De un cuadro de hipotensión a una gastritis erosiva: qué dice el nuevo parte médico de Alberto Fernández

Conferencia de prensa del presidente Alberto Fernández en París.
Conferencia de prensa del presidente Alberto Fernández en París. - Créditos: @ESTEBAN COLLAZO

BALI (enviada especial).- Habían pasado 15 minutos de la 11 de la mañana hora local (medianoche argentina), cuando se encendieron todas las alarmas. Un parte de la Unidad Médica Presidencial informó que el presidente Alberto Fernández “padeció un episodio de hipotensión y mareos”. Agregaban que por ese motivo “se decidió realizar los estudios de diagnóstico de rigor a fin de preservar su salud y evitar complicaciones”. Todo sucedió minutos antes de que Fernández iniciara su presentación en la Cumbre del G-20, en esta isla a la que llegó después de un paso por París.

Cuatro horas después llegó el nuevo informe. Allí se consignó que, tras varios estudios, se determinó que el mandatario atraviesa “una gastritis erosiva con signos de sangrado, recibió el tratamiento médico adecuado encontrándose en buen estado de salud y reanudando sus actividades con control médico” .

Tras conocerse su descompensación y posterior traslado al Sanglah General Hospital de Bali, desde el entorno del mandatario repetían “bien” o “mejor”, ante las consultas sobre su estado de salud, pero evitaban dar mayores precisiones. Con el correr de las horas, las distintas voces consultadas, admitieron preocupación por cómo se sintió Fernández durante esas horas. “Estuvo muy pálido”, afirmó una persona que estuvo cerca suyo. “Fue un episodio complicado. Sangró mucho y eso le provocó la descompensación”, agregaron fuentes de la comitiva. “Le hicieron estudios y le dieron suero. Va a retomar con cuidado algunas actividades”, completaron.

Fernández se descompensó en la mañana, bajo un calor agobiante, cuando ya llevaba unos minutos en el The Apurva Kempinski, el imponente hotel en el que se realiza la Cumbre que reúne a 17 presidentes y tres cancilleres. Tras sentirse mal, el mandatario fue trasladado a Sanglah General Hospital de Bali, la institución en la que se le realizaron los distintos estudios y determinaron con exactitud el cuadro que atraviesa el Presidente.

En todo momento Fernández estuvo acompañado de su amigo y secretario general de presidencia, Julio Vitobello; de la portavoz Gabriela Cerruti; de Manuel Estigarribia, de la Unidad Médica; además de personal de la seguridad del mandatario y parte del equipo de ceremonial. También estuvo en todo momento el ministro de Salud de Indonesia.

Durante esas cuatro horas en las actividades de la Cumbre quien ocupó la silla argentina fue el canciller Santiago Cafiero. Lo primero que tuvo que hacer fue dar el discurso en el plenario de Seguridad Alimentaria y Energética; luego asistió al almuerzo de mandatarios y más tarde al de Salud.

En el atardecer de esta ciudad paradisíaca, Fernández dejó la institución médica y se trasladó nuevamente al The Apurva Kempinski para su bilateral con Xi Jinping.

Qué es la gastritis erosiva

La gastritis erosiva es un trastorno digestivo que afecta el revestimiento interno del estómago cuando sufre una inflamación y posterior desgaste. Cuando el mismo se va dañando, empiezan a aparecer los síntomas.

Qué es la hipotensión

La hipotensión, el problema de salud que afectó en un primer momento al presidente Alberto Fernández en Bali, es una condición que sucede cuando la presión sanguínea de una persona es mucho más baja de lo usual. Se trata de un problema que, por caso, también había afectado a Cristina Kirchner en 2011.

La hipotensión se suele manifestar a través de mareos, vértigo, debilidad, cansancio, y palidez. En estos casos, según los médicos, el cerebro y el resto del cuerpo humano no reciben “la suficiente sangre necesaria para funcionar normalmente”.

Según un comunicado de la Unidad Médica Médica Presidencial, el jefe de Estado “padeció un episodio de hipotensión y mareos”, razón que lo obligó a cancelar su discurso en el plenario inicial de la cumbre del G20. “Por tal motivo se decidió realizar los estudios de diagnóstico de rigor a fin de preservar su salud y evitar complicaciones”.

El jefe de la Unidad Metabólica de la Fundación Favaloro, Ramiro Sánchez, había explicado tiempo atrás, en diálogo con LA NACION, que la hipotensión ocurre “cuando la presión arterial durante y después de cada latido cardíaco es mucho más baja de lo usual”.