¿Cuándo volverá el Boeing 737 MAX a los cielos del mundo?

Juliette MICHEL
·4  min de lectura
Un Boeing 737 MAX en la fábrica de Renton, en el noroeste de EEUU
Un Boeing 737 MAX en la fábrica de Renton, en el noroeste de EEUU

La Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) autorizó el miércoles el regreso del Boeing 737 MAX, pero pasarán algunas semanas antes de que la aeronave vuelva a estar en servicio y muchos meses antes de que la compañía supere una crisis agravada por la actual pandemia de coronavirus.

- ¿Cuándo volverá a volar el 737 MAX?

El anuncio de la FAA pone oficialmente fin a 20 meses de inmovilización del aparato en Estados Unidos.

Pero las compañías aéreas que ya cuentan con 737 MAX en su flota deben realizar los cambios que exige la FAA: actualizar varios programas operativos y el reposicionamiento de algunos cables.

Asimismo, tienen que formar a sus pilotos en el nuevo sistema, que debe ser validado por el regulador. Está previsto un pasaje obligatorio por un simulador -actualmente solo hay unos cincuenta en el mundo- que a su vez estará sometido a rigurosos protocolos debido a la pandemia.

La compañía American Airlines ya anunció su intención de incluir al 737 MAX en su grilla, con un vuelo el 29 de diciembre para un trayecto entre Miami y Nueva York.

Southwest, la aerolínea que opera la mayor cantidad de MAX en el mundo, dijo que probablemente incluirá el modelo en su grilla en el segundo trimestre de 2021, luego del entrenamiento previo de unos 9.000 pilotos.

A su vez, United Airlines anunció que lo hará "en algún momento del año que viene".

En otras partes del mundo, dependerá de las respectivas autoridades de aviación decidir el retorno del 737 MAX.

Transport Canada y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ya realizaron sus propios vuelos de prueba en el 737 MAX.

La agencia canadiense dijo que "muy pronto" completará su propio proceso de validación y que solicitará "procedimientos adicionales en la cabina y previos al vuelo, así como agregados en el entrenamiento".

La EASA, por su parte, debería dar oficialmente luz verde a finales de 2020 o principios de 2021.

- ¿Regreso a la normalidad? -

Boeing tiene 450 aviones en stock listos para ser entregados a los clientes, algunos de los cuales esperan desde hace más de 20 meses, en condiciones no necesariamente óptimas.

Pero no se trata solamente de abrir las puertas para ventilar y aspirar, también deben realizarse los cambios exigidos por la FAA.

La compañía también tendrá que cambiar por completo la configuración interior de ciertos aviones preparados para clientes que hayan cancelado sus pedidos.

Los funcionarios de la FAA realizarán personalmente una revisión de cada uno de estos aparatos antes de emitir los certificados de navegabilidad y los certificados de exportación.

Boeing espera poder entregar la mitad de sus aviones en stock para fines de 2021 y "la mayoría de los restantes" en 2022.

- ¿Horizonte despejado?

Además de los problemas directamente relacionados con los trágicos accidentes de Lion Air (octubre de 2018) y Ethiopian Airlines (marzo de 2019) que dejaron 346 muertos, Boeing debe hacer frente a las consecuencias de la pandemia en el tráfico aéreo, que se ha reducido drásticamente.

Es difícil determinar si las 555 cancelaciones de pedidos sufridas por Boeing entre marzo de 2019 y octubre de 2020 están más relacionadas con la inmovilización prolongada del 737 MAX o con las dificultades financieras de los clientes.

Boeing, que abrió su cartera de pedidos en 2011 y entregó su primer avión en 2017, todavía tiene 3.320 aviones por entregar. La pregunta ahora es cuántos más se pedirán.

Sin duda, Boeing querrá retrasar la presentación de un nuevo avión tanto como sea posible para no alentar a los clientes potenciales a renunciar a los pedidos del 737 MAX y todos los servicios asociados con él, consideró Ken Herbert, de Canaccord Genuity.

Pero sus ingenieros, sus proveedores y el fabricante no pueden posponer este momento indefinidamente debido a la competencia.

"El regreso del MAX al servicio y la llegada de una vacuna (contra el covid-19) ciertamente ayudarán, pero el grupo se ha endeudado tanto que actualmente no tiene dinero para invertir realmente en nuevos productos, en momentos en que está perdiendo su cuota de mercado frente a Airbus y en que sus aviones más grandes 777X y 787 están bajo presión debido a la caída de los viajes internacionales", agregó.

jum/lo/pcm/yow/llu