La cruda revelación en el caso que divide a EEUU: "mató a dos personas y se alejó como un héroe de western"

·7  min de lectura
Kyle Rittenhouse disparó contra tres personas en Kenosha, Wisconsin, el 25 de agosto de 2020, en medio de una noche de protestas y mató a dos personas e hirió a una tercera (Adam Rogan/The Journal Times vía AP, Archivo)
Kyle Rittenhouse disparó contra tres personas en Kenosha, Wisconsin, el 25 de agosto de 2020, en medio de una noche de protestas y mató a dos personas e hirió a una tercera (Adam Rogan/The Journal Times vía AP, Archivo)

La noche del 25 de agosto de 2020, la ciudad de Kenosha, en el estado de Wisconsin, Estados Unidos, estaba convulsionada. Un gran número de personas había salido a la calle a protestar por el ataque a balazos de un policía blanco contra un hombre negro, ocurrido unos días atrás. En ese contexto, Kyle Rittenhouse, un joven blanco de 17 años, llegó a las calles de esa localidad desde un pueblo cercano con un fusil semiautomático con el que mató a dos personas e hirió a una tercera.

En estos días se está desarrollando el juicio contra Rittenhouse en Wisconsin por este hecho. Luego de los testimonios de 22 testigos, del fiscal, la defensa y el propio acusado, el jurado delibera sobre el caso. Se trata de poder determinar si el joven tuvo una conducta criminal y cometió un doble homicidio o bien si actuó en lo que sus abogados insisten que fue “defensa propia”.

Este jueves, el jurado integrado por 12 personas, ingresó en su tercer día de deliberación. El caso tiene en vilo a la opinión pública de los Estados Unidos, ya que en él se mezclan varias cuestiones que atraviesan a la sociedad como el racismo, el uso de armas, el derecho a la autodefensa y la proliferación de patrullas ciudadanas.

Antes de tomar su decisión, los miembros del jurado deberán poner en la balanza lo que surge de la multiplicidad de videos que muestran lo que ocurrió esa noche de disturbios, la opinión de la defensa (que dice que Rittenhouse fue atacado por “un demente”) y la cruda revelación realizada por el fiscal del caso, que señaló que, luego del tiroteo que terminó en la muerte de dos ciudadanos, el joven se retiró caminando “como un héroe en una película de vaqueros”.

Kyle Rittenhouse mira hacia atrás durante un descanso en su juicio en la corte del condado de Kenosha, Wisconsin, EEUU, 15 de noviembre de 2021. (Sean Krajacic/The Kenosha News via AP, Pool)
Kyle Rittenhouse mira hacia atrás durante un descanso en su juicio en la corte del condado de Kenosha, Wisconsin, EEUU, 15 de noviembre de 2021. (Sean Krajacic/The Kenosha News via AP, Pool)

La noche de los disparos

La noche en que Rittenhouse acribilló con su arma a dos personas, Kenosha era un infierno. Días atrás, un policía blanco había disparado durante una detención siete balazos a Jacob Blake, un hombre afroamericano de 29 años, que quedó parapléjico luego del ataque. Eso había generado una seguidilla de protestas y episodios violentos en la ciudad.

Rittenhouse vive en la ciudad de Antioch, en Illinois, a unos 33 kilómetros de Kenosha, pero esa noche decidió ir a esta última localidad para “impedir” que los manifestantes vandalizaran las casas de los vecinos. Así fue que el joven tomó un botiquín, un rifle tipo AR-15 y se dirigió a Kenosha, para unirse a otras personas armadas del lugar, según informa el sitio de CNN en español.

Ante de dispararles a los manifestantes en Wisconsin, Kyle Rittenhouse fue entrevistado por un portal de noticias
Poco antes de dispararles a los manifestantes en Wisconsin, Kyle Rittenhouse fue entrevistado por un portal de noticias (Twitter/)

Entonces fue cuando Rittenhouse disparó con su rifle y mató a Joseph Rosenbaum, de 36 años, y a Anthony Huber, de 26, e hirió a Gaige Grosskreutz, que tiene hoy 28 años. Según la reconstrucción del hecho y los videos presentados en el juicio, el joven disparó mortalmente a Rosenbaun mientras este lo perseguía y le lanzaba una bolsa, antes de intentar huir. Luego de esto, una multitud de personas persiguió al adolescente aparentemente para desarmarlo. Entonces él disparó contra otro hombre y luego hirió de muerte a Huber, quien lo habría golpeado con un monopatín. Luego, el adolescente hirió a Grosskreutz que estaba armado con una pistola.

