Crisis en Perú: Nicolás Maduro hizo un chiste y dijo que si quieren manda a Juan Guaidó para que se autoproclame presidente

LA NACION
·3  min de lectura

LIMA (AP).- En medio de la crisis social y política que vive Perú, tras la destitución del ahora expresidente Martín Vizcarra y las protestas que se desataron desde el martes pasado, día en que asumió Manuel Merino, quien renunció ayer, el mandatario venezolano Nicolás Maduro se puso del lado de los manifestantes, y dijo: "Lo que vemos aquí es que el pueblo peruano está despertando en rebeldía, en valentía. Salió a las calles a oponerse a la última maniobra de la oligarquía". Asimismo, pronunció una chicana y ofreció al líder de la oposición, Juan Guaidó, para que asuma el poder.

"Parece que nadie quiere asumir la presidencia allá. Nosotros podemos mandarle a Guaidó para que asuma la presidencia y se autoproclame presidente del Perú. ¿Qué les parece? Para que cumpla su sueño y entre a un palacio presidencial porque aquí no tiene vida", afirmó el bolivariano desde el Palacio de Miraflores en Caracas y luego aclaró que se trataba de un chiste.

Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades

Según lo publicado por el diario La República, el venezolano además afirmó que las marchas, que generaron cruces entre policías y manifestantes y la muerte de dos jóvenes, identificados como Bryan Pintado Sánchez (22) e Inti Sotelo Camargo (24), lo que consiguieron fue impedir que se instaurara "la oligarquía". "¿Dónde está el Grupo de Lima que no dice nada por los derechos humanos de Perú?", se preguntó.

"Desde aquí envío nuestro saludo solidario con el pueblo del Perú, con la juventud del Perú que en las calles está luchando por democracia verdadera. Por sus derechos sociales, por derechos económicos, por sus derechos humanos. Todo nuestro apoyo a nuestro pueblo del Perú", agregó.

Por último Maduro dijo que lo ocurrido en las últimas horas "obedece a una maniobra de grupos económicos y de dueños de medios de comunicación". "Desde la época del Fujimorazo ya ese pueblo odiaba a los partidos de la oligarquía y la derecha que siempre ha sabido colocar un candidato para engañar al pueblo que vota por ese candidato y al año está sirviendo a la corrupción y a la oligarquía", indicó.

La crisis

Hoy Perú comienza su semana sin presidente ni dirección en el Parlamento tras la renuncia del mandatario interino, Manuel Merino, en medio de protestas que dejaron dos muertos y más de 100 heridos. Ayer los parlamentarios no lograron elegir a uno de sus 130 miembros para que se convirtiera en el cuarto presidente desde 2016 y reemplazara a Merino, que sólo gobernó seis días.

La crisis empezó el lunes 9 de noviembre cuando el Congreso acusó y destituyó al entonces presidente, Martín Vizcarra, por cargos de corrupción durante 2014 y sin pruebas concluyentes. Merino lo reemplazó, pero su gobierno fue impopular desde el primer momento y provocó protestas multitudinarias. Para frenar las marchas, la Policía empleó balas de goma y gases lacrimógenos y dos jóvenes fueron asesinados a tiros. Eso provocó que 13 de sus 19 ministros renunciaron y que los militares también se alejaran del gobierno.

Merino renunció la madrugada del domingo y Vizcarra, un político popular porque inició una cruzada anticorrupción en 2018, reapareció y reclamó que el Tribunal Constitucional definiera si su destitución era legítima.

Anoche, en este contexto, manifestantes con camisetas y banderas rojiblancas colocaron velas, flores y postales en honor de los dos jóvenes asesinados frente al Parlamento. Las tarjetas mostraban frases como "Sangre derramada, jamás será olvidada" o "De luto, pero jamás en silencio".