En Cuba, la Presidenta almorzó con Fidel Castro y visita a la familia de Chávez

LA HABANA.- Luego de almorzar con los hermanos Fidel y Raúl Castro en La Habana y a la espera de poder visitar al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, convaleciente en Cuba desde su última operación en diciembre pasado, Cristina Kirchner se reúne con los parientes del mandatario bolivariano.

Tras ser recibida por el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, esta mañana en el aeropuerto de La Habana y de reunirse con los líderes de la isla, la Presidenta tenía pensado entregarle a los allegados de Chávez una Biblia, como mensaje solidario por su delicado estado de salud.

"Me dijeron que Fidel y Raúl, Castro, me están esperando (sic.)", anunció la jefa de Estado a través de su cuenta personal en Twitter esta mañana. Posteriormente, en un contacto con la prensa al retirarse del hotel Nacional, antes de participar de un almuerzo con los hermanos Castro, la mandataria no pudo confirmar si verá a Chávez. "Me reuniré con los familiares de mi compañero y amigo Hugo Chávez, quien ayudó tanto a la Argentina cuando más lo necesitaba", se limitó a anunciar, tal como estaba previsto.

Cristina Kirchner arribó a La Habana a las 7 hora local (las 9 de la Argentina), y estará allí poco menos de 22 horas, en las que apostará a visitar, aunque sea brevemente, a su par venezolano. Según dijo la propia Presidenta a través de la red social, le llevará a Chavéz una Biblia que recibió ayer de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas, con quien mantuvo anoche una reunión en la Casa Rosada.

En la serie de tuits, también expresó: "Hace más de dos horas que llegué a La Habana. Estaba amaneciendo y el Malecón apareció en todo su esplendor" y colocó un link a una foto de su arribo.

El viaje de Cristina a la isla coincide con la decisión de último momento del vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de dirigirse a La Habana para encontrarse nuevamente con Chávez, un día después de que en Caracas se organizara una masiva convocatoria por el comienzo de un nuevo mandato del presidente. No se descarta que ambos políticos puedan reunirse durante la tarde.

Maduro aseguró que Chávez "está trabajando y en cuenta" de todos los planes del gobierno. Y señaló que, pese a su ausencia física, el líder bolivariano cumple "un papel sumamente importante" en el país.

Después del mediodía cubano, arribó también a La Habana el presidente peruano, Ollanta Humala, para cerrar acuerdos con Raúl Castro. "Obviamente también preguntaré, veré como está la situación [de salud] del presidente Chávez, quien todos le deseamos una pronta mejoría", afirmó Humala ante periodistas.

En contra de las recomendaciones

Según se supo, el gobierno venezolano insistió hasta último momento en que Cristina Kirchner no fuera a Cuba hasta no tener un panorama más claro de la salud de Chávez. Le deslizaron incluso que existe la posibilidad certera de que ni siquiera pueda llegar a ver al mandatario.

Sin embargo, según trascendió de su círculo íntimo, la aspiración presidencial es saludar a la familia de Chávez ante la grave enfermedad que lo aqueja, más allá de que pueda o no visitarlo personalmente. En paralelo, la Presidenta envió ayer a Caracas a su canciller, Héctor Timerman, que participó del masivo acto de apoyo al mandatario venezolano en lo que fue una asunción virtual a su nuevo mandato.

El paso de la jefa del Estado por La Habana representa la escala previa antes de su largo periplo por Emiratos Árabes Unidos, Vietnam e Indonesia que la tendrá 11 días afuera del país. La Presidenta recibió la recomendación de sus médicos personales a no se exponga a tanto viaje en avión debido al problema de tiroides que padece, pero Cristina Kirchner igualmente se decidió viajar a Cuba.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK