Croacia se estrena en presidencia rotatoria de la Unión Europea

Inder Bugarin, corresponsal

BRUSELAS, Bélgica, diciembre 31 (EL UNIVERSAL).- El socio más joven del club comunitario, Croacia, se estrena este 1 de enero al frente de la Presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea. Zagreb hereda la estafeta del bloque de manos de Finlandia, para luego transferirla, el 1 de julio, a Alemania, socio fundador y motor del proyecto de construcción europea.

El miembro del mar Adriático, asumirá el timón de Europa en plena campaña electoral.

El próximo 5 de enero, los croatas tendrán que elegir en una segunda vuelta entre la actual presidenta, la conservadora Kolinda Grabar-Kitarovic, y el exprimer ministro socialdemócrata, Zoran Milanovic.

Si bien el papel de presidente en Croacia es en gran medida ceremonial, conservar el cargo es fundamental para el partido gobernante, la Unión Demócrata, encabezada por el primer ministro Andrej Plenkovic.

El presidente no puede vetar leyes, pero representa al país en el exterior, una función fundamental cuando se tiene el cargo de la presidencia semestral europea.

Además, lo que más necesita Bruselas en este momento es una presidencia del Consejo en armonía y sin conflictos políticos domésticos, pues entre sus encargos inmediatos está supervisar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), prevista para el 31 de enero, y el comienzo de las conversaciones posteriores al Brexit.

Una de las prioridades del semestre croata será tratar de resucitar las expectativas de adhesión de los países de la turbulenta región los Balcanes.

La crisis financiera y migratoria, el avance de los partidos de ultra derecha y el voto a favor del Brexit, prácticamente pusieron freno al proceso para integrar a las pobres naciones de la ex Yugoslavia en la familia comunitaria.

De los seis potenciales candidatos en la región, solo han iniciado conversaciones Montenegro y Serbia; Albania y Macedonia del Norte están en lista de espera, en tanto que para Bosnia-Herzegovina y Kosovo, el título de aspirante es sólo una promesa. Pero incluso con los más "avanzados", el proceso lejos está de finalizar.

Las conversaciones con Montenegro iniciaron en junio de 2012, pero a la fecha, las partes solo han cerrado provisionalmente tres de los 34 capítulos a negociar.

En el caso serbio el proceso va aún más lento.

En enero de 2014 tuvo lugar la primera Conferencia Intergubernamental y hasta el día de hoy solo han concluido el apartado relacionado a ciencia y tecnología.

En mayo la capital croata acogerá una cumbre clave para tratar de mantener la puerta abierta de la UE a los Balcanes.

Según adelantó el premier Plenkovic, durante los próximos seis meses habrá particular interés en temas como la conectividad la lucha contra el financiamiento del terrorismo la política común de asilo y el combate a amenazas hibridas y cibernéticas. Para el Ministro de Exteriores croata, Gordan Grlic Radma la presidencia será un evento histórico para su país, así como contribuirá a impulsar la influencia y visibilidad de Croacia en las relaciones internacionales.

Croacia es socio comunitario de pleno derecho desde el 1 de julio de 2013.