Cuarentena: qué pasara con las empleadas domésticas en la Ciudad

LA NACION

Rodríguez Larreta indicó que las empleadas domésticas no estarán habilitadas para volver a trabajar todavía

El presidente Alberto Fernándezanunció ayer que todo el país, excepto el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) pasa a la fase cuatro de la cuarentena por el coronavirus, con cierta flexibilidad en varias actividades. Aunque la Ciudad se mantendrá con más restricciones, habrá algunos cambios, que fueron comunicados hoy por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Si bien se permitirá la reapertura de algunos comercios no esenciales, no habrá cambios por el momento con respecto al empleo doméstico. El personal que realiza esta actividad en la Ciudad no podrá retornar al trabajo aún.

Ciudad: qué comercios podrán abrir a partir del martes y cuáles desde el jueves

Así lo especificó Larreta en conferencia de prensa, ante la pregunta de un periodista. El objetivo es que no se produzcan aglomeraciones en el transporte público, por lo que el retorno de actividades se irá haciendo de manera paulatina y escalonada.

Los empleados de las nuevas actividades que estarán exceptuadas del aislamiento social, preventivo y obligatorio en la Capital Federal a partir de la próxima semana, tampoco podrán utilizar el transporte público, que quedará reservado para el personal de las actividades esenciales.

Hace un mes, ya con el país en cuarentena, la Unión de Personal Auxiliar de Casas Particulares (Upacp) publicó en su página web un comunicado instando a no aceptar presiones para ir a trabajar en caso de no corresponder. "Aunque tu empleadora te dé 100 razones, no vayas a trabajar; no aceptes ningún pretexto", se señalaba. Y se recordaba que quienes estén en la categoría exceptuada (cuidado de personas), pueden trabajar siempre que se encuentren sanas, no tengan 60 años o más de edad y no tengan que quedarse en sus casas al cuidado de sus hijos.

Según indicaron en aquel momento fuentes del sindicato, había un promedio de entre 100 y 120 consultas diarias a la línea de asesoramiento legal (+54911-5578-0279) que, en su mayoría, tenían que ver con aspectos de las relaciones laborales y, en menor medida, con las modalidades de cobro y con el acceso al ingreso familiar de emergencia. Este subsidio estatal de $10.000 está efectivamente previsto para el personal de casas particulares, sin importar si se trata de personas registradas o no, y no reemplaza al sueldo que debe pagar cada empleador.