Cristina Kirchner llamó a Alberto Fernández después de su descompensación

Tras su descompensación, Alberto Fernández, dio una conferencia de prensa acompañado por Santiago Cafiero y Sergio Massa
Tras su descompensación, Alberto Fernández, dio una conferencia de prensa acompañado por Santiago Cafiero y Sergio Massa

BALI (enviada especial) “Estoy muy bien”. Con esa frase, en el anochecer indonesio, Alberto Fernández buscó relativizar la situación de salud que vivió esta mañana alrededor de las once, hora loca l. Sin embargo, hoy mismo reducirá su actividad en esta gira, según la recomendación médica. Cerca suyo explicaron que los especialistas le pidieron “bajar los decibeles”. Esta noche (mañana de Argentina) el canciller Santiago Cafiero, que lo reemplazó desde el discurso inaugural hasta los dos eventos siguientes, canceló su ida a la cena de mandatarios para acompañar al mandatario, mientras que este miércoles absorberá la mayor parte de la agenda de Fernández. La excepción está dada por los dos encuentros que participará el presidente. Uno con Kristalina Georgieva, del FMI, y con el presidente españo, Pedro Sánchez.

Tras el encuentro con Georgieva, previsto para la tarde, el presidente y su comitiva se dirigirán rumbo al aeropuerto para emprender el regreso a Buenos Aires, previa escala de 10 horas en Madrid.

A la noche de Indonesia Fernández recibió el llamado de Cristina Kirchner, quien intentó interiorizarse sobre su situación de salud. La relación entre ambos atraviesa un momento de tensión, por lo que últimamente las comunicaciones entre ellos eran casi nulas.

“Tuve esta mañana una descompensación producto de una gastritis erosiva, que generó un sangrado que generó una baja de la presión importante”, aseguró Fernández, quien estaba saludando al español Pedro Sánchez, cuando tuvo el vahído que lo sacó de actividad durante la primera mañana de actividad oficial del G-20.

El mandatario explicó que fue trasladado en ambulancia por protocolo y que “para verificar exactamente el nivel de sangrado nos trasladamos a un hospital de Bali al solo efecto de hacer una endoscopía. Y agregó: “Cuando terminamos eso hicimos un ratito de tiempo para la reunión con Xi Jinping donde definitivamente quería estar”.

Las declaraciones del mandatario fueron en el epílogo de un día en el que pasadas las 11 se conoció el primer comunicado oficial, que habla de mareos y una baja de presión y recién cuatro horas después volvió a haber novedades sobre su salud.

G20; política; Alberto fernández; Segio Massa;  Joko Widodo
Argentina's President Alberto Fernandez arrives for the G20 leaders' summit in Nusa Dua, on the Indonesian resort island of Bali on November 15, 2022. (Photo by Mast IRHAM / POOL / AFP) - Créditos: @MAST IRHAM

En el medio hubo preocupación en la comitiva, varios de cuyos miembros se enteraron cuando Fernández ya había sido trasladado, como fue el caso del propio Cafiero, quien se enteró de lo sucedido cuando ya estaba en el recinto para el plenario sobre Seguridad Alimenticia y Energética y debió hacerse cargo de la lectura del discurso que había preparado Fernández. En los primeros momentos tras conocido lo sucedido se pensó que lo haría Sergio Massa, pero protocolo los organizadores le avisaron que debía ser el canciller.

Tras conocerse su descompensación y posterior traslado al Sanglah General Hospital de Bali, desde el entorno del mandatario repetían “bien” o “mejor”, ante las consultas sobre su estado de salud, pero evitaban dar mayores precisiones. Con el correr de las horas, las distintas voces consultadas, admitieron preocupación por cómo se sintió Fernández durante esas horas. “Estuvo muy pálido”, afirmó una persona que estuvo cerca suyo. “Fue un episodio complicado. Sangró mucho y eso le provocó la descompensación”, agregaron fuentes de la comitiva. “Le hicieron estudios y le dieron suero. Va a retomar con cuidado algunas actividades”, completaron.

Fernández se descompensó en la mañana, bajo un calor agobiante, cuando ya llevaba unos minutos en el The Apurva Kempinski, el imponente hotel en el que se realiza la Cumbre que reúne a 17 presidentes y tres cancilleres. Tras sentirse mal, el mandatario fue trasladado a Sanglah General Hospital de Bali, la institución en la que se le realizaron los distintos estudios y determinaron con exactitud el cuadro que atraviesa el Presidente.

En todo momento Fernández estuvo acompañado de su amigo y secretario general de presidencia, Julio Vitobello; de la portavoz Gabriela Cerruti; de Manuel Estigarribia, de la Unidad Médica; además de personal de la seguridad del mandatario y parte del equipo de ceremonial. También estuvo en todo momento el ministro de Salud de Indonesia.