Cristian Ritondo se despegó de la reforma para designar al presidente de la Corte

·4  min de lectura
Sergio Massa y Cristian Ritondo
Santiago Filipuzzi

El proyecto de ley que propone modificar el método de selección del presidente de la Corte Suprema de Justicia generó tanto revuelo en ámbito político y judicial que, por ahora, no tiene visos de prosperar en el Congreso.

De hecho, uno de los firmantes de la iniciativa, el jefe del bloque de Pro Cristian Ritondo, pidió retirar su firma y propició que el proyecto -que elaboró el radical Emiliano Yacobitti- se discuta recién el año próximo, una vez que los miembros de la Corte Suprema designen a sus nuevas autoridades, a fin de año.

“Si bien resulta necesario arribar a una reglamentación que supere fricciones, pujas y disputas internas en el máximo tribunal, y que ello es posible dentro de las atribuciones del Congreso de la Nación de establecer normas jurídicas que regulen el funcionamiento del Poder Judicial, considero oportuno realizarlo a fin de año, luego de que se renueven las autoridades de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, sostuvo Ritondo en una misiva que dirigió al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

La CGT le cierra la puerta a la candidata favorita de Cristina Kirchner

Ritondo está convencido de las bondades técnicas del proyecto; sin embargo, al advertir la polémica que desató en su bloque y en sectores de la Justicia, habló con Yacobitti y le adelantó que quitaría su firma. El diputado radical, sin embargo,no retirará el proyecto.

Hasta ahora, el máximo tribunal elige a su presidente cada tres años con la mayoría de los votos (tres en el caso actual, con cinco miembros). La reforma de Yacobitti y Ritondo propone que el presidente designado sea el más antiguo de la Corte con una duración de tres años.

“El proyecto es de buena calidad técnica: la rotación por antigüedad es el que se usa en la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires. Evita que la rosca política interfiera en la designación del presidente del tribunal”, exaltan cerca de Ritondo.

Yacobitti defendió su iniciativa. “El proyecto no ‘elige’ presidente o presidenta de la Corte Suprema. No hay una intromisión a dedo de un poder hacia otro. Todo lo contrario. El proyecto diseña un mecanismo previsible, estable, no sujeto a vaivenes y presiones políticas, en concordancia con la opinión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, sostuvo.

Juan Carlos Maqueda al llegar a los tribunales
Ricardo Pristupluk


Juan Carlos Maqueda podría quedar al frente de la Corte en caso de que prospere el proyecto del radicalismo (Ricardo Pristupluk/)

En caso de que se apruebe esta modificación propuesta por ambos legisladores, la presidencia de la Corte le correspondería a Juan Carlos Maqueda, quien ocupa un sitial en la Corte desde 2002 a propuesta del entonces presidente Eduardo Duhalde. Le sigue en orden de antigüedad Elena Highton y, luego, Ricardo Lorenzetti, expresidente del alto tribunal y sindicado por algunas voces de la política como el verdadero interesado en que esta propuesta legislativa prospere para ocupar él la presidencia de la Corte Suprema a partir de este año ante las versiones de que Maqueda y Highton desistirían de tal responsabilidad.

El Presidente, el error y el delito

En las últimas horas, sin embargo, trascendió que de aprobarse esta iniciativa Maqueda estaría dispuesto a ocupar el más alto sitial del tribunal. Lo cierto es que, con este proyecto, quedarían fuera de carrera los jueces más nuevos en integrar la Corte, Carlos Rosenkrantz, su actual presidente, y Horacio Rosatti, quien también abrigaría ambiciones de suceder a Rosenkrantz en el cargo.

La iniciativa fue girada a la Comisión de Legislación General, que preside la massista Cecilia Moreau, vicejefa del bloque que preside Máximo Kirchner. “Por ahora el tema no está en agenda”, sostienen en el oficialismo.

En Juntos por el Cambio el proyecto generó reparos y sus más encumbrados miembros tomaron distancia.

“Propiciar la forma de elección del presidente de la Corte por ley es un disparate jurídico y una incorrección política. No veo que ningún diputado del radicalismo ni de Juntos por el Cambio acompañe semejante golpe a la división de poderes”, fustigó el diputado y precandidato a renovar su banca Facundo Suárez Lastra.

También el Colegio Público de Abogados de la Capital rechazó la iniciativa. “Implica una clara intromisión en una práctica institucional que lleva decenas de años en vigencia. Son los integrantes de la propia Corte Suprema quienes eligen a su presidente”, enfatizó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.