax., enero 4 (EL UNIVERSAL).- Autogobiernos, actividades ilícitas e insuficiencia de personal de seguridad y custodia son parte de las condiciones en las que operan las prisiones estatales en Oaxaca, según el informe 2021 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), un dato revelador luego del estallido de violencia que vivió una cárcel estatal en Chihuahua que dejó 17 muertos y la fuga de 30 reos.

Según el informe, en dos de los nueve penales estatales de Oaxaca existe autogobierno o ejercicio de funciones de autoridad por parte de personas privadas de la libertad, mientras que en cuatro se detectó la presencia de actividades ilícitas; además, en los nueve hay insuficiencia de personal de seguridad y custodia.

Para la CNDH, cuatro centros penitenciarios del estado están en semáforo rojo por las condiciones de gobernabilidad y el resto están dentro de la clasificación de semáforo amarillo, lo cual indica que se les considera en riesgo de gobernabilidad.

El organismo, además, señala que las calificaciones del sistema penitenciario en la entidad van en descenso; es decir, las condiciones en todos los rubros empeoraron.

En el Centro de Reinserción Social No. 7 de Tehuantepec la CNDH detectó ejercicio de funciones de autoridad por parte de personas privadas de la libertad (autogobierno/cogobierno), insuficiencia de personal de seguridad y custodia, presencia de actividades ilícitas y deficiente separación entre procesados y sentenciados, entre otras.

En el Centro de Reinserción Social No. 3 de Miahuatlán registró deficiencias en el procedimiento para la imposición de las sanciones disciplinarias, ejercicio de funciones de autoridad por parte de personas privadas de la libertad (autogobierno/cogobierno), insuficiencia de personal de seguridad y custodia y presencia de actividades ilícitas.

Por su parte, el organismo señaló que el Centro de Reinserción Social Femenil Tanivet tiene deficiencias en el procedimiento para la imposición de las sanciones disciplinarias, falta de normatividad que rige al centro (reglamentos, manuales, lineamientos y disposiciones aplicables; su difusión y actualización), insuficiencia de personal de seguridad y custodia, presencia de actividades ilícitas y presencia de cobros (extorsión y sobornos).

En el Centro Penitenciario Villa de Etla, encontró deficiente separación entre procesados y sentenciados, inadecuada clasificación de las personas privadas de la libertad, insuficiencia o inexistencia de actividades deportivas e insuficiencia en los programas para la prevención de adicciones y desintoxicación voluntaria.

También en el Centro Penitenciario Varonil Tanivet halló deficiencias en el procedimiento para la imposición de las sanciones disciplinarias, falta de normatividad que rige al centro, insuficiencia de personal de seguridad y custodia, y presencia de actividades ilícitas.

Finalmente, en el Centro de Reinserción Social No. 10 Juquila, Centro de Reinserción Social Especializado para Pacientes Psiquiátricos, Centro de Reinserción Social No. 4 Cuicatlán y el en Centro de Reinserción Social No. 6 Tuxtepec, se detectaron deficiencias en el procedimiento para la imposición de las sanciones disciplinarias, falta de normatividad que rige al centro, e insuficiencia de personal de seguridad y custodia.