Cuatro haitianoamericanos se postulan a las elecciones de Miami-Dade

·8  min de lectura

El número de candidatos haitianoamericanos que se postulan al escaño del Distrito 2 de la Comisión de Miami-Dade está suscitando algunas preocupaciones en la comunidad por la posibilidad de que ocurra una división del voto durante las elecciones de agosto.

Algunos haitianoamericanos han expresado su preocupación de que haya cuatro candidatos haitianoamericanos compitiendo en la contienda por la Comisión, porque les preocupa que los votos se dividan, facilitando la victoria de uno de los dos candidatos no haitianos.

“¿Por qué tienen que postularse todos?”, dijo Jean Claude Coles, liente del restaurante haitiano L’Auberge en North Miami.

Los cuatro candidatos haitianoamericanos son Marleine Bastien, activista veterana que fundó la organización Family Action Network Movement; Philippe Bien-Aime, el alcalde de North Miami; Wallace Aristide, ex director de la preparatoria Miami Northwestern, y Joe Celestin, ex alcalde de North Miami. Los otros dos candidatos que se postulan son William DC Clark y Monique Nicole Barley-Mayo.

“Creo que la comunidad debería haber llegado a un consenso”, dijo Gregory Pierre-Louis, un haitiano vecino de North Miami. “Deberíamos ser capaces de seleccionarlos nosotros mismos entre los líderes de la comunidad y tener un acuerdo en el que enviáramos a uno que supiéramos que pudiera seguir adelante contra cualquier oponente”.

Los candidatos están haciendo campaña para suceder a Jean Monestime, cuyo mandato está llegando a su fin como comisionado del condado por el Distrito 2, que cubre el extremo norte de la ciudad de Miami y los barrios al norte de la ciudad, así como North Miami y North Miami Beach.

“En el lado haitiano, los votos se diluirán porque los cuatro candidatos comparten una base”, dijo Celestin. “Así que,cuando se empieza a repartir los votos entre cuatro candidatos, no tienes el poder que hubieras tenido si solo tuvieras un candidato haitiano que, se supone, conseguiría esa base”.

Bastien, quien fue el primer candidato en postularse para el cargo en septiembre de 2019, dijo que los candidatos sabían de ese riesgo. “Todos lo sabían y aun así se postularon a la contienda”, dijo.

Tener varias personas que se postulan para el mismo escaño no solo es deseado, sino también crucial en la democracia, dijo Charnette Frederic, la presidenta de The National Haitian American Elected Officials Network.

“No podemos decirle a la gente que se postule o que no se postule”, dijo Frederic.

Dijo que pudiera ser un “problema importante” si la preocupación por el número de candidatos llevara a algunos a no votar.

Vanessa Joseph, vicepresidenta de la Haitian American Professionals Coalition, dijo que algunas personas ven el valor de tener varios candidatos.

“Si esas personas no se hubieran lanzado a la contienda, tal vez no hubieran sabido que tendrían la oportunidad de votar por estos individuos”, dijo Joseph.

Los datos del censo de 2020 muestran que más de 120,000 habitantes de ascendencia haitiana viven en el Condado Miami-Dade, y muchos de ellos se concentran en el noreste de Dade, en el Distrito 2. Alrededor de 33% de los habitantes de North Miami son haitianos y la creciente población haitianoamericana viene con una creciente influencia política.

Tras los electores haitianos

Los candidatos están tratando de cortejar a los electores haitianoamericanos visitando las iglesias locales, desplegando vallas publicitarias en creole en los negocios haitianos, emitiendo anuncios en creole en las emisoras de radio haitianas y haciendo que sus sustitutos sean invitados frecuentes en esos programas de radio para conseguir apoyo.

“Vamos a las iglesias, y vamos a diferentes cada domingo”, dijo Aristide.

Bastien está llevando a cabo principalmente una campaña con base en su comunidad.

“Mi campaña se basa en llegar a la gente”, dijo Bastien. “Estoy organizando una estrategia de base muy fuerte. Es una combinación de llamar a las puertas y hacer llamadas directamente”.

Celestin, el primer alcalde haitianoamericano elegido en North Miami, cuenta con que los logros que obtuvo para la comunidad le ayudarán a convencer a los electores.

“Soy el que, como alcalde de la ciudad, exigió por primera vez en la historia que Estados Unidos reconociera los esfuerzos de los haitianoamericanos durante la Guerra de la Independencia”, dijo Celestin.

Bien-Aime se apoya en el respaldo que ha recibido en el pasado de la comunidad haitianoamericana.

“Cuando se trata de los electores haitianoamericanos, confío en ellos”, dijo Bien-Aime. “Han sido puestos a prueba cuatro veces cuando se trata de mí, y creo que van a ser puestos a prueba una quinta vez. Y estoy bastante seguro de que voy a obtener la mayoría de los votos”.

