El presidente de Guatemala estima que Eta podría haber causado más de 50 muertos

Agencia EFE
·3  min de lectura

Guatemala, 5 nov (EFE).- El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, advirtió este jueves que el paso de la depresión tropical Eta podría haber dejado más de 50 muertos por un deslizamiento de tierra en el departamento de Alta Verapaz y también en Huehuetenango, en el norte del territorio.

El alud de Alta Verapaz tuvo lugar en el caserío Quejá, en el municipio San Cristóbal Verapaz, a unos 203 kilómetros de la Ciudad de Guatemala, según detallaron inicialmente las autoridades previo a la actualización de Giammattei.

"Tenemos que lamentar que hoy en la mañana llevábamos cuatro muertos y ahorita nos sube arriba de los 50 muertos", estimó el mandatario a periodistas al llegar al centro de mando de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), instalado este día en el municipio de Puerto Barrios, Izabal, más de 290 kilómetros al noreste de la capital.

"Entre los aludes que se están dando en el área de Huehuetenango (oeste del país) y en el área de San Cristóbal Verapaz (del departamento de Alta Verapaz), en donde estamos tratando de llegar a pie, porque no logramos llegar a la aldea Quejá, se estiman 25 casas soterradas que es la mitad de la aldea, por el alud y se calcula no menos de 50 personas ahí adentro de las casas", enfatizó el gobernante.

Agregó que aún las autoridades y la entidad de protección civil ha podido establecer "cuántas casas hay" y sostuvo que se está "movilizando todo el apoyo que tenemos".

CUERPO DE NIÑA HONDUREÑA

Giammattei subrayó que dentro de los reportes que le han hecho llegar se encuentra la aparición en Izabal de un cadáver de una niña de nacionalidad hondureña que arrastró "la corriente del río que alimenta al Motagua, la trajo hasta Guatemala".

El presidente indicó que el río Camotán, que viene de Honduras, "normalmente tiene una altura de 2 o 2,50 metros de profundidad hoy trae más de 12 metros de altura y viene arrastrando con lo que encuentra y eso cae al Motagua. Ese es el problema que tenemos y la corriente va a durarnos todavía mucho más horas que la lluvia".

El mandatario añadió que lo peor de la catástrofe está en este momento gestándose en el país centroamericano y adelantó que, según los pronósticos, el clima podría mejorar desde el sábado y, en un mejor escenario, desde el mismo viernes.

Además, señaló que hay "problemas para pasar por tierra" a varios municipios y aldeas y mostró especial preocupación por el municipio de La Unión (Zacapa), donde "los tres puentes que son las únicas entradas están caídos y estamos tratando de evacuar a la gente de ahí, en las próximas horas, pero debemos esperar que el tiempo mejore".

El mandatario guatemalteco sugirió que las características de la depresión tropical Eta le recuerdan al comportamiento de Mitch, un huracán que también se debilitó a tormenta en su paso por Guatemala en 1998 pero las constantes lluvias y el nivel de humedad en los suelos dejaron estragos que aún se perciben en diversas zonas del país y la región.

Mitch, una de las tormentas más destructivas en la historia moderna, llegó a Centroamérica hace 22 años con vientos de más de 250 kilómetros por hora y lluvias torrenciales que hicieron que se desbordaran ríos y se destruyeran puentes y carreteras.

Hasta la última actualización de datos por la Conred, previo a las palabras de Giammattei, Guatemala reportaba cinco fallecimientos por Eta en tres incidentes distintos al norte del país y tres personas desaparecidas, además de 2.277 personas evacuadas.

En la tarde de este jueves, Giammattei decreto estado de calamidad en ocho de los 22 departamentos del país debido a los daños ocasionados por la depresión tropical.

Los departamentos más afectados al momento por la depresión tropical Eta y donde se decretó dicho estado de calamidad por 30 días son Izabal, Petén, Quiché, Alta Verapaz, Zacapa, El Progreso, Jutiapa y Santa Rosa, correspondientes al norte, noreste y este del país centroamericano.

(c) Agencia EFE