Cuatro policías muertos a raíz de una pelea personal en el sureste de Irán

Cuatro policías murieron a raíz de una disputa personal entre dos reclutas en Sistán-Baluchistán, una provincia del sureste de Irán que registra disturbios violentos desde hace semanas, informó el domingo una agencia de prensa local.

Durante una disputa entre dos reclutas en la comisaría de la policía de tránsito en el eje Iranshahr-Bampur, uno de ellos abrió fuego y mató a "cuatro policías", indicó el jefe de la policía local, el comandante Alireza Sayyad, a la agencia Tasnim.

El atacante fue detenido y puesto a disposición judicial, agregó.

En un primer momento, Sayyad había indicado a la agencia oficial Irna que cuatro policías habían muerto en un "incidente" y que se había abierto una investigación, sin aportar más precisiones.

La provincia de Sistán-Baluchistán, una de las más empobrecidas de Irán, es escenario de una oleada de violencia en las últimas semanas que ha dejado decenas de muertos, incluyendo miembros de las fuerzas de seguridad.

Los disturbios se han desencadenado al margen del movimiento de protesta que sacude a Irán a raíz del deceso de Mahsa Amini, una kurda de 22 años que murió el 16 de diciembre tras haber sido detenida por la policía de la moral tres días antes.

Según mencionaron fuentes de la zona, la violencia en Sistán-Baluchistán comenzó por la supuesta "violación" de una joven cometida por un responsable de la policía provincial.

Por otro lado, en un incidente no relacionado, los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico de Irán, afirmaron en un comunicado que habían matado a un agente "hostil a la revolución" que había atacado uno de sus cuarteles en Mahshahr, en la provincia de Juzestán (suroeste).

Las fuerzas "dispararon contra dos terroristas en moto para proteger el cuartel, matando a uno de ellos", afirmaron los Guardianes, que agregaron que "se tomaron medidas para identificar y detener" al segundo individuo.

ap/sk/feb/jvb/an