Cruce en la Celac: el desafío de Nicolás Maduro a Lacalle Pou tras una fuerte crítica a la democracia en Venezuela

·5  min de lectura
Nicolás Maduro toma la palabra durante la cumbre de la Celac
HANDOUT

MEXICO.- La sorpresiva llegada del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que comenzó hoy en México desvió por momentos el foco del debate hacia el estado de la democracia en su país, tema que lo llevó a cruzarse con los presidentes de Uruguay, Luis Lacalle Pou, y de Paraguay, Mario Abdo Benítez.

“Mi presencia en esta cumbre en ningún sentido o circunstancia representa un reconocimiento al gobierno de Nicolás Maduro. Es de caballeros decirlo de frente”, dijo primero Benítez durante su intervención, ante la llegada del mandatario bolivariano a México anoche.

Más tarde, a su turno, el presidente uruguayo también incluyó la crisis en Venezuela en su discurso. “Compartimos la autodeterminación y la no intervención, pero uno de los elementos que impulsa la Celac es la democracia y la democracia es el mejor sistema que tienen los individuos para ser libres. Y por eso participar de este foro no significa ser complaciente”, dijo Lacalle Pou.

Cambios de gabinete: cómo reflejaron los medios del mundo la interna en el Gobierno

“Cuando uno ve que en determinados países no hay una democracia plena, cuando no se respeta la separación de poderes, cuando desde el poder se usa el aparato represor para callar las protestas, cuando se encarcelan opositores, cuando no se respetan los derechos humanos, nosotros en voz tranquila pero firme debemos decir con preocupación que vemos gravemente lo que ocurre en Cuba, en Nicaragua y en Venezuela”, señaló en la cumbre.

El siguiente orador era, justamente, Nicolás Maduro, quien no dejó pasar las críticas hacia su gobierno.

“Nosotros creemos profundamente en el diálogo de diversos, y yo le digo al presidente de Paraguay: ponga usted la fecha, el lugar y la hora para un debate sobre democracia… en Paraguay, en Venezuela y en América Latina, y estamos listos para darlo. O lo digo un poco más, si me permiten la pasión: ponga usted, presidente Lacalle, la fecha, el lugar, para un debate. O ponga usted, presidente López Obrador, que Venezuela está lista para debatir de democracia, de libertades, de resistencia, de revolución y de lo que haya que debatir, de neoliberalismo. De cara a los pueblos, de transmisión en vivo y en directo, en privado, como ustedes quieran, con respeto, sin exclusiones”, expresó Maduro.

Más tarde, llamó a “pasar la página del divisionismo que se insertó en América Latina, del acoso a la revolución bolivariana y ahora al acoso incesante a la revolución cubana y la nicaragüense”. “Ese no es el camino. Tendríamos suficientes piedras que tirar contra algunos de ustedes, pero no vinimos a tirar piedras, vinimos a tender la mano para el trabajo y para la unión en los grandes aconteceres”, manifestó y luego, en línea con la propuesta de México, pidió por una “nueva institucionalidad” de la Celac.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, también le respondió a Lacalle Pou. “Escuche usted a su pueblo que recogió más de 700.000 firmas contra su paquetazo neoliberal”, le dijo en una intervención, y generó una reacción del uruguayo: “El presidente de Cuba utiliza argumentos de mi nación que no comparto y no son ciertos. Sí hay algo que es cierto: en mi país, por suerte, la oposición puede juntar firmas y tiene resortes democráticos para quejarse. Esa es la gran diferencia con el régimen cubano”, lanzó el mandatario del Partido Nacional. A continuación, citó un fragmento del tema “Patria y vida”, el “himno” de la oposición cuba: “Que no siga corriendo la sangre, por querer pensar diferente, ¿quién les dijo que Cuba es de ustedes? Si Cuba es de toda mi gente”.

“Parece que el presidente Lacalle tiene muy mal gusto musical -respondió el líder castrista-. Esa canción es una mentira y una construcción de algunos artistas en contra de la revolución cubana”,

Sorpresiva llegada

Aunque había dicho que no iría y que enviaría en su lugar a su vicepresidenta, Delcy Rodríguez, Maduro llegó anoche a México en un inusual viaje al extranjero y el primero de carácter oficial desde que la justicia estadounidense lo acusó de “narcoterrorismo”, tráfico de drogas, posesión de armas, entre otros, en marzo de 2020 y ofreció 15 millones de dólares por su captura.

“¡Aterrizando en México! (...) Venimos con la verdad de Venezuela, Bolívar, Chávez y los Libertadores. La Unión está por encima de las diferencias. ¡Por la unión todo, sin ella nada!”, tuiteó a su arribo el mandatario venezolano, quien viajó con su esposa, Cilia Flores, y su hijo Nicolás Maduro Guerra.

En la cumbre participan 18 jefes de Estado, una vicepresidenta, y más de una docena de cancilleres.

El presidente Alberto Fernández canceló su presencia a último momento por la crisis dentro del Gobierno, que derivó anoche en el anuncio de cambios en el gabinete. Uno de los ministros salientes es justamente el canciller, Felipe Solá, que estaba en México para participar de la cumbre.

El caso “Gabby” Petito: buscan a Brian Laundrie, el novio de la joven desaparecida en Estados Unidos

Brasil, que fue uno de los fundadores del bloque, es otro de los grandes ausentes del encuentro. Desde el año pasado el mandatario Jair Bolsonaro anunció el retiro del gigante latinoamericano de la Celac por considerar que “daba protagonismo a regímenes no democráticos”.

Agencias AFP, AP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.