Critican hiperpresidencialismo para someter al PJ y atacar a jueces

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 25 (EL UNIVERSAL).- Exministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y destacados juristas aseguraron que la Ley Zaldívar vulnera la autonomía y somete al Poder Judicial, y criticaron el "hiperpresidencialismo" que está teniendo Andrés Manuel López Obrador al poner por encima de la Constitución leyes secundarias y con el cinismo que amenaza a jueces y abogados por cumplir su tarea.

Al participar en el seminario Autonomía e Independencia Judiciales, División de Poderes y Democracia, que organizó la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, el exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Diego Valadés Ríos consideró que el artículo décimo tercero transitorio de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación no va a pasar porque no hay un solo ministro en funciones que pueda decir, en el marco de la elección de su presidente: "un momento no podemos aplicar el artículo 97 constitucional, tenemos que aplicar el artículo décimo tercero transitorio de La Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación".

Valadés Ríos dijo que si alguno de los ministros de la Corte avaláse este artículo transitorio había que pensar en revocarse el título mismo de abogado porque ningún abogado puede decir una barbaridad de ese calibre.

Da manera paralela, Valadés Ríos criticó el hiperpresidencialismo que ostenta el actual presidente de la República, y aunque dijo que la ampliación del mandato del ministro presidente de la Corte, Arturo Zaldívar será superado, dijo que sigue latente que haya episodios semejantes, mientras no se corrija el hiperpreseidencialismo.

"Hiperpresidencialismo mexicano, tengamos presente solo una cosa, este episodio será superado, entre otras cosas, porque ustedes desde el propio Congreso lo impugnarán, pero seguirá la latencia de nuevos episodios semejantes, mientras no se corrija el eje de todos los problemas, que es el hiperpresidencialismo mexicano que no parte de hace dos o tres años, que viene desde 1917, fue explicable en su momento, pero es inadmisible, e inexplicable en el nuestro", dijo Valadés Ríos.

Por su parte, la presidenta de la Barra Mexicana Colegio de Abogados, Claudia de Buen aseguró que la división de poderes sirve como contrapesos, pero se está queriendo diluir con la hiperpresidencialización y consideró preocupantes las amenazas contra jueces y abogados al cumplir su tarea de defender a quienes merecen ser defendidos.

"La división de poderes obedece a un tema de contrapesos, el cual se está pretendiendo diluir con esta hiperpresidencialización de la que habló el doctor Diego Valadez y estos mensajes que todos los días recibimos en las conferencias mañaneras son preocupantes porque quizá en algunas épocas se decía en corto y no lastimaban tanto, hoy se dicen a público abierto y nos parecen un enorme cinismo que estemos escuchando cómo se amenaza a los jueces por cumplir con su tarea, como se amenaza a los abogados por llevar la defensa de quienes merecen ser defendidos como todos", dijo Claudia de Buen.

En tanto, José Ramón Cossío Díaz, ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), destacó que la reforma al Artículo Décimo Tercero Transitorio, es una norma claramente anticonstitucional.

Añadió que el ejercicio democrático que mayoritariamente se hizo en las cámaras de Diputados y Senadores para introducir dicho artículo, lástima la autonomía del Poder Judicial de la Federación, porque es el Presidente de la República quién determine la duración del mandato del Presidente de la SCJN, "al ser el líder político y moral de esas mayorías; sí, hay una indebida intromisión".

Precisó que los jueces constitucionales tienen que mantener una lógica propia y de salvaguardia exclusiva de la Constitución o de las reglas del juego democrático; lo que no pueden hacer esos sujetos, es subordinarse o identificarse con el proceso político que está dando su dinámica a la democracia; la autonomía judicial, es una precondición del ejercicio democrático y perder la autonomía de los órganos jurisdiccionales o la independencia de sus miembros, es un anticipo a un descarrilamiento a las funciones ordinarias de la propia democracia.

Asimismo, Leticia Bonifaz Alonzo, integrante del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) afirmó que el trabajo diario de juezas y jueces demuestra que existe una independencia judicial; sin embargo, puntualizó que el riesgo está en tratar de subordinar y pedirle una rendición de cuentas individual a actores específicos que no constituyen todo el Poder Judicial.

Dijo que a partir de que se publique la norma corre el plazo para una controversia Constitucional y aquí existen tres escenarios posibles: que los ministros interpreten si el transitorio es Constitucional o no; que la Cámara de Diputados con el 33 por ciento se vaya a lo que la Corte decida, y que no suceda nada de esto y se llegue al primer día hábil del 2023 y se convoque a la elección del nuevo presidente porque se acabó el periodo para designar al ministro Zaldívar.