Cuatro filmes que compiten en el FICM fueron posibles por el Foprocin

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 28 (EL UNIVERSAL).- Cuatro de los nueve filmes nacionales de ficción que compiten en el Festival Internacional de Cine de Morelia, fueron posibles gracias al Foprocine, el fondo responsable de apoyar historias de autor y que fue desaparecido por el gobierno federal en abril pasado.

Durante sus más de 20 años de existencia, el Fopro, como le llamaba la comunidad cinematográfica, apoyó la realización de cintas como "La ley de Herodes", "El crimen del Padre Amaro" y "La camarista".

Para la edición 2020 del FICM se encuentran "Sin señas particulares", ganadora en el pasado festival de San Sebastián; "Blanco de verano", ganador en Lima; "Fuego adentro", con Hugo Catalán y "Ricochet", dirigida por Rodrigo Fiallega.

También lee: El Festival Internacional de Cine de Morelia arrancará con fuertes medidas sanitarias

"Creo que la realización del festival habla también de la resistencia de la comunidad, de un festival que tiene años apoyando y de nosotros, de tomar posturas en defensa del arte, el arte no es una cosa elitista", señala Fernanda Valadez, realizadora de "Sin señas particulares".

Su filme, que se proyectará mañana, muestra a una mujer buscando a su hijo desaparecido y a un joven, deportado de Estados Unidos, regresar a su pueblo devastado por la violencia y el narco.

"Sin el Foprocine como capital semilla, habría sido complicado", recordó Astrid Rondero, productora y coescritora del largometraje.

Oficialmente, tras la también reciente extinción del Fidecine, que apoyaba cintas de corte comercial, sólo queda el Eficine, un estímulo fiscal que permite a empresas privadas destinar el 10 por ciento de su ISR para la producción de cine, pero son ellas las que eligen el proyecto. En Foprocine y Fidecine era gente relacionada con la comunidad cinematográfica, las que seleccionaban la historia a apoyar.

Alejandro de Icaza, productor del drama "Ricochet", recalca la importancia de los apoyos gubernamentales. La cinta es la vida en un hombre que no logra superar el asesinato de un hijo.

"Son apoyos indispensables, el Eficine si es una herramienta increíble, pero es difícil que películas como esta (Ricochet) solventarlas sólo con eso", comenta.

"Blanco de verano", del debutante Rodrigo Ruiz Patterson, salió del programa de óperas primas del Centro de Capacitación Cinematográfica, cuyo presupuesto para 2021 promovido por la Secretaría de Hacienda, es menor al del año actual.

Y "Fuego adentro", de Jesús Mario Lozano, relata el encuentro de dos hermanos, uno de los cuales anda huyendo al ser perseguido por la violencia.