Cuarentena en la ciudad: Hubo 1036 detenidos y casi no hay delitos callejeros

LA NACION

El presidente, Alberto Fernández, decretó la cuarentena total en todo el país a partir de la medianoche del 20 hasta el 31 de este mes, en un intento por frenar la expansión del nuevo coronavirus Covid-19. Por este motivo, es obligatorio quedarse en los hogares, aunque en la ciudad de Buenos Aires muchos hayan decidido violar la norma y por ello ya se han aprehendido a 1036 personas.

El aislamiento tuvo, entre otras, dos consecuencias directas. Por un lado, se saturaron las comisarias porteñas y debieron habilitar dos galpones del Instituto Superior de Seguridad Pública para llevar a los detenidos y, por el otro, casi no se registran delitos callejeros. Cerca del 90% de los llamados al 911 son de vecinos que denuncian a otros por salir a la calle.