Cuando una organización de extrema izquierda liderada por mujeres atentó contra el Capitolio de los EEUU

·3  min de lectura

Se cumple el primer aniversario del asalto al Capitolio de los Estados Unidos, que tuvo lugar el 6 de enero de 2021, por parte de varios centenares de manifestantes partidarios de Donald Trump en un acto organizado por varios grupos de extrema derecha que quisieron mostrar su repulsa e indignación por los resultados no favorables de su líder y candidato del Partido Republicano en las elecciones de noviembre de 2020.

El 7 de noviembre de 1983 la organización de extrema izquierda 'Armed Resistance Unit' atentó contra el Capitolio de los Estados Unidos (imagen vía Wikimedia commons)
El 7 de noviembre de 1983 la organización de extrema izquierda 'Armed Resistance Unit' atentó contra el Capitolio de los Estados Unidos (imagen vía Wikimedia commons)

Dicho asalto se consideró como uno de los mayores ataques a la democracia del país, siendo criticado por la mayoría de los ciudadanos estadounidenses (incluso entre los votantes y representantes republicanos), pero no fue la única ocasión en la que el edificio encargado de legislar la soberanía de la nación sufría un atentado.

Cuatro décadas antes (concretamente el 7 de noviembre de 1983) se produjo una explosión en el segundo piso del ala norte del Capitolio, en un pasillo adyacente al Senado cuando faltaban dos minutos para las once de la noche.

Una explosión que ocasionó destrozos y daños materiales (sobre todo de mobiliario y alguna obra de arte que se encontraba colgada en las paredes del pasillo) y de la que, afortunadamente, no hubo que lamentar ninguna víctima, teniendo en cuenta que el aquel mismo día había tenido lugar una larga sesión en el Senado que debía durar hasta altas horas de la madrugada y que, gracias a la agilidad con la que se trataron los temas, finalizó a las 19 horas de la tarde.

Unos minutos antes de producirse la explosión, la centralita del Capitolio recibió una llamada en la que se comunicaba que estaba a punto de estallar una bomba y que tan solo disponían de cinco minutos para desalojar el edificio. Los comunicantes se identificaron como miembros de la 'Armed Resistance Unit' (Unidad de Resistencia Armada), una organización de reciente creación y que llevaba un tiempo cometiendo algunos actos terroristas.

La 'Armed Resistance Unit' estaba formada mayoritariamente por mujeres y se consideraba un grupo feminista, antifascista y antiimperialista, de ideología marxista-leninista. Sus miembros provenían de otros grupos reivindicativos, siendo el ‘brazo armado’ (por denominarlo de algún modo) del ‘M19CO’ (acrónimo de la ‘Organización Comunista 19 de Mayo’) un grupo revolucionario que tenía tras de sí una larga lista de actos reivindicativos, sabotaje y de alteración del orden, entre los que se encontraban el haber logrado liberar de prisión, a la fuerza, a varios presos a finales de la década de 1970 (entre los que se encontraba una miembro del Ejército Negro de Liberación que cumplía cadena perpetua y a un miembro del grupo separatista puertorriqueño ‘Fuerzas Armadas de Liberación Nacional Puertorriqueña’).

El motivo principal por el que se llevó a cabo el atentado al Capitolio, la noche del 7 de noviembre de 1983, fue la invasión por parte del ejército de los Estados Unidos de la isla caribeña de Granada, derrocando al gobierno de izquierdas. Esta injerencia por parte de los estadounidenses no solo recibió el rechazo y las críticas de los sectores izquierdistas sino también de gran parte de la comunidad internacional (entre ellas de Margaret Thatcher, Primera Ministra británica conservadora y aliada política del Presidente de los EEUU Ronald Reagan).

El atentado al Capitolio por parte de la Unidad de Resistencia Armada provocó que, a partir de entonces, se extremaran las medidas de seguridad en Washington DC y sus edificios oficiales.

Se tardó casi cinco años en poder arrestar a seis miembros de la 'Armed Resistance Unit' y acusarles de haber cometido el atentado (varias de las miembros que participaron jamás pudieron ser localizadas) y tras realizarse el juicio, en 1990, tan solo tres integrantes de la organización fueron condenadas a ir a prisión y para 2001 ya estaban todas en libertad (dos de ellas tras recibir un indulto presidencial por parte de Bill Clinton, decisión que fue muy criticada en su momento).

Fuentes de consulta e imagen: senate.gov/ político.com/ smithsonianmag/ washingtonpost/ Wikimedia commons

Vídeo | Varios estudiantes salvan su vida durante un tiroteo tras detectar al asaltante con una sola palabra

Más historias que te pueden interesar:

El pacifista alemán que puso una bomba en el Capitolio de EEUU e intentó asesinar al hijo de JP Morgan

El Capitolio de Washington DC y las numerosas curiosidades que hay alrededor de ese histórico edificio

Andrew Jackson, el Presidente de los Estados Unidos que destrozó dos veces la Casa Blanca

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.