¿Cuándo debes tomar antibióticos y cuándo no?

HuffPost Global

Los médicos de cabecera revelan qué sucede cuando tomas antibióticos sin necesitarlos.

Carol Yepes vía Getty Images
Carol Yepes vía Getty Images

Muchos creen que la resistencia a los antibióticos es un problema que solo afectará a las próximas generaciones, pero en realidad se trata de un asunto preocupante que está ganando cada vez más terreno en el Reino Unido.

Se estima que en Inglaterra mueren cada año unas 5.000 personas debido a la ineficacia de los antibióticos para tratar algunas infecciones, y todo indica que esta cifra seguirá aumentando. Según Public Health England, los expertos predicen que dentro de 30 años la resistencia a los antibióticos matará a más personas que el cáncer y la diabetes juntos.

Se trata de un problema particularmente preocupante pues estamos atravesando una época en la que casi la mitad de los pacientes que sufren una bacteriemia por Escherichia coli en Inglaterra no responden al antibiótico que más se usa en los hospitales.

El doctor Kenny Livingstone, médico de cabecera del Servicio de Salud Nacional y fundador del servicio de atención domiciliaria bajo demanda ZoomDoc, le comentó al HuffPost del Reino Unido: “Los antibióticos que eran eficaces hace varios años ya no funcionan tan bien. Tal es el caso de las ITS: en el norte de Inglaterra existen algunas variedades de gonorrea que ya no responden a los antibióticos.

“Los especialistas en enfermedades infecciosas están analizando el asunto y se preguntan qué hacer. Es realmente preocupante, por lo que deberían ponerse en marcha campañas de advertencia”.

En este sentido, la educación sobre el uso de antibióticos es clave. Por eso, con el objetivo de ayudar al país a resolver este problema, les preguntamos a algunos médicos de cabecera qué enfermedades deberíamos tratar con antibióticos y cuáles no.

Qué enfermedades NO requieren el uso de antibióticos

“Los antibióticos solo funcionan con las infecciones bacterianas y, a pesar de la creencia popular, no deberían usarse para tratar infecciones virales como los resfriados o las infecciones del oído”, le explicó la doctora Clare Morrison, médico de cabecera en MedXpress, al HuffPost del Reino Unido.

“Esto se debe a que los resfriados y muchas otras infecciones del tracto respiratorio superior, así como algunas infecciones del oído, son causadas por virus, no por bacterias”.

Si sufres algunas de estas afecciones, no deberías consumir antibióticos:

  • Resfriado

  • Gripe

  • Tos

  • Fiebre/Temperatura elevada

  • Bronquitis

  • Algunas infecciones de oído

  • Dolor de garganta

La doctora Morrison agregó: “Si padeces una infección viral y tomas antibióticos, las bacterias ‘buenas’ que habitan en tu cuerpo, es decir, las que son beneficiosas y no provocan enfermedades, también se verán afectadas. Esto hará que las bacterias dañinas se vuelvan más resistentes y les ayudará a ocupar el lugar de las bacterias inofensivas”.

Qué enfermedades requieren el uso de antibióticos

  • Infecciones del tracto urinario

  • Faringitis estreptocócica

  • Neumonía

  • Sinusitis bacteriana

  • Infección bacteriana del oído

  • Infecciones pulmonar bacterianas

  • Celulitis e infecciones de la piel

Qué hacer después con los antibióticos

Si no terminaste el tratamiento con antibióticos y aún tienes algunos guardados en el armario de casa, el consejo es simple: deshazte de ellos.

Para no correr riesgos, el doctor Livingstone recomienda llevarlos a tu farmacia local, donde podrán eliminarlos de forma segura.

“Desafortunadamente, muchos medicamentos terminan en los contenedores, y de ahí pasan a la tierra, los ríos y el sistema de suministro de agua”, explicó. “Y no solo antibióticos. También sucede con la píldora anticonceptiva, ahora puedes detectar el estrógeno y las hormonas que contienen en el sistema de suministro de agua.

“Por eso es mejor que todos los medicamentos, incluidos los antibióticos, se devuelvan a la farmacia para eliminarlos de forma segura”.

Natasha Hinde