Cristina Kirchner habilita en el Senado la ratificación del decreto criticado por Máximo

·4  min de lectura
La vicepresidenta Cristina Kirchner regresará mañana a Buenos Aires, desde El Calafate, para presidir la sesión del Senado.
La vicepresidenta Cristina Kirchner regresará mañana a Buenos Aires, desde El Calafate, para presidir la sesión del Senado.

Después del misil de Máximo Kirchner al gobierno de Alberto Fernández, cuando lo acusó de manera velada de claudicar ante las condiciones impuestas por los laboratorios norteamericanos, el oficialismo se dispone a ratificar mañana en el Senado el decreto de necesidad y urgencia que habilitó al Gobierno a negociar la compra de vacunas pediátricas contra el coronavirus a las farmacéuticas Pfizer y Moderna.

Tras algunas horas de incertidumbre y con el bloque del Frente de Todos desorientado por las señales confusas que emanaron del corazón del poder de la alianza oficialista, finalmente Cristina Kirchner disipó las dudas y estampó su firma en el decreto de convocatoria de la sesión.

“Si la vicepresidenta aceptó incluir el decreto es porque no comparte del todo el planteo de Máximo y cree más importante avanzar con las vacunas para los chicos”, especuló un senador oficialista en diálogo con LA NACIÓN. Llamativamente, esta vez la citación a los senadores no se conoció en la tarde del martes, como es costumbre cuando hay sesión un jueves, sino que recién se firmó esta mañana.

Tal vez la demora no sea tan llamativa si se tiene el fuerte impacto que tuvieron al interior del oficialismo las duras palabras con las que el líder de los diputados kirchneristas despidió la semana pasada al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, del recinto de la Cámara baja. “Si un laboratorio nos obligó a cambiar todo el andamiaje, ¿Cómo vamos a hacer con el FMI?”, afirmó Máximo Kirchner, antes de agregar: “Yo no quiero un país que sea juguete de las circunstancias o que tenga que ceder a los caprichos de los laboratorios extranjeros”.

El jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, durante el discurso que hizo ruido político en la coalición oficialista.
El jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, durante el discurso que hizo ruido político en la coalición oficialista.


El jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, durante el discurso que hizo ruido político en la coalición oficialista.

La frase caló hondo en todo el oficialismo. “No entiendo a Máximo, no sé qué quiere. El Gobierno actuó bien, hay que conseguir vacunas”, reflexionaba dos días atrás un veterano senador peronista, todavía conmocionado por el “injusto maltrato” que, según su punto de vista, le prodigó el hijo de la vicepresidenta a Alberto Fernández.

En el kirchnerismo duro, en tanto, prefirieron guardar silencio, conducta que suele actuar como un reconocimiento implícito de desacuerdo con los líderes del sector en momentos críticos. “Así son los muchachos de La Cámpora: la ‘orga’ no les permite sacar los pies del plato y entonces optan por no decir nada”, explicó la actitud otro senador, que ya se convertió en un especialista en interpretar las conductas gestuales de algunos de sus compañeros de bancada.

Biocombustibles

El decreto de las vacunas pediátricas no es el único tema conflictivo para el oficialismo incluido en la sesión de mañana, convocada para las 14.

El temario incluye el nuevo régimen de biocombustibles aprobado hace dos semanas por la Cámara de Diputados, proyecto que también divide aguas al interior del oficialismo. En este caso, la puja es entre los senadores de las provincias petroleras y los de las del centro y norte del país, donde prosperan los cultivos de cereales y de caña de azúcar con los que se elaboran el biodiesel y el bioetanol.

Impulsado por Máximo Kirchner y el Poder Ejecutivo, los diputados oficialistas aprobaron un proyecto de ley nuevo, dejando de lado la prorroga lisa y llana del régimen vigente que votó el Senado por unanimidad el año pasado. Además de despreciar el trabajo de la Cámara alta, algo que molesta a los senadores, la iniciativa modifica a la baja las cuotas de biocombustibles que se deberán usar para cortar los combustibles fósiles.

Esta situación puso en pie de guerra a más de un senador oficialista, al punto tal que hasta ayer se negociaba un compromiso del Gobierno de que no hará uso de la facultad que le da el proyecto de recortar aún más las cuotas de corte. Si la promesa conformó a todos se verá durante la sesión, en la que no se descarta que algún que otro oficialista se ausente a la hora de votar el texto.

La convocatoria a sesión que firmó Cristina incluye el decreto de Alberto Fernández que habilita a los laboratorios norteamericanos.
La convocatoria a sesión que firmó Cristina incluye el decreto de Alberto Fernández que habilita a los laboratorios norteamericanos.


La convocatoria a sesión que firmó Cristina incluye el decreto de Alberto Fernández que habilita a los laboratorios norteamericanos.

El temario de la sesión contempla también la ratificación de otros dos DNU sanitarios relacionados con la pandemia y los proyectos que corrigen el cobro retroactivo del monotributo y la eximición del pago de los impuestos a las Ganancias para los plazos fijos UVA y a los Bienes Personales para la adquisición de títulos y obligaciones negociables en moneda nacional.

La lista de proyectos incluye, además, la aprobación del régimen de producción e industrialización del cánnabis y el cáñamo, iniciativa impulsada por el Ministerio de Desarrollo Productivo. Pero todas las miradas estarán puestas en la validación del DNU que habilitó la negociación con los laboratorios norteamericanos, que tanto ruido provocó al interior del Frente de Todos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.