Cuba acepta asesoría técnica de EEUU para combatir fuego en Matanzas que deja 121 heridos

·4  min de lectura

El gobierno cubano ha aceptado asesoría técnica ofrecida por Estados Unidos para extinguir un incendio de gran magnitud en un depósito de petróleo en el puerto de Matanzas que provocó varias explosiones en la mañana del sábado y dejó al menos 121 heridos.

Diecisiete personas, todos ellos bomberos que intentaban impedir que el fuego se extendiera, están desaparecidos, informó la cuenta oficial en Twitter de la oficina de la presidencia.

“Hay una probabilidad muy alta de que existan fallecidos”, reportó Granma, el diario del Partido Comunista de Cuba. El Primer Ministro Manuel Marrero dijo en una conferencia de prensa que los rescatistas habían hallado un cuerpo, aún sin identificar. Medios locales de Matanzas han reportado que se trataría de uno de los bomberos desaparecidos.

El fuego se originó cerca de las 7 p.m. del viernes, cuando un rayo alcanzó un tanque de almacenamiento de petróleo en la zona de descarga de supertanqueros en el puerto de Matanzas, según dijeron las autoridades.

Pese a los esfuerzos de los bomberos por controlarlo, durante la madrugada y la mañana del sábado ocurrieron al menos cuatro explosiones, según informó el gobierno provincial de Matanzas.

Un helicóptero arroja agua sobre la Base de Supertanqueros de Matanzas, mientras bomberos y especialistas trabajan para extinguir un incendio que fue causado por una tormenta eléctrica la víspera, en Matanzas, Cuba, el sábado, 6 de agosto del 2021. El incendio y cuatro explosiones asociadas dejaron más de 70 heridos. (AP Foto/Ramón Espinosa)
Un helicóptero arroja agua sobre la Base de Supertanqueros de Matanzas, mientras bomberos y especialistas trabajan para extinguir un incendio que fue causado por una tormenta eléctrica la víspera, en Matanzas, Cuba, el sábado, 6 de agosto del 2021. El incendio y cuatro explosiones asociadas dejaron más de 70 heridos. (AP Foto/Ramón Espinosa)

Imágenes compartidas en los medios sociales el sábado, mostraban una enorme columna de humo negro que atravesaba la ciudad de Matanzas y se extendía 100 km hasta La Habana.

Según las cifras más recientes reportadas por Granma, el incendio dejó al menos 121 heridos, tres de ellos grave y cinco en estado crítico. Según dijo el primer ministro Marrero, en la tarde se encontraban hospitalizadas 36 personas. Las víctimas son atendidas en varios hospitales de Matanzas y La Habana.

Entre los heridos con quemaduras leves hay tres periodistas estatales que llegaron al siniestro cerca de las 4:00 a.m. cuando ocurrió una explosión en un segundo tanque de petróleo que contenía 52,000 metros cúbicos de fuel oil. El Ministro de Energía, Liván Arronte Cruz también sufrió lesiones pero dijo en su cuenta de Twitter que se sentía bien y esperaba recuperarse pronto.

Según los medios estatales, 800 vecinos de zonas aledañas han sido evacuados hasta ahora.

Entre los heridos en el fuego que explotó en un tanque de petróleo en el puerto de Matanzas se encuentran varios bomberos. Otros 17 bomberos se encuentran desaparecidos, dijeron las autoridades.
Entre los heridos en el fuego que explotó en un tanque de petróleo en el puerto de Matanzas se encuentran varios bomberos. Otros 17 bomberos se encuentran desaparecidos, dijeron las autoridades.

En la tarde del sábado continuaban los esfuerzos para controlar el incendio. En la tarde, Marrero dijo que había “un incremento del fuego”.

Las autoridades cubanas informaron que habían solicitado ayuda “a países amigos con experiencias en el tema petrolero”. Según la prensa estatal, la referencia a “países amigos” podría tratarse de Venezuela y México.

En los medios sociales, usuarios cubanos y cubanoamericanos llamaban al gobierno de la isla a pedir ayuda del estado de la Florida.

En la tarde, el gobierno cubano dijo que aceptó la “orientación técnica” ofrecida por Estados Unidos, lo que podría ser uno de los pocos ejemplos de cooperación entre los dos países en los últimos años.

“Agradecemos profundamente condolencias y expresiones de ayuda de diversas organizaciones y personas de EEUU con motivo del siniestro en Matanzas, incluyendo el gobierno de EEUU, que ofreció asesoría técnica, propuesta ya en manos de los especialistas para la debida coordinación” dijo en Twitter Carlos Fernández de Cossío, viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba.

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel suele acudir a esa red social para despotricar contra las sanciones de Estados Unidos contra Cuba y criticar a la administración de Joe Biden. Pero la gravedad del incendio y el intento fallido de los bomberos por contener las llamas hasta ahora han llevado a las autoridades a aceptar la oferta, con un mensaje público de agradecimiento.

“Expresamos profunda gratitud a los gobiernos de México, Venezuela, Rusia, Nicaragua, Argentina y Chile, que con prontitud han ofrecido ayuda material solidaria ante esta compleja situación,” dijo Díaz-Canel. “También agradecemos ofrecimiento de asesoría técnica por parte de EEUU.”

El Departamento de Estado no divulgó detalles de lo que se ofreció a Cuba.

Un portavoz de la agencia dijo que la administración estaba “siguiendo de cerca la situación, incluidas las necesidades humanitarias que pudieran surgir”.

“El embargo autoriza a personas de EEUU a brindar ayuda y respuesta en casos de desastre en Cuba”, dijo el vocero.

Previamente, la embajada de Estados Unidos en La Habana había dicho que estaba en contacto con las autoridades cubanas y envió sus condolencias a las víctimas del incendio.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que se ha convertido en un aliado cercano de Cuba, también envió trabajadores de la petrolera estatal Pemex para ayudar a extinguir el incendio.

La zona de descarga de los tanqueros de petróleo está en una zona de la bahía de Matanzas opuesta al centro de la ciudad pero hay varias zonas residenciales cercanas.

El primer tanque impactado por el rayo estaba a media capacidad, con crudo cubano. Según las autoridades, el sistema de pararrayos con que contaba la instalación no logró prevenir el impacto.

El Ministerio de Transporte suspendió todas las actividades en el puerto de Matanzas, incluida la descarga de combustible, y todos los barcos fueron desviados al puerto de La Habana o de Cienfuegos.

En la tarde del sábado, los bomberos también se esmeraban por controlar el derrame de petróleo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.