Cuánto costó la elección de EU y cuánto gastó Joe Biden por cada voto que obtuvo

Darragh Roche
·4  min de lectura

El exvicepresidente Joe Biden está en vías de haber gastado la mayor cantidad por voto ganado de cualquier candidato presidencial de la historia de Estados Unidos, en lo que ha sido la contienda presidencial más costosa en la historia de ese país.

El Centro de Política Responsiva, una organización caritativa exenta de impuestos de acuerdo con la sección 501(c)3 del título 26 del Código de Estados Unidos, y que dirige el sitio web de finanzas de campaña OpenSecrets.org, calcula que la elección costará 14,000 millones de dólares, y que los demócratas superaron en ello a los republicanos.

La campaña de Biden recaudó una cifra combinada de 1,380,583,483 dólares en este ciclo. Esa cifra incluye contribuciones al comité oficial de campaña, llamado Biden for President (Biden para Presidente), y grupos externos que hicieron campaña a favor del demócrata.

Hasta ahora, se han gastado 1,146,283,972 dólares de ese total, y es probable que la campaña de Biden consuma la mayor parte del remanente antes de que la Comisión Federal Electoral (FEC, por sus siglas en inglés) establezca un plazo para el informe posterior a la elección general, el próximo 3 de diciembre.

Lee más: ¿Presunto presidente Biden? Embajadora mexicana explica la traducción del mensaje sobre elecciones

Biden obtuvo 76,994,475 votos en todo el país, lo que significa que su campaña está en vías de haber gastado casi 18 dólares por voto.

Esto es más de lo que cualquier otro candidato había gastado, tanto en el gasto total como si se divide en el costo por votante.

El dinero se gastó de manera desproporcionada en costos de medios de comunicación, de acuerdo con un análisis realizado por OpenSecrets.org. Más de 80 por ciento de los fondos recaudados se utilizaron para pagar servicios de medios. Esta suele ser la parte más onerosa de los gastos en las campañas presidenciales, y el equipo de Biden invirtió mucho dinero en anuncios de televisión. La campaña de Trump gastó poco más de 66 por ciento en medios.

Los demás fondos de la campaña de Biden se gastaron en salarios, administración, actividades de recaudación de fondos, elementos inclasificables y otros, aunque solo se dispone de cifras completas hasta el 14 de octubre.

Entérate: Negociar con republicanos, el obstáculo de la agenda progresista de Biden

La recaudación de fondos combinada del presidente Donald Trump para 2020 fue de 863,552,249 dólares, y obtuvo 71,925,299 votos, lo que significa que la campaña está en vías de haber gastado menos de 12 dólares por voto si utilizan el resto del dinero disponible. Sin embargo, la campaña solo había gastado 809,029,495 dólares hasta el 14 de octubre.

En 2016, la ex Secretaria de Estado Hillary Clinton gastó 768,577,907 dólares y obtuvo 65,853,514 votos. Esta cantidad también equivalió a menos de 12 dólares por voto. El gasto de Clinton incluyó contribuciones a su comité de campaña y grupos externos. Esto significa que Biden habrá gastado 50 por ciento más por cada voto que la segunda campaña más costosa.

Los gastos combinados de Trump en 2016 fueron de 422,620,473 dólares y obtuvo 62,984,828 votos de los estadounidenses, con un costo de menos de siete dólares por voto. Esta cifra es menor que lo que gastó el anterior candidato republicano, el ahora senador Mitt Romney, en su fallido intento de desbancar al entonces presidente Barack Obama en 2012. En esa contienda, la campaña de Romney gastó alrededor de ocho dólares por voto.

Te puede interesar: Con Biden “no habrá vuelta atrás” en las relaciones de EU y China, dice analista de seguridad

Los gastos combinados de Obama en 2012 dieron como resultado 11 dólares por voto. Esto equivale aproximadamente al costo de su campaña exitosa de 2008, cuando los gastos del difunto senador John McCain fueron superados de manera importante. Cada voto que el candidato republicano ganó ese año costó alrededor de seis dólares.

En 2004, el entonces presidente George W. Bush estableció un récord de gastos de campaña cuando se postuló para la reelección. Sin embargo, la contienda terminó costándole cerca de seis dólares por voto. Ese récord fue superado rápidamente.

Los demócratas han gastado más que los republicanos en todas las elecciones recientes, pero el margen en 2020 es más significativo. El partido gastó casi 7,000 millones de dólares en todas las contienda de este ciclo, en comparación con los casi 4,000 millones de dólares gastados por los republicanos.

Las cifras finales de recaudación de fondos y de gastos de la campaña presidencial no estarán disponibles sino hasta diciembre, pero ya queda claro que la campaña de Biden habrá gastado más por cada voto ganado que cualquier campaña anterior.

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek