Cuarentenas paralizan Guangzhou, centro de producción chino

Un operario, con un traje de protección, lleva comida hasta un vecindario aislado tras la detección de un caso de COVID-19, en Beijing, el 9 de noviembre de 2022. (AP Foto/Andy Wong) (ASSOCIATED PRESS)

BEIJING (AP) — Un repunte de los casos de COVID-19 ha provocado confinamientos en Guangzhou, un importante centro de producción del sur de China, lo que se suma a la presión financiera que ha interrumpido las cadenas de suministro internacionales y ralentizó notablemente el crecimiento de la segunda economía más grande del mundo.

Casi cinco millones de residentes en varios distritos han recibido la orden de permanecer en sus casas hasta al menos el domingo, y un miembro de cada familia podrá salir una vez al día al exterior para comprar artículos de primera necesidad, dijeron las autoridades el miércoles.

La medida se decretó luego de que la ciudad, que tiene una población de 13 millones de personas, reportó más de 2.500 nuevos positivos en las últimas 24 horas. El transporte público y las clases se han suspendido en gran parte de Guangzhou, mientras que los vuelos a Beijing y a otras grandes ciudades fueron cancelados, según los reportes de la prensa estatal.

China mantiene su estricta política de “cero COVID” a pesar el número relativamente bajo de contagios que registra y de la ausencia de decesos ligados al coronavirus.

Las fronteras del país siguen en gran medida cerradas y los desplazamientos internos y el comercio se ven afectados por normas de cuarentena que cambian constantemente.

Las estrictas directrices han provocado choques ocasionales entre residentes y los funcionarios locales del Partido Comunista, a quienes se amenaza con castigos si los positivos reportados en sus zonas superan los niveles considerados aceptables.