La crisis por los submarinos es una "señal de alerta" para Europa

·2  min de lectura

La crisis diplomática que estalló entre Francia, Australia y Estados Unidos por la ruptura con París de un contrato de compra de submarinos es una "señal de alerta" para Europa, afirmó este martes el ministro alemán de Asuntos europeos, Michael Roth.

"Entiendo muy bien la decepción de nuestros aliados franceses", dijo Roth al llegar a una reunión de ministros en Bruselas. "Es una señal de alerta para todos nosotros en la Unión Europea", añadió.

El diplomático alemán agregó que los Estados del bloque "debemos preguntarnos cómo fortalecer la soberanía; debemos preguntarnos cómo podemos mostrar más unidad en cuestiones de política exterior y seguridad".

La crisis surgida, en particular entre Francia y Australia, no estaba originalmente en la agenda del encuentro de ministros de asuntos europeos, pero a la llegada de éstos a la sede de las reuniones se tornó evidente que el asunto era prioritario.

"Es un problema europeo", dijo el ministro francés para el bloque, Clement Beaune.

"Yo no creo que Francia está sobreactuando y no pienso que Francia deba hacerlo, pero cuando una situación está equivocada, pienso que es nuestra responsabilidad decirlo muy claramente", apuntó.

Toda la UE reaccionó sin ocultar su indignación ante el anuncio de una alianza militar que une a Estados Unidos, el Reino Unido y Australia, sin que Bruselas haya siquiera sido informada de ese acuerdo.

Como consecuencia de ese acuerdo, Australia rompió un multimillonario contrato con Francia para la compra de submarinos para optar por navíos estadounidenses de propulsión nuclear.

En medio de este temporal diplomático, la Comisión Europea analiza el impacto que tendrá en el programado primer encuentro de una comisión de la UE y Estados Unidos sobre Tecnología y Comercio, previsto para la próxima semana.

"Estamos analizando el impacto del anuncio [sobre la alianza en la zona indopacífico entre Estados Unidos, Australia y Reino Unido) sobre esa agenda", informó la Comisión en un escueto comunicado en referencia a esa reunión.

Una fuente diplomática que pidió anonimato dijo a AFP que la delegación de Francia ante la UE había sondeado la idea de postergar esa reunión, aunque parece no haber encontrado el esperado apoyo, en particular entre los países bálticos.

En la víspera, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, había dicho a la red CNN que el tratamiento reservado a Francia en ese episodio era "inaceptable".

lob/ahg/me

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.