Cristina Kirchner volvió a recusar a la jueza que investiga su atentado

Cristina Kirchner, el día de la inauguración del polideportivo Diego Armando Maradona en Avellaneda
Cristina Kirchner, el día de la inauguración del polideportivo Diego Armando Maradona en Avellaneda

La vicepresidenta Cristina Kirchner volvió a recusar a la jueza María Eugenia Capuchetti, que instruye en la causa por el atentado en su contra, con el argumento de que la magistrada “depende” del Ministerio de Seguridad porteño, por su cargo de investigadora del Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP) de la ciudad de Buenos Aires.

El kirchnerismo sostiene que Capuchetti tiene un trabajo rentado incompatible con su rol de jueza y que ese vínculo permite dudar de su imparcialidad; en la Ciudad dicen que el ISSP es un organismo autárquico, que no depende del gobierno porteño. En los tribunales, en contra del planteo de la vicepresidenta, alegan que la jueza hace una tarea académica para el organismo de formación de policías y que eso no encuadra en ninguna de las causales de recusación previstas por el Código Penal, que son taxativas.

Desde las cloacas de la política: la trama oculta detrás del hackeo al celular de D’Alessandro

El ISSP de la Ciudad, cuyo director es Gabriel Unrein, dijo que Capuchetti se desempeña como docente desde 2014 y que percibe un sueldo de $73.924. El instituto es autárquico y “posee capacidad plena para administrarse y disponer de sus recursos”; no obstante, la gestión de Horacio Rodríguez Larreta destina fondos al organismo, ya que forma efectivos de la Policía de la Ciudad, según informaron a LA NACION fuentes porteñas.

”Anoche se presentó recusación contra la jueza Capuchetti por su dependencia con el Ministerio de Seguridad de CABA, el mismo que cercó mi casa con vallas e hizo inteligencia en mi domicilio antes y después del atentado”, afirmó la vicepresidenta en su cuenta de Twitter. Cristina Kirchner dijo además que formuló la presentación “en épocas de derechas violentas”, en referencia al intento de golpe en Brasil.

La jueza María Eugenia Capuchetti entra a la casa de Cristina Kirchner para tomarle declaración después del atentado
La jueza María Eugenia Capuchetti entra a la casa de Cristina Kirchner para tomarle declaración después del atentado

Los abogados de la vicepresidenta afirmaron en su escrito: “Lo sucedido [por la relación de Capuchetti con el ISSP] afecta gravemente la imagen que tanto las partes como la sociedad tenemos de la jueza (ya era muy mala, ahora es peor). De este modo, se configura lo que se conceptualiza como una falta de imparcialidad objetiva”. Y dijeron: “El instituto de la recusación también procede cuando la falta de imparcialidad es evidente de modo genérico”.

Entre los fundamentos de la presentación, los abogados de la vicepresidenta José Manuel Ubeira y Marcos Aldazabal sostuvieron que “desde 2019, Capuchetti pasó de ser investigadora a ‘investigadora senior” del instituto, que mantuvo este cargo y que así lo demuestra la resolución del 3 de enero de 2022, que designó a Capuchetti por un año en ese mismo puesto.

Los abogados de Cristina Kirchner sostuvieron que “participar en el ISSP equivale a participar en una dependencia del Poder Ejecutivo, y no en una dependencia académica, más allá de lo que se haga en el organismo”. Manifestaron que el Observatorio del ISSP no tiene entre sus funciones las actividades de docencia (únicas permitidas a los jueces) y que, por ende, lo que haga a cambio de su sueldo es “incompatible con su cargo”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Según los abogados de la vicepresidenta la “autoridad política” de ese organismo es el ministro de Seguridad y Justicia porteño en uso de licencia, Marcelo D’Alessandro. Además de cuestionar el viaje a Lago Escondido del funcionario y sus supuestos chats, los representantes de Cristina Kirchner dijeron que de él depende la Policía de la Ciudad, “que debería haber sido investigada [en la causa del atentado] como lo fue la Policía Federal, pero respecto de la cual la jueza no dispuso una sola medida”. Los investigados fueron los custodios de la vicepresidenta, que dependen de la fuerza federal.

Cristina Kirchner ya había recusado sin éxito a la jueza el 14 de noviembre pasado. La Cámara Federal la sostuvo en su cargo. Sin embargo, ella delegó la investigación en el fiscal del caso, Carlos Rívolo, quien hoy la tiene a su cargo. Capuchetti entró este lunes de licencia por vacaciones y regresará a los tribunales de Comodoro Py en dos semanas. Todo indica que será entonces -dijeron fuentes judiciales- cuando presente el informe en respuesta a esta nueva recusación, que también rechazará.