Cristina Kirchner en el Senado, en vivo: una sesión áspera y las últimas noticias

·5  min de lectura
Cristina Kirchner junto al referente de derechos humanos, Adolfo Pérez Esquivel, este mediodía en el Senado
Cristina Kirchner junto al referente de derechos humanos, Adolfo Pérez Esquivel, este mediodía en el Senado

Después de un comienzo de sesión atravesado por críticas al oficialismo, los senadores Martín Doñate y José Neder, del Frente de Todos, encabezaron una ferviente defensa a la vicepresidenta con críticas a la administración de Mauricio Macri.

A pesar de que a las cuestiones de privilegio se le asignó un límite de cinco minutos por senador, ninguno de los oradores respetó ese tiempo. A su turno, el entrerriano Alfredo De Angeli protestó ante Ledesma Abdala.

“Antes de hablar, acá hubo un acuerdo que se iban a hablar cinco minutos por cuestiones de privilegio”, protestó.

“Ustedes también están teniendo más de cinco minutos, entonces pónganse de acuerdo”, retrucó la presidenta provisional de la Cámara.

“No me molesta lo que dicen los senadores, pero en las cuestiones de privilegio no se contesta, y el senador de su provincia [José Neder] le contestó a Lousteau. Se está saliendo del reglamento”, afiló De Angeli, y subrayó: “Espero que no pase más esto”.

El regreso de la vicepresidenta Cristina Kirchner a la Cámara alta después de su pedido de condena de 12 años por la causa Vialidad fue breve: abandonó el recinto instantes después de haber comenzado la sesión en el Senado.

Luego de la intervención de la cordobesa opositora Alejandra Vigo, primera oradora de la jornada, la presidenta de la Cámara alta ya no se encontraba en su lugar. En cambio, la santiagueña Claudia Ledesma Abdala fue quien ocupó el rol de la presidencia y pasó el micrófono a Martín Lousteau.

Como segundo orador en lo que se anticipa será una encendida sesión en la Cámara alta, el senador Martín Lousteau lanzó un duro discurso contra Cristina Kirchner por sus dichos sobre la autonomía de la ciudad de Buenos Aires. “Lo que es grave es que producto de un contexto que no gusta no puede introducir falsedades en el debate público”, apuntó el parlamentario.

“¿Por qué introducir las falsedades?”, preguntó Lousteau, y enumeró: “Para destruir la atención sobre la situación general: la inflación que corroe el poder adquisitivo, las tasas de interés, la falta de divisas, brecha cambiaria”.

Además, Lousteau denunció ajustes -entre otros- en programas de salud. “En definitiva, cuando se introducen falsedades tan tajantes y graves es solamente para distraer la atención del pésimo desempeño de este gobierno del cual no solo es vicepresidenta sino que diseñó la formula presidencial. Así está el país”, concluyó.

En una semana de alta tensión política, el Senado de la Nación comenzó a entonar el himno nacional minutos antes de las 14.30.

Cristina Kirchner preside, al menos en el inicio, una nueva sesión en el Senado de la Nación convocada de manera especial por ella para tratar dos proyectos que ya cuentan con media sanción de la Cámara baja: la ley de fomento a la biotecnología y el nuevo régimen de promoción de la industria automotriz.

Aunque no tendrá la posibilidad de expresarse con soltura debido al rígido protocolo del Senado, sí se espera que su figura se resalte durante las cuestiones de privilegio, en la que se prevé que los senadores de la oposición pidan la palabra principalmente para expresarse en contra de las marchas convocadas en su apoyo tras el pedido de condena a 12 años de prisión que le dictó el fiscal Diego Luciani en la causa Vialidad.

Del mismo modo, se aguarda que la bancada oficialista responda al planteo opositor y haga foco en el accionar de la Policía de la Ciudad ante el operativo y la colocación de vallas en la zona, lo que generó una mayor afluencia de militantes kirchneristas al lugar.

Minutos antes del inicio de la sesión, la vicepresidenta Cristina Kirchner se mostró en su despacho junto al referente de derechos humanos y Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel. “Gracias por su solidaridad”, escribió la exmandataria en su cuenta de Twitter.

Este mediodía, los senadores y diputados porteños de Juntos por el Cambio emitieron un comunicado en el que repudian las declaraciones de la vicepresidenta y reivindican la autonomía de la ciudad de Buenos Aires.

“La vicepresidenta no puede mentir y desconocer de manera sistemática las instituciones de la democracia”, afirman los legisladores, quienes acusan a Cristina Kirchner de “correr el foco” para ocultar sus verdaderas intenciones.

Los jefes de bloques presentaron un pedido de juicio político contra el presidente de la Nación Alberto Fernández por sus amenazas públicas contra el fiscal Diego Luciani.
Los jefes de bloques presentaron un pedido de juicio político contra el presidente de la Nación Alberto Fernández por sus amenazas públicas contra el fiscal Diego Luciani. - Créditos: @Ignacio Sánchez

En ese sentido, advierten que “hoy la República y el estado de derecho están en peligro por los permanentes ataques a la justicia independiente que realiza el oficialismo”. “Hoy es la ciudad de Buenos Aires, mañana es cualquier provincia en la que el voto no la acompaña”, advierte el pronunciamiento opositor porteño.

“Quiero que me gobiernen los mejores”, apuntó el diputado nacional del Frente de Todos, quien dejó entrever que “la mejor” es su madre. “Si la comparás con algunos personajes de la oposición que quieren ser candidatos, está diez veces mejor”, dijo el líder de La Cámpora, quien, sin embargo, afirmó tener “sentimientos encontrados” por el desgaste que implica la gestión.

Convencido de que los argentinos están cansados de “promesas incumplidas” y de que en 2023 habrá que “ganar y gobernar”, Máximo Kirchner avivó las esperanzas del Frente de Todos de hacer una buena elección el año próximo. “No la dimos por perdida en 2019, no veo por qué deberíamos darla por perdida ahora”, arengó, aunque pidió que la autocrítica que le exigen a su madre se extienda a todo el espacio.

Y pese a que evitó precisar si Cristina Kirchner será candidata a la Presidencia, el líder de La Cámpora puntualizó en que la actual vice está “muy bien” e “híper lúcida”. Entonces, apuntó: “Como ciudadano, si no tuviera ninguna cuestión sanguínea con ella, quiero que me gobiernen los mejores siempre. ¿Alguien tiene dudas [de quién es la mejor]?”.