Cristina Kirchner visitó un local de Río Gallegos: ¿qué se llevó?

·2  min de lectura
Cristina Kirchner en La Juana, de Río Gallegos
Instagram

La vicepresidenta Cristina Kirchner está en Río Gallegos este fin de semana y allí aprovechó para hacer algunas compras en la tienda La Juana, que presenta en su perfil de Instagram indumentaria moderna de mujer, también calzados y accesorios. La dueña del local publicó en sus redes sociales la imagen de la llegada de la exmandataria.

“Hoy nos visitó ella”, escribió la mujer, sobre una de las fotos que compartió en las historias, en la que está abrazada con la vicepresidenta, a la que se la ve con una sonrisa, lentes espejados, botas y un abrigo azul y marrón que ya había usado en un acto en Ensenada, donde plasmaron la unidad del Frente de Todos, en 2021.

“Es un placer que nos elija, ya que tiene la posibilidad de ir a cualquier otro lado”, dijeron desde la tienda a LA NACION, en un breve intercambio.

En el local de ropa se mostraron contentas con la visita de la vicepresidenta
Instagram


En el local de ropa se mostraron contentas con la visita de la vicepresidenta (Instagram/)

También contaron que la expresidenta se llevó “algunas cosas para ella”, principalmente ropa, y que no es la primera vez que Cristina Kirchner va a La Juana, en Chacabuco 238. “La visita fue como una clienta más”, revelaron a este diario.

Cada vez que la vicepresidenta pasa por esta tienda de la ciudad de la que fue intendente su marido y expresidente fallecido Néstor Kirchner, y en la que ella aún tiene domicilio, no solo revisa lo que hay en los percheros, sino que también recibe recomendaciones. “Ella tiene su estilo”, afirmaron, sin embargo.

A la vicepresidenta ya se la vio en otras oportunidades en locales comerciales en el sur. En enero del año pasado, por ejemplo, la titular del Senado había sido retratada en una pastelería de El Calafate y allí se sacó una foto con Analía, la dueña de esa casa gastronómica. Ese mismo mes pasó también por una juguetería de la misma ciudad y posó con los empleados.

Con una vida pública expuesta por su carrera política, pero de la que se conocen pocos detalles de su intimidad, la antes mandataria reveló una vez en el Senado que también es fanática de los helados de una reconocida cadena. “¿A qué hora cierra Rapanui?”, preguntó durante una sesión el año pasado, sin darse cuenta que el micrófono estaba abierto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.