Crucero Cop26 se ve obligado a funcionar con combustibles fósiles a pesar de poder utilizar energía limpia

·4  min de lectura

Un crucero que acogerá a más de 3 mil asistentes y trabajadores de la Cop26 en Glasgow tendrá que funcionar con combustibles fósiles, a pesar de estar equipado para utilizar energía limpia en tierra.

El MS Silja Europa es uno de los dos buques que ha adquirido el Gobierno ante la falta de alojamiento en Glasgow con vistas a la Cop26. Se espera que más de 25 mil personas asistan a la cumbre del clima.

Los sistemas de energía en tierra permiten a los buques recibir electricidad de tierra mientras están atracados, lo que les permite apagar sus motores auxiliares.

Sin embargo, el puerto que alberga el barco, como la mayoría de los puertos del Reino Unido, no dispone de capacidades de energía en tierra adecuadas para buques medianos o grandes.

Si se alimenta con energía verde, la energía en tierra permite un importante ahorro de emisiones de dióxido de carbono (CO2), óxido de nitrógeno (NOx) y partículas (PM10).

La revelación se produce en el momento en que el Reino Unido recibe a los delegados de la cumbre del clima de Cop26, donde el Gobierno intentará, entre otras cosas, convencer a las naciones de que reduzcan sus emisiones marítimas.

El propietario de los buques, Tallink Grupp, prevé que cada uno de sus barcos reduzca sus emisiones de CO2 en 100 toneladas al mes cuando puedan cambiar a la energía de tierra mientras estén en el puerto. La empresa, con sede en Estonia, ha gastado más de 4.2 millones de euros desde 2017 para equipar cinco de sus buques con sistemas de energía en tierra.

Los buques pueden utilizar la energía en tierra a diario cuando operan en el Báltico gracias al fuerte apoyo y la rápida adopción de la tecnología en el Mar Báltico por parte de las autoridades gubernamentales y portuarias.

Leer más: Sainsbury’s adelanta su compromiso de cero emisiones a 2035 antes de la cumbre de Cop26

En los últimos años ha aumentado la preocupación por el nivel de contaminación en los puertos causado por los buques que funcionan con motores auxiliares. En el Reino Unido, las emisiones en el muelle representaron aproximadamente el 16% de las emisiones de carbono de los buques, el 13% de los NOx y el 11% de las PM10 en 2018. En 2016, la empresa de energía Schneider Electric estimó que el 1.3% de todas las emisiones de óxido de nitrógeno del Reino Unido provenían de los buques atracados.

Los humos tóxicos de los barcos se han relacionado con miles de muertes en el Reino Unido. En 2019, el Consejo Internacional de Transporte Limpio mostró que Gran Bretaña ocupaba el cuarto lugar por el número total de personas que mueren prematuramente debido a los humos del transporte marítimo.

Matt Loxham, un toxicólogo de la contaminación del aire en la Universidad de Southampton, dijo que “la investigación ha demostrado que las emisiones de partículas (PM) de los buques contribuyen a la contaminación del aire en los puertos y las áreas circundantes.”

Y añadió que: “la tecnología de energía en tierra, que permite a los buques atracados satisfacer sus necesidades de energía utilizando electricidad generada a partir de fuentes limpias, en lugar de hacer funcionar sus motores auxiliares alimentados con gasóleo o fuel, tiene el potencial de mitigar los impactos adversos sobre la calidad del aire”.

Schneider Electric calcula que si todos los puertos del Reino Unido utilizaran energía limpia en tierra, se podrían ahorrar hasta 402 millones de libras en impactos sanitarios y medioambientales evitados.

En parte debido a la falta de financiación, los sistemas de energía en tierra capaces de suministrar electricidad a buques de tamaño medio y grande son escasos en el Reino Unido.

En 2019, el Consejo de las Islas Orcadas dio a conocer un proyecto para suministrar energía eléctrica limpia producida localmente al ferry MV Hamnavoe NorthLink mientras está atracado en Stromness. Se cree que es la primera conexión en tierra de un gran barco comercial en el Reino Unido.

El gabinete del Ayuntamiento de Portsmouth también aprobó recientemente una estrategia de suministro de energía en tierra en el Puerto Internacional de Portsmouth, que permitirá a los barcos visitantes apagar sus motores mientras estén atracados.

Sin embargo, en un informe de 2020, la BPA insiste en que: “Tal y como están las cosas, los puertos se enfrentan a una ardua lucha a la hora de considerar el suministro de energía en tierra y a las tarifas e inversiones prohibitivas y punitivas para hacerlo realidad”. Además, subraya que la energía en tierra “no es actualmente viable sin el apoyo del gobierno”, y pide la creación de un fondo marítimo verde.

En su plan de descarbonización del transporte para 2021, el Gobierno reconoció que: “la energía en tierra tiene un papel que desempeñar en la reducción inmediata de las emisiones de los buques que visitan los puertos”. El gobierno reconoció que existían importantes obstáculos para los puertos que deseaban desplegar sistemas de energía en tierra, en particular, el coste de la infraestructura.

El Gobierno se ha comprometido a consultar durante el invierno cómo “puede apoyar un mayor despliegue de la energía en tierra, incluyendo la consideración de intervenciones reguladoras, tanto para los buques como para los puertos, que podrían impulsar el despliegue” de la tecnología.

Relacionados

Xi Jinping participará en la COP26 a través de una videollamada

Papa a COP26: no pierdan la oportunidad de salvar el planeta

¿Cuáles son las cuestiones más importantes de la COP26?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.