A Cristina Pedroche se le critica hasta por llevar una vida sana

·9  min de lectura

Con casi tres millones de seguidores en Instagram, todo lo que hace, dice o se pone Cristina Pedroche es objeto de comentarios y no siempre son positivos. La última polémica' en la que se ha vuelto envuelta la presentadora surgía hace pocos días cuando la vallecana subía varias fotografías de sus vacaciones en México que no gustaron a algunos de sus followers o, mejor dicho, a sus haters. ¿Por qué todo lo que Cristina Pedroche hace es mirado con lupa?

Cristina Pedroche es una de las famosas españolas con más seguidores en Instagram. (Photo by Pablo Cuadra/WireImage)
Cristina Pedroche es una de las famosas españolas con más seguidores en Instagram. (Photo by Pablo Cuadra/WireImage)

Además de subir cada uno de los tacos que se han comido ella y su marido, Dabiz Muñoz, en México durante sus vacaciones y de darnos envidia con los restaurantes que han podido probar en sus días de descanso, Cristina Pedroche subió hace unos días, mientras aún estaba en el país azteca, un post con varias fotografías y un vídeo bailando junto a varias niñas mexicanas en un pueblo de la provincia de Yucatán. "Esas niñas me han enseñado tantas cosas. Gracias por un día maravilloso Ariadne, Yurian, Celeste…y toda la gente de Tipikal", escribía la colaboradora de Zapeando, un texto que después editó borrando la primera frase.

Igual que ha sucedido con otras famosas, como Dulceida, cuando han visitado países en África o Latinoamérica y han subido fotos con niños, las redes no tardaron en arder criticando esa supuesta 'demagogia de la pobreza', como han calificado muchos (entre ellos en el programa de Telecinco Socialité) ese post de Pedroche.

“Se aprovechan de esta realidad para favorecer su imagen. Mi objetivo no es ganar seguidores, es mostrar la realidad de la gente que sufre, y los influencers buscan conquistar el corazón a través de la demagogia de la pobreza”, aseguraba en el espacio presentado por María Patiño el padre Damián, un misionero “Están haciendo turismo, pasándoselo bien y gastándose un pastón. No me parece lo más justo con las personas que realmente nos dedicados a esta tarea”, añadía.

Muchos de los seguidores de Cristina también comentaron en ese momento su publicación con frases como: “¿Ya tienes la conciencia tranquila?” o “Espero que aparte de bailar, les ayudes con comida, libros, ropa, etc. Y será todo más bonito”. Obviamente, esa nunca fue la intención de Cristina Pedroche, que no necesita fotos de este tipo para subir en número de seguidores, pero ante la lluvia de comentarios, la presentadora decidió bloquear la posibilidad de seguir comentando la citada publicación.

¡Criticada por hacer deporte!

Pero esta no es la primera ni será la última vez que Cristina Pedroche se ve envuelta en una lluvia de críticas sin quererlo. Uno de los momentos más 'locos' que hemos presenciado en las redes sociales es cuando la presentadora vió como un buen número de haters criticaban su estilo de vida saludable. Sí, por subir fotos y vídeos haciendo deporte y comiendo sano Pedroche también fue criticada. Lo nunca visto. Cristina es una mujer que lleva una vida sana, se cuida por dentro y por fuera, hace yoga, va al gimnasio, cuida su cuerpo pero también su mente y su salud física y mental, y lo enseña en sus redes. Algo tan plausible y positivo que realmente cuesta trabajo entender que haya sido criticado.

Pero sí, hasta por eso ha recibido ataques. Después de subir una fotografía sobre una tabla de paddle surf durante sus vacaciones en las que lucía cuerpazo y unos abdominales de infarto fruto de sus rutinas deportivas y del yoga que practica, los haters cargaron contra ella con comentarios tan surrealistas como machistas. Dijeron que "tenía cuerpo de hombre" o "creía que estaba de espaldas", todos comentarios machistas y sin ningún sentido. "Si yo soy feliz, ¿qué más da lo que opine la gente? Le doy la espalda a las críticas", escribía poco después la presentadora junto a otra foto suya en bikini harta de esos comentarios maliciosos.

Y, cosas de las redes, esa foto tuvo más de 100.000 likes y miles de comentarios mostrando su apoyo a Cristina. Hace unos meses, volvía a sufrir ataques de trolls por su amor al deporte y los músculos que se marca para envidia de muchos y muchas. "Acabo de subir una foto y, como siempre, tengo comentarios positivos y comentarios negativos, pero no me gusta mucho cuando dicen que es que estoy obsesionada con el deporte y que estoy muy musculosa y... tonterías. En realidad, en la foto se me ve el abdomen ahí super duro (que lo tengo duro porque lo trabajo muchísimo), pero se ve más marcado por las sombras", explicó en sus stories.

