Cuarto día de búsqueda del nene de 4 años en el lago Musters: tenía puesto un wader de pesca que complica la flotación

·3  min de lectura
Policía de Sarmiento y Prefectura Naval Argentina
 están buscando a madre e hijo porque se les dio vuelta el bote
en Chubut
gentileza

A caballo, caminando en la costa o recorriendo el lago. Así es el operativo de búsqueda que encabezan policías, personal de bomberos, Defensa Civil y vecinos para dar con el paradero del nene de 4 años cuyo rastro se perdió en el lago Musters este viernes, cuando salió a navegar con su hermana en una precaria embarcación. El bote y el cuerpo sin vida de la joven de 21 años que acompañaba al chico, identificada como Luna Pacheco, fueron encontrados pocas horas después del último contacto con tierra.

Policía de Sarmiento y Prefectura Naval Argentina
 están buscando a madre e hijo porque se les dio vuelta el bote
en Chubut
gentileza


Policía de Sarmiento y Prefectura Naval Argentina están buscando al nene de cuatro años, cuyo paradero se desconoce desde el viernes último. (gentileza /)

El director de Defensa Civil del Chubut, José Mazzei, sostuvo que al momento de desaparecer en el lago Musters “el chico iba con un wader (una especie de mameluco impermeable) que de producirse una caída se adhiere al cuerpo o se llena de agua y la persona es arrastrada al fondo”, detalló. Hasta este lunes al mediodía aún no hay novedades del nene, oriundo de Comodoro Rivadavia.

El accidente se produjo en el lago ubicado 160 kilómetros al oeste de Comodoro, en la costa de la localidad rural de Sarmiento. Este lunes se reinició la tarea de búsqueda del nene de 4 años con unos 70 efectivos entre personal de la policía, defensa civil, bomberos de la zona, guardia urbana de la localidad de Sarmiento y particulares que se sumaron a la búsqueda que se concentró sobre la zona conocida como “Las Piedras”, sobre el este del lago, donde se estima que la fuerza del viento empujó el cuerpo.

El bote inflable en el que Baruc, de 4 años, navegaba con su hermana Luna Pacheco, de 21, fue arrastrado por el viento y el oleaje el viernes. Si bien no se saben las razones por las cuales terminaron en el agua, se sospecha que se arrojaron, desesperados por no poder dominar la embarcación mientras ésta se alejaba de la costa.

Estiman que, por la indumentaria que llevaba, no apareció el menor y sí el cuerpo de su hermana, que se encontraba sin ropa cuando se la extrajo del lago. También se encontró el bote en condiciones de navegabilidad, flotando no muy lejos del cuerpo de la joven el último sábado, tras activarse el protocolo de búsqueda que se disparó el viernes último.

Los testigos indicaron a las autoridades que ambos, oriundos de Comodoro Rivadavia, arribaron a la costa oeste del lago al que ingresaron en un bote inflable de color azul, con intenciones de probar su funcionamiento.

Según el jefe de la comisaría de Sarmiento, Bruno Germillac, también iba una mujer adulta, quien intentó auxiliarlos. Según explicó, se arrojó del bote con el fin de evitar que los fuertes vientos arrastren la embarcación inflable. “La mujer se arrojó del bote sosteniendo una soga con el objetivo de sacarlos a nado, pero casi pierde la vida al tragar el agua del lago”, afirmó Germillac.

Para el director de Defensa Civil del Chubut, José Mazzei, es “totalmente desaconsejable introducirse en un espejo de agua de estas características (tiene una superficie de 342 km²) porque el bote inflable tiene mucha flotabilidad pero se transforma en ingobernable cuando hay viento y se comporta como una palangana a la que es imposible darle dirección”.

Los fuertes vientos habrían impedido a ambos volver a la costa, lo que inició un operativo que terminó con el hallazgo de la precaria embarcación, pero sin sus dos tripulantes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.