Critican a Infantino por aparecer en video de gobierno saudí

ROB HARRIS
·1  min de lectura
ARCHIVO - En imagen de archivo del martes 3 de marzo de 2020, el presidente de la FIFA Gianni Infantino da un mensaje durante una reunión de dirigentes del fútbol europeo en la cumbre del organismo directivo de la UEFA en Ámsterdam, Holanda. (AP Foto/Peter Dejong, archivo)

Defensores de los derechos humanos están denunciando la participación del presidente de la FIFA Gianni Infantino un en video promocional del gobierno de Arabia Saudí en el que asegura que el reino ha realizado cambios importantes.

La hábil campaña de relaciones públicas de tres minutos y medio fue publicada en Twitter por el Ministerio del Deporte saudí el jueves y en ella aparece Infantino participando en una danza ceremonial con espada y tomas de los palacios de Diriyah.

“Es un escenario asombroso, es una historia increíble”, comenta Infantino en el video. “Esto es algo que el mundo debería venir a ver”.

El video, en el que Infantino también elogia la manera en que “mucho ha cambiado” en Arabia Saudí, fue filmado durante un viaje en que el presidente de la FIFA se reunió con el príncipe, a quien se le atribuyen presuntos cambios sociales mientras orquesta una campaña contra activistas que exigen reformas.

“Debería resultar bastante claro para todos en la FIFA que Arabia Saudí intenta usar el glamour y el prestigio del deporte como herramienta de relaciones públicas para distraer de un abismal registro de violaciones a los derechos humanos human”, destacó Amnistía Internacional en un comunicado a The Associated Press.

Infantino pasó por alto los asuntos relevantes de la propia FIFA con Arabia Saudí en la reunión con el príncipe Mohammed bin Salman.

La FIFA y otros organismos importantes del fútbol han pasado más de tres años tratando de frenar una operación de transmisión facilitada por las autoridades saudíes que transmite de forma ilegal la programación de la cadena qatarí beIN Sports. FIFA emitió un comunicado en 2019 señalando que la “piratería continúa sin cesar” y exigía “que el gobierno saudí tome medidas inmediatas y contundentes contra beoutQ”.