Crucero Hamburg: las dudas que despiertan las primeras doce horas y media del arribo del buque al país

Tomás Cuesta
Tomás Cuesta

Dos horas después de que las autoridades sanitarias del país anunciaran el viernes pasado “la suspensión del transporte aéreo y marítimo directo” de África y “el aislamiento de toda persona que haya estado allí en los últimos 14 días”, llegó al puerto de Buenos Aires un crucero proveniente de Cabo Verde con un caso positivo de Covid-19 a bordo. Ni las fuentes oficiales o comerciales consultadas pudieron hoy dar precisiones sobre los movimientos de los pasajeros y la tripulación durante las primeras doce horas y cuarenta y cinco minutos. Todos los relatos coincidieron en comenzar recién desde el sábado a la mañana.

Compras y shows de tango: qué hicieron en la ciudad los turistas del crucero que llegó de Cabo Verde

El viernes a las 19.30, cuando arribó el buque, inspectores de Sanidad de Fronteras que, según una de esas fuentes, confundieron la ubicación geográfica del último puerto en el que había hecho una escala el MS Hamburg, liberaron el ascenso del resto de las autoridades locales y el descenso de los pasajeros . Al conocerse recién hoy el incidente, las versiones de las partes intervinientes sobre este error iban aportando más confusión y generaban dudas sobre el rigor de los controles en los puntos de ingreso al país.

“La información difundida sobre el crucero Hamburg es falsa”, sostuvo hoy la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, a través de su cuenta de Twitter pasadas las 14. “El buque dio aviso de un caso positivo, se programó un operativo y se realizaron más de 300 PCR en 24 horas. Todas fueron negativas, incluida la del caso [positivo], quien continúa aislado junto a sus contactos estrechos.”

Según se pudo reconstruir, el crucero había partido de la isla de Tenerife (España) el 11 de este mes con 170 pasajeros, la mayoría de nacionalidad alemana. Navegó hasta la ciudad portuaria de Mindelo, en Cabo Verde, por una parada técnica. Hubo pasajeros que aprovecharon el tiempo para hacer un recorrido turístico durante por lo menos dos horas. El 15 pasado, el buque siguió viaje a Buenos Aires. Llegó el viernes 26.

Hacía tres días que la compañía había notificado a las autoridades sanitarias argentinas que había un pasajero con síntomas sospechosos de Covid-19, lo que hoy fue confirmado por el Ministerio de Salud de la Nación. “El día 17 de noviembre, el libro médico del buque Hamburg reportó un pasajero con síntomas compatibles con Covid-19, que fue inmediatamente aislado pese a dar resultado negativo su test de antígeno –se indicó–. El pasajero había abordado la embarcación en Tenerife el 11 de noviembre.” Un segundo test en altamar volvió a dar negativo.

“El día 22 de noviembre se le hace una prueba por PCR al pasajero con síntomas con resultado positivo –continuó el detalle oficial–. Se identificaron sus contactos estrechos para que también hicieran el correspondiente aislamiento. El 23 de noviembre, la agencia naviera dio aviso a la Dirección de Sanidad de Fronteras de la existencia del caso.”

Ómicron: qué es lo que más preocupa a los infectólogos de la nueva variante y cómo aconsejan cuidarse

Certificado

Ya con el crucero en el puerto metropolitano el viernes pasado, dos horas después de la conferencia de prensa que dio Vizzotti tras la reunión de los ministros de Salud del país en el Consejo Federal de Salud (Cofesa), la Dirección de Sanidad de Fronteras emitió el certificado sanitario (Libre Plática). “Es el primer trámite para que una vez liberado el buque por la autoridad sanitaria puedan subir el resto de las autoridades y bajar los pasajeros –explicaron a este medio testigos del procedimiento–. Al confundir el lugar de origen como una zona de bajo riesgo, le dieron la liberación. Al darse cuenta del error [el sábado alrededor de las 8], modificaron la decisión.”

Recién entonces, de acuerdo con el relato del Ministerio de Salud, se les tomó la temperatura a las casi 400 personas del crucero, entre la tripulación y los pasajeros, y se les hizo un test de antígenos con “resultados negativo en todos, salvo al pasajero afectado previamente, que da positivo”. También se controló la vacunación antiCovid y se entrevistó al pasajero infectado y los contactos. “Se tomó conocimiento que ambos [incluido un contacto] estuvieron realizando excursiones en Cabo Verde durante dos horas, en burbuja, al aire libre, con barbijo y sin interactuar con ningún residente”, enfatizaron desde Salud.