Bien-Aime fue concejal del Distrito 3 en el Concejo de North Miami y como vicealcalde hasta ser elegido alcalde de North Miami en 2019. Fue reelegido el año pasado, pero renunció en mayo de 2022 para cumplir con la ley de renuncia que existe en la Florida, que requiere que los titulares renuncien a un cargo actual para postularse a otro.

Cada candidato ha organizado varios eventos presenciales de recaudación de fondos en los últimos meses, para obtener apoyo y compartir sus planes, abordando cuestiones críticas para la comunidad.

“La comunidad haitiana, que se ha visto expulsada del Pequeño Haití como consecuencia de la gentrificación, se preocupa de que pueda ser expulsada de otras comunidades”, dijo Joseph.

La accesibilidad de la vivienda y el acceso a oportunidades económicas son cuestiones clave para los electores haitianoamericanos, dijo Joseph. Abordar la violencia con armas de fuego también es un factor importante para los electores de esa comunidad.

“Si tuviera que votar hoy, honestamente me arriesgaría por Joe Celestin por sus calificaciones”, dijo Jean Jean Louis, un haitiano vecino de North Miami Beach. “Creo que Bien-Aime es una bofetada. Acaba de ganar su escaño el pasado mes de mayo, creo. Debería haber respetado el voto del pueblo: quedarse en el cargo, terminar su mandato, en lugar de postularse a un cargo mayor”.

Norman Whyte, de ascendencia jamaicana y miembro activo del Comité Ejecutivo Demócrata local, dijo que “es bueno ver” a cuatro candidatos haitianoamericanos en la contienda, aunque eso no es estratégico para mantener el escaño. Dijo que tiene “mucha confianza” en que los candidatos sepan abordar las cuestiones que afectan al distrito en general, no solo a la comunidad haitianoamericana.

El Distrito 2 de Miami-Dade es muy diverso, con 59,633 negros, 31,081 hispanos, 5,420 blancos y otros 7,987 posibles electores, según un análisis demográfico del distrito realizado por el supervisor de Elecciones.

Monestime, quien fue el primer haitianoamericano elegido para representar al Distrito 2 en 2010, no ha respaldado hasta ahora a ninguno de los candidatos. Monestime tampoco ha respondido a la solicitud de comentarios del Miami Herald.

“Los electores haitianos son importantes”, dijo Celestin. “Pero lo más importante es que, debido al número de haitianos que están en la contienda, más que nunca,, todos los votos son importantes”.

Representar a todo el distrito

Cada uno de los candidatos haitianoamericanos afirmó que tiene la capacidad para conectarse con los diversos electores del Distrito 2 y trabajar por ellos.

Aristide dice que su pasado como educador y director en escuelas públicas del Condado Miami-Dade, donde trabajó con estudiantes y familias de todos los orígenes, ayudará a reunir a los electores.

“Con personas como ellos hablando de ti, consigues la adhesión de su comunidad”, dijo Aristide. “La gente puede hablar de nosotros y decir lo que hemos hecho en la comunidad afroamericana, haitianoamericana, jamaicanoamericana... la que sea”.

“Ahora pueden ver que estamos en la comunidad afroamericana”, dijo Bien-Aime en un evento de comida al aire libre que organizó como parte de su campaña en North Central Dade. “Estoy bastante seguro de que tanto los electores haitianos como los afroamericanos o los latinos van a elegir al mejor de los mejores”.

Bastien pasó una tarde de sábado a principios de julio llamando a las puertas en Allapattah, un barrio que alberga principalmente a la comunidad hispana, para presentarse a sí misma y a sus planes.

Bastien lidera con $225,063.43 en contribuciones monetarias a la campaña, según los reportes financieros más recientes de la campaña. Le sigue Aristide, que ha recaudado $187,581.30.

La Biscayne Gardens Civic Association celebró un foro de debate el 7 de julio para todos los candidatos. Barley-Mayo, quien se postuló para alcalde de Miami-Dade en 2020, no asistió al mismo. Dijo al Miami Herald que aunque “ya sabía que este distrito sería una especie de contienda haitiana”, no le preocupa enfrentarse a los cuatro candidatos. Ella tuvo un fuerte apoyo en el Distrito 2 durante las elecciones a la alcaldía, terminando en tercer lugar por delante de dos comisionados del condado en funciones en la contienda.

“Creo que es una buena oportunidad para mí o para DC Clark”, dijo Barley-Mayo sobre la división de votos.

Clark dijo al Miami Herald que quería unir a los residentes negros y haitianos del Distrito 2.

Si ninguno de los candidatos en las primarias del 23 de agosto recibe más del 50% de los votos, los dos primeros irán a una segunda vuelta el 3 de noviembre.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.