Critica México métodos de trabajo del Consejo de Seguridad de la ONU

·5  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- Durante su intervención como miembro del Consejo de Seguridad, el embajador de México ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, criticó los métodos de trabajo de la Organización.

Esta es su intervención completa:

"Señora Presidenta, gracias por convocarnos a esta sesión. Agradezco las reflexiones que nos han compartido la expresidenta de Irlanda, la señora Robinson y el excanciller de Argelia, el señor Brahimi, a quienes al igual que a los expresidentes de Liberia, Helen Johnson y de México, Ernesto Cedillo, damos la más cordial bienvenida a este consejo.

"México agradece que los elders compartan su experiencia y sabiduría en la búsqueda de soluciones a los principales problemas que aquejan a la comunidad internacional. Debo decir, que en la cultura milenaria de mi país, a los viejos se les reconoce con frecuencia como 'sabios' y la conseja popular es que hay que escucharlos.

"Limitaré mi intervención a tres temas que mi delegación considera importantes para este consejo y una breve reflexión sobre la necesidad de fortalecer un multilateralismo más efectivo.

"Uno:

"En materia de derechos humanos, democracia e igualdad de género, el consejo debe, no sólo apoyar los esfuerzos de la comunidad internacional en la materia, tampoco puede permitir que se de marcha atrás a los logros alcanzados. Es por ello que tenemos la obligación de apoyar acciones que favorezcan el retorno de la democracia en Myanmar y no dejar que colapsen los avances alcanzados en Afganistán.

"Como lo hemos manifestado conjuntamente con Irlanda, como copresidentes del grupo informal sobre Mujer, Paz y Seguridad, el Consejo de Seguridad debe permanecer unido para rechazar cualquier agresión contra los derechos de las mujeres y las niñas afganas e insistir en la participación plena, igualitaria y significativa de las mujeres en cualquier nuevo gobierno afgano.

"Dos:

"El desarme sigue siendo una asignatura pendiente sobre el destino de la humanidad. El exsecretario general y miembro de los elders, Ban Ki-Moon, atinadamente señaló que no existen buenas manos para las armas equivocadas. Y eso es justamente lo que codifica el Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares. El Consejo de Seguridad debe apoyar los procesos multilaterales como la Conferencia de examen del tratado de no proliferación, la desnuclearización de la península coreana y un Oriente Medio libre de todo tipo de armas de destrucción en masa. Como presidente del Comité 1540, México pugnará para que durante el próximo examen amplio, se fortalezcan las medidas que impidan que actores no estatales, puedan tener acceso a este tipo de armas de destrucción en masa. Esperamos contar con el apoyo de las delegaciones. El Consejo de Seguridad, debe poner más atención a la amenaza que representan las armas pequeñas y ligeras. Es por ello que durante la presidencia mexicana del consejo, propondremos que se analicen medidas para restringir las transferencias irresponsables de estas armas que alimentan los conflictos en todos los lugares en donde los hay. Sería de gran valor conocer las recomendaciones que los elders pudieran tener durante este punto en particular.

"Tres:

"Es indiscutible que el cambio climático, al igual que las armas nucleares, es una amenaza para la sobrevivencia de la humanidad. También resulta irrefutable, el hecho del cambio climático puede exacerbar conflictos ya existentes. Lo vemos en regiones como el Zahel o el Cuerno de África, pero también en América Latina y el Caribe. El reciente paso de la tormenta Grace por Haití, se sumó a las consecuencias del terremoto que azotó a esa nación hermana en medio de sus constantes retos políticos. Países como Haití y otros pequeños estados insulares en desarrollo, merecen una mayor atención por parte de este Consejo.

"Señora Presidente, permítaseme para concluir, referirme a una condición necesaria para poder hacer frente a los retos que he señalado y otros más que aquí se han mencionado y que nos atañen continuamente. La pregunta es: '¿Cómo lograr un multilateralismo más efectivo?'.

No son pocas las veces que este Consejo no ha estado a la altura del mandato que le confiere la carta de las Naciones Unidas. La lenta respuesta que tuvo ante la pandemia es una muestra de ello. Aún hay quienes piensan que las pandemias no son asuntos de seguridad internacional. Cuando estos conceptos se imponen a través del mal llamado 'derecho de veto', y el cual, más que un derecho, es una delicada responsabilidad, aumenta el riesgo de hacer del Consejo, un órgano irrelevante. Paralizar al Consejo ante crisis icónicas, mina su autoridad y su relevancia. Resulta paradójico, que mientras a nivel nacional, la mayoría de los Estados están convencidos que las decisiones deben tomarse por mayoría, simple o calificada según el caso, en el marco del Consejo, con que uno de los cinco miembros permanentes así lo decida, se puede obstaculizar la voluntad no sólo de la mayoría de los miembros del Consejo, sino de la comunidad internacional. La realidad que se vivía hace 76 años, no corresponde como aquí se ha dicho, a la de 2021. Por ello, llamamos de nuevo a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, a sumarse a la iniciativa franco-mexicana, para no hacer uso de esta prerrogativa, la del veto, cuando existe el riesgo de que ocurran crímenes de atrocidades en masa.

"Es cierto que la Asamblea General debe actuar cuando el Consejo esté paralizado; por ello, nos congratulamos que ante una crisis como la desatada por la pandemia, 179 países hayan copatricinado la resolución 74/274 impulsada por México en abril del año pasado en favor de un acceso justo, transparente y equitativo a las vacunas, que todos sabíamos que llegarían pronto, pero esa resolución no fue vinculante, y hoy, 17 meses después, seguimos insistiendo en que para superar la pandemia, es necesario distribuir las vacunas con mayor celeridad, equidad y eficiencia. Concluyo, señora Presidenta. Es imperativo, que el Consejo asuma un papel más activo en la prevención de conflictos. No obstante, existe una reticencia a que el Consejo aborde temas, que si bien pudieran no representar todavía en ese momento, una amenaza a la paz y seguridad internacionales, sí podrían llegar a serlo; se limita así sus posibilidades de actuar preventivamente. Sería muy interesante, conocer la opinión de los elders al respecto. Gracias, Presidenta".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.