El domingo, los resultados de las pruebas por PCR a las muestras tomadas el día anterior “dieron negativo para todos los que estaban a bordo, incluido el pasajero afectado”. Ese control estuvo a cargo de un laboratorio privado contratado por las autoridades sanitarias, según indicó Julio Delfino, presidente del Centro de Navegación, que representa a las agencias navieras. No se trató de la firma Stamboulian, que a mediados de mayo pasado asumió al frente de los centros de testeo para Covid-19 del aeropuerto internacional de Ezeiza y el aeroparque Jorge Newbery. Tampoco intervinieron los laboratorios de los hospitales Muñiz y Gutiérrez a través del Ministerio de Salud porteño, ni se pudo determinar si lo hizo el laboratorio nacional de referencia de Anlis Malbrán.

Recorrido

A pesar del nuevo negativo del pasajero con Covid, de acuerdo con la información oficial, se dispuso que mantuviera el aislamiento y, también, sus contactos estrechos. Recién entonces, se emitió un nuevo certificado sanitario y se liberó el ascenso y descenso del buque. A las 19 de hoy, el buque siguió su nuevo itinerario hacia Puerto Madryn tras la demora en Buenos Aires.

“Nadie tiene miedo porque todos dimos negativo en el testeo”, dijo hoy a este medio un joven de Polonia al volver al crucero de un paseo por la ciudad. Sostuvo, a la vez, que en el barco existe un sistema de burbujas. Minutos después, iban ingresando otros pasajeros, en su mayoría alemanes. Los que aceptaron detenerse coincidieron en que el fin de semana pudieron ir a ver espectáculos de tango, comprar regalos y visitar “zonas turísticas” porteñas. Una pasajera relató que durante el trayecto del crucero le habían hecho cinco tests para Covid y que, en Buenos Aires, todos durmieron a bordo.

Fuentes porteñas aclararon hoy que el crucero tenía previsto, de acuerdo con el itinerario inicial, partir alrededor de las 17 hacia Montevideo. Había trascendido que Uruguay no había autorizado la escala previa a Buenos Aires. Sin embargo, fuentes de la autoridad portuaria de ese país señalaron a LA NACIÓN: “El crucero no viene a Montevideo y sigue al sur. Después de Buenos Aires tenía previsto pasar por Uruguay pero se canceló la escala”. La empresa naviera, en comunicación con la Gerencia de Operaciones de la Administración Nacional de Puertos del Uruguay, lo atribuyó a la demora en Buenos Aires por los hisopados y “por tener que salir a buscar la gente por la ciudad”.

“Enorme pérdida”

Tampoco el MS Hamburg haría puerto en Mar del Plata, como estaba previsto. El buque había estado en esa ciudad costera con 334 pasajeros en febrero del año pasado, un mes antes de que arrancara la cuarentena por la pandemia. Como aquella vez, amarraría en un muelle interior del puerto local destinado a portacontenedores porque la terminal para buques de pasajeros, construida hace más de una década, todavía no se pudo estrenar por falta de dragado en ese sector.

Pero esa nueva recalada marplatense esta vez naufragó en la burocracia. La gestión ante el Estado nacional de la certificación de “corredor seguro” no llegó a tiempo y, a mediados de la semana pasada, ante esta situación, la naviera que opera el recorrido resolvió derivarlo al puerto de Buenos Aires. ”Fue una enorme pérdida”, admitió Laura Pareta, de Dynamic Viajes, la agencia local que tenía contratados ómnibus, intérpretes, guías y otros servicios para los pasajeros.

La última chance que se barajó fue que llegara desde Buenos Aires como trayecto de cabotaje, controlado antes en ese puerto. Finalmente, se cambió la ruta: zarpó hacia Puerto Madryn y Ushuaia para cruzar por el Estrecho de Magallanes hacia Chile para llegar hasta Valparaíso y repetir ese itinerario durante el verano. A Mar del Plata, de acuerdo con la naviera, volverá el año próximo.

Con la colaboración de Darío Palavecino, Nelson Fernández y Manuel Casado

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.