La acusación que pesa sobre Rittenhouse por esos hechos es de cinco cargos graves: homicidio doloso en primer grado, homicidio imprudente en primer grado, intento de homicidio doloso en primer grado y dos cargos por poner en peligro la seguridad en primer grado, señala CNN. Si el jurado decide condenarlo por el más grave de los cargos, el joven puede sufrir una pena de cadena perpetua.

“Se alejó como un héroe de western, sin importarle lo que hizo”

Bajo la rigurosa mirada del juez Bruce Schroeder, el juicio contra Kyle Rittennhouse se desarrolló durante las últimas dos semanas. El propio joven se sentó a declarar sobre lo que había sucedido y señaló que efectuó los disparos para defender su vida. “No hice nada. Me defendí -señaló el adolescente, que hoy tiene 18 años-. No quise haber tenido que disparar”. Para sumar dramatismo al proceso, Rittenhouse interrumpió su testimonio entre llantos y el juez debió hacer que la corte pasara a un cuarto intermedio.

A su turno, el abogado de la defensa, Mark Richards, aseguró que los disparos ocurrieron después de que el joven fue emboscado por una “persona demente” esa noche. El acusado tuvo miedo de que le fueran a arrebatar el arma y la utilizaran para matarlo, señaló el letrado. Remarcó en este sentido que Rittenhouse actuó en defensa propia.

Kyle Riddenhouse se puso a llorar cuando contaba los hechos de la noche en que ultimó a dos manifestantes en Kenosha, Wisconsin
Kyle Riddenhouse se puso a llorar cuando contaba los hechos de la noche en que ultimó a dos manifestantes en Kenosha, Wisconsin (Captura CNN/)

En su alegato final, Thomas Binger, el fiscal del caso, aseguró que el joven, que fue cadete juvenil de la policía, era un “imitador de soldado” y que esa noche “andaba buscando problemas”. El fiscal mostró al jurado un video grabado desde un dron en el que se veía a Rittenhouse apuntando con su fusil Ar-15 hacia los manifestantes en Kenosha.

Esta es la provocación. Esto es lo que da inicio a este incidente. Pierdes el derecho a defenderte cuando eres el que trajo el arma, cuando eres el que está causando el peligro, cuando sos el que está provocando a otras personas”, dijo Binger al jurado. Para rematar su testimonio, el principal acusador de Rittenhouse señaló que el joven, cuando todo finalizó, se alejó caminando “como un héroe de película de vaqueros, sin que le importar en lo más mínimo lo que acababa de hacer”.

“Creo que también podemos estar de acuerdo en que no deberíamos tener jóvenes de 17 años corriendo por nuestras calles con una AR-15, porque esto es exactamente lo que sucede”, agregó Binger.

Ahora, se espera que en estos días el jurado emita su veredicto sobre la culpabilidad o inocencia del joven en los cargos de los que se lo acusa. El lunes pasado, en tanto, el juez Schroeder desestimó condenar también a Rittenhouse por el delito menor de posesión de arma siendo menor de 18 años. El magistrado respondía de este modo a una moción realizada por la defensa para que esa acusación fuera descartada.

El debate que abrió el caso Rittenhouse

El caso Rittenhouse abrió en los Estados Unidos un debate que en realidad nunca se había cerrado: el uso de armas por ciudadanos civiles, especialmente en las protestas como las de Kenosha. En el caso del adolescente que disparó con su fusil, algunos piensan que se trata de un patriota defensor de la ciudad que podía ser destruida por la inacción policial y otros ven a un joven irresponsable que estaba excitado por blandir un arma de fuego, o simplemente una persona en busca de problemas o de alguien a quien disparar.

El fiscal del caso, Thomas Binger, con el arma utilizada por Kyle Rittenhouse en Kenosha
El fiscal del caso, Thomas Binger, con el arma utilizada por Kyle Rittenhouse en Kenosha (CNN/)

Además, si bien las víctimas del joven son blancas, al igual que él, su actitud para muchos tiene que ver con el movimiento existente en los Estados Unidos de los “supremacistas blancos”, más teniendo en cuenta que la protesta en la que intervino el joven se desarrolló en respuesta a un conflicto básicamente racial.

De hecho, en las puertas del juzgado donde se desarrolla el proceso judicial contra Rittenhouse, se juntaron personas a favor del adolescente, que fueron definidos como supremacistas blancos por las personas que también manifestaron por la aplicación de una pena severa al autor de los disparos que terminaron con la vida de dos hombres.

Y también hay cuestionamientos porque la mayoría de los jurados que deben definir el destino de Rittenhouse parece ser de mayoría blanca. A los candidatos a jurado no se les pidió que mencionaran su raza durante el proceso de selección, y el tribunal no proporcionó un desglose racial.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Exoneración "agridulce" de dos condenados por el asesinato de Malcolm X

Con información de AP y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.