"Pero sí, que sí que lo tengo duro y estoy orgullosa de ello. Por hacer un resumen: no estoy obsesionada con el deporte, estoy obsesionada con encontrar mi mejor versión y para mí, entrenar y llevar una dieta equilibrada es parte de ser mi mejor versión, pero también lo es meditar todos los días, también lo es intentar ser mejor persona, entonces intento buscar mi mejor versión, no la versión más delgada ni la más musculosa". Además de explicar que le gusta si le salen músculos, que para eo lo trabaja, añadió: "Vive y deja vivir, porque solo así podremos ser felices todos. Yo voy a seguir buscando mi mejor versión, comiendo muy sano y entrenando cuatro o cinco días a la semana para así encontrar a la mejor Pedroche. Un beso a todos".

Y es que algunos han criticado que esté 'obsesionada' con el deporte, algo a lo que ella también ha contestado rotunda: "Lo llaman obsesión. Yo lo llamo salud. Lo llaman sufrimiento. Yo lo llamo disciplina. Dicen que es por verme mejor por fuera. Yo digo que también por fuera", escribía hace solo unos días.

Siempre da la campanada

Cuando uno es un personaje público se expone a los halagos y también a las críticas y eso Pedroche lo sabe bien, pero nada justifica los ataques que recibe cada 31 de diciembre por sus estilismos para dar las Campanadas. Desde hace ocho años, Cristina es el rostro visible de las Campanadas de Antena 3 y son millones las personas que están pendientes del modelazo que luce la de Vallecas esa noche. A algunos les encanta lo que se pone, a otros les espanta, y por eso para gustos se hicieron los colores, pero que reciba insultos y comentarios machistas no tiene justificación alguna. Y Cristina Pedroche terminó por explotar y abrirse sus seguidores sobre lo que tenía que aguantar cada Fin de Año.

"Feliz 2022. No se me ocurría otra forma y otro medio mejor en el que abrirme en canal y explicaros cómo me estoy sintiendo estos días. Aunque no lo parezca, están siendo días difíciles. Y aunque intento mantenerme un poco al margen y no leer nada, siempre hay comentarios o gestos que me llegan y que me hacen sentir mal. Mal no, muy mal", comenzaba escribiendo. "Este año quería que fuera el más especial y os juro que esa noche lo disfruté muchísimo. Creo que se me notaba, que estaba feliz, espléndida, de verdad parecía que había vuelto a nacer. Me sentí más guapa que nunca, con una energía arrolladora, segura de mí misma y orgullosa de lo que estaba pasando y muy feliz por poder lucir un diseño de 1991 de Manuel Piña", seguía.

"No sé si este ha sido el último año. Esa, es una decisión que no depende de mí. Si por mí fuera despediría la última Nochevieja del año con todos vosotros durante toda mi vida. Ahora mismo me apetece estar unos días tranquila. Quizás es por el cúmulo de cansancio, también de insultos y malas palabras, o de otras cosas, porque la gente me felicita cuando sé que muchos no se alegran de verdad. Felicitarme con la audiencia no me vale. Me vale que el 31 me digas: ‘olé tú Pedroche’ (...) Para los que me apoyáis, los que os preocupáis por mí, los que entendéis el trabajazo que hay detrás, porque por vosotros vale la pena todo. Gracias por estar ahí. A los que no, también os deseo lo mejor porque todo el mundo se merece amor. De hecho, estoy convencida de que si esas personas tuvieran más amor serían más respetuosas", concluía en uno de los post sin duda más emotivos que hemos leído de la presentadora de la eterna sonrisa.

No todo son risas

Y tantas críticas y tanto odio en las redes hacen mella aunque no lo quieras. "No soy de piedra. Yo llevo una mochila con muchísimas críticas cada día. Hay un día que estallo, me afecta todo, me planteo que tienen razón y pienso cosas horribles", reconocía en marzo del año pasado en El Mundo. "De todo se sale. Es una mierda. Yo estoy triste y depresiva porque es una mierda. Pero lo importante es la actitud", decía sobre la época que había pasado debido a la pandemia.

"Yo amo mi cuerpo. Es el que tengo, el que cuido, el que mimo. No me escondo. Lo trabajo muchísimo por dentro y por fuera. Estoy mejor que nunca. Yo me veo divina. He enseñado celulitis y estrías. Nadie me obliga a ponerme una ropa u otra. Yo decido", añadía. Además, la presentadora de Love Island siempre ha defendido el feminismo, es una de las grandes promotoras de la copa menstrual (algo de lo que antes de sacarlo ella ni se hablaba en los medios) y hasta de las bolas chinas muy útiles para fortalecer el suelo pélvico. "Suenan como porno, pero no tienen nada que ver", comentaba entonces.

Cristina Pedroche es una mujer inteligente, divertida, guapa y exitosa en la vida personal y profesional y nadie debería aguantar el odio que recibe en las redes a cada paso que da. "Os digo que ya está bien. Que aguante todo esto no significa que no duela", escribió hace un tiempo ante la agresividad que recibe casi a diario. "A partir de ahora no solo restringiré cada comentario de odio, sino que también denunciaré. Creo que es la única forma que tenemos para que esto, de una vez por todas, acabe".

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: La dura rutina deportiva de Cristina Pedroche recuerda a un entrenamiento militar