Cuadernos: piden la elevación a juicio a 26 testaferros de Muñoz

Diego Cabot

Una trama de sociedades que tuvieron como vértices al secretario de Néstor Kirchner,, a su esposa, Carolina Pochetti, y a una red 25 gestores y testaferros que es parte de al causa de los cuadernos de las coimas ya quedó lista para pasar a juicio oral.

El fiscal Carlos Stornelli firmó hoy un pedido de elevación a juicio para todos los integrantes de ese grupo entre los que se encuentra, a demás de Pochetti, su hermana, Alejandrina, y el excontador de los Kirchner, Víctor Manzanares.

En 220 páginas, el fiscal Stornelli describió gran parte del esquema que ese grupo se valió para comprar bienes en la Argentina y en el exterior con dinero que aportaba Muñoz. Ahora será el juez Marcelo Martínez de Giorgi,cargo del juzgado del fallecido, si eleva a juicio a estos 26 procesados.

El escrito detalla una trama mediante la que se compraron bienes en el país y se movió dinero en el extranjero. Dos cocheras en ca ciudad de Buenos Aires, varios departamentos y casas, inmuebles en Río Gallegos, en La Angostura y Mar del Plata, son algunos de los lugares donde llegó la enorme billetera de Muñoz.

Además, esos 26 testaferros estuvieron involucrados en la compra y posterior venta de los departamentos por 75 millones de dólares en Miami yNueva York que fueron liquidados para invertir en la paradisíaca isla Turks And Caicos.

"Finalmente, parte del producido de esa liquidación de la estructura existente en los Estados Unidos de América, concretada a partir del año 2016, fue reingresado al circuito bancario, más precisamente a cuentas del Banco Mercantil del Norte de Monterrey, Estados Unidos Mexicanos; del Citibank Limited de la Región Administrativa Especial Hong Kong, Territorio Autónomo de la República Popular China; de la "Banca Privada de Andorra" del Principado de Andorra, y en el Bank of America y el Florida Community Bank de los Estados Unidos de América, entre otras. Como parte de la reconducción de los activos ilícitos fuera de los Estados Unidos, se decidió constituir sociedades offshore en las Islas Turcas y Caicos, entre ellas Marble y Woodhaven, con el objetivo era invertir en la creación de un complejo hotelero en la isla", dice la resolución.

Esta descripción, con fechas, números de cuentas, montos, descripción de inmuebles se muestra con un asombroso detalle en cada una de las propiedades. Sucede que la prueba se recolectó durante años, además de que llegó gran parte de la evidencia de los Estados Unidos. Además, varios de los ahora procesados son arrepentidos, como Pochetti y Manzanares, entre otros. Fueron ellos los que aportaron los datos de la ruta del dinero.

Parte de la investigación sobre los bienes de Muñoz se centró en la compra de una red de farmacias en el Sur. "Llegado el momento de concretar el negocio, el señor Muñoz nos comunica que las acciones estarían a nombre de un tercero, lo cual fue un tema de discusión, pero cuando nos dijo que la participación accionaria estaría a nombre de Carolina Pochetti, aceptamos porque la conocíamos de hacía muchos años. Carolina había sido esposa de Guillermo Almaraz, amigo nuestro por haber sido Disc Jockey en una discoteca se llamaba "Gangster" propiedad de los Llaneza y mía. Además, la madre de Guillermo era íntima amiga de mi madre. Muñoz me entregó los tres millones de dólares en su oficina de la calle Rivera en esta ciudad, en varias entregas sucesivas, a lo largo de unos meses y siempre en efectivo", dijo Carlos Temístoclez Cortez, uno de los imputados.

En cuanto a cómo le entregaba el dinero Muñozen esas operaciones manifestó: "Me lo daba en fajos de 10.000 dólares, recuerdo que en muchas oportunidades faltaban. Recuerdo que venían los billetes con olor a humedad, y venían los fajos con sellos de distintos bancos, Galicia Francés, Macro, no puedo especificar uno en particular".