Cuatro palestinos mueren por fuego israelí en incidentes violentos separados

Jerusalén, 3 nov (EFE).- Cuatro palestinos murieron este jueves por fuego israelí, tres de ellos en enfrentamientos armados en Cisjordania ocupada y otro tras cometer un ataque con cuchillo contra un policía en Jerusalén este, en medio de una creciente ola de violencia en la zona, en el año más mortífero desde 2006.

Dos palestinos "fueron asesinados por balas reales de la ocupación (israelí) en Yenín", en el norte de Cisjordania, Farouk Salameh, de 28 años, y Mohamed Jaluf, menor de 14 años, y otros cuatro resultaron heridos leves, incluido un niño de 8 años, informó el Ministerio de Sanidad palestino.

El Ejército israelí confirmó el operativo en Yenín, que tenía como objetivo detener a Farouk Salameh, a quien identificó como un miembro de la Yihad Islámica, cuyas brigadas tienen especial presencia en esa ciudad, convertida en el foco de la violencia en la zona, junto con Nablus, donde Israel levantó hoy el cerco de tres semanas que le había impuesto por "seguridad.

"Salameh participó en una serie de ataques con disparos contra soldados y se sospechaba que planeaba más ataques, además de estar implicado en el incidente en el que murió Noam Raz, un oficial de policía de Yamam (unidad especial de la policía de contraterrorismo) en mayo", confirmó un portavoz militar.

Según el Ejército, Salameh colaboraba "con el grupo terrorista Lions' Den", una nueva milicia surgida en el último año en Nablus, desvinculada de las facciones palestinas tradicionales, aunque mantiene vínculos con ellas, y en particular con la Brigada de Yenín de la Yihad Islámica.

Tropas israelíes y palestinos armados intercambiaron fuego en Yenín cuando iban a detener a Salameh en el edificio en el que se escondía, quien se dio a al fuga en un primer momento, pero luego fue encontrado y "neutralizado" por el Ejército cuando sacó un arma.

"Además, las fuerzas detuvieron a otras cinco personas buscadas, que tenían en su poder una pistola y un fusil M-16. También se confiscó la pistola que utilizó Salameh", añade el Ejército.

4 MUERTOS EN 3 INCIDENTES VIOLENTOS

Con los dos fallecidos en Yenín, suman cuatro palestinos muertos solo este jueves en incidentes separados.

También en Cisjordania ocupada, en la localidad de Beit Duqu, entre Jerusalén y Ramala, Jalil Rayan, de 42 años, murió por disparos en el corazón por parte de las fuerzas de Israel.

Según el Ejército israelí, este palestino "lanzó cócteles molotov" a sus uniformados en medio de "enfrentamientos violentos", por lo que éstos "respondieron con medios de dispersión de disturbios y dispararon", durante ese operativo destinado a registrar la vivienda de su familiar, Habes Rayan, de 54 años, abatido ayer tras cometer un ataque contra un soldado israelí al atropellarlo y agredirle con un hacha.

Por otro lado, también este jueves, Bader Amer, de 20 años fue abatido por fuerzas israelíes en la Ciudad Vieja de Jerusalén tras apuñalar en la parte superior del cuerpo a un policía cuando era inspeccionado por agentes.

"Dos policías dispararon contra el terrorista y lo neutralizaron en el acto, y posteriormente "fue declarado muerto", confirmó la Policía en un comunicado, en el que precisa que "tres policías resultaron heridos", uno de ellos por fuego amigo.

La Ciudad Vieja se ubica en Jerusalén este, considerada parte de Cisjordania ocupada por el derecho internacional y donde los palestinos buscan establecer la capital de su futuro Estado, pese a que fue anexionada de forma ilegal por Israel en 1980.

"La revolución de nuestro pueblo en Cisjordania y Jerusalén continuará hasta el final de la ocupación, que no podrá detener la escalada de la resistencia", señaló en un comunicado Hazem Qasem, portavoz en Gaza del movimiento islamista Hamás, calificando el atentado en Jerusalén de "heroico".

Cisjordania ocupada vive su mayor estallido de violencia en más de quince años, con 141 palestinos muertos en lo que va de año, el más letal en la zona desde 2006, que fue especialmente violento tras el triunfo de Hamás en las legislativas y después del fin de la Segunda Intifada un año antes.

De lado israelí, han muerto 23 personas, 16 de ellas civiles.

(c) Agencia EFE