Ante crisis, trabajadores universitarios podrían quedarse sin sueldo

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 28 (EL UNIVERSAL).- En medio de la contingencia por Covid-19, 70 mil trabajadores de 10 universidades públicas dejarán de percibir sus ingresos a partir del 1 de noviembre, alertó la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu).

Se trata de los trabajadores de las universidades autónomas de Nayarit, Michoacán, Sinaloa, Oaxaca, Chihuahua, Morelos, Tabasco, Estado de México, Zacatecas, y Durango, que como cada año enfrentan una crisis económica.

"Solicitamos el apoyo a las universidades para el salario de los trabajadores, para las universidades que están en crisis y que debido al déficit no tendrán recursos para pagar la nómina de los trabajadores a partir de la primera quincena de noviembre", advirtió la Confederación.

"Desde luego que, si no se resuelve, no se pagaría la segunda de noviembre y las dos de diciembre ni las prestaciones salariales de fin de año. Así de grave está la situación", subrayó.

Este año, como ocurre al menos desde 2017, vuelve a presentarse una crisis en las Universidades Públicas Estatales (UPES) derivada principalmente, de acuerdo con diversos análisis que ha realizado la Secretaría de Educación Pública (SEP), de las contrataciones no reconocidas por la dependencia federal, los regímenes de pensiones de sus sindicatos y la falta de presupuesto para atender la contingencia sanitaria.

Desde 2019 desapareció del presupuesto el fondo que año con año disponía la SEP para atender la situación de contingencia financiera de las instituciones. Se requieren cuando menos tres mil 384 millones de pesos para atender su situación, alertó la Confederación.

Ante esta situación, los trabajadores de dichas universidades analizaron realizar paros para demandar apoyo por parte de los gobiernos estatales y del federal.

Enrique Levet Gorozpe, líder de la Contu, dijo que los sindicatos universitarios acordaron un paro de labores de no ser atendidas las demandas.

"Si el resultado es positivo, no habrá paro. Pero si el resultado es negativo, si aún con todas las acciones estratégicas que estamos planteando no se resuelve, nos iríamos a un paro general de actividades que vamos a llamar: paro de computadoras apagadas, porque ahora las actividades son en línea", concluyó.

En una reunión con el diputado de Morena, Ignacio Campos Equihua, la Confederación acordó buscar otra reunión el 3 de noviembre con los integrantes de la a Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en la Cámara de Diputados; solicitar una reunión con el titular de ANUIES, Jaime Valls; buscar un encuentro con la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, e interponer una solicitud de audiencia al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

"Debe haber un rescate real de las universidades públicas; de otra manera se podría generar un conflicto de gran calado. Acordamos solicitar a la Cámara de Diputados un incremento al subsidio para las universidades públicas que viene reducido en el anteproyecto de presupuesto 2021", dijo Levet Gorozpe.