‘Crisis operativa’: Sobrecargos de Spirit exigen mejores condiciones de trabajo

·3  min de lectura
Carl Juste/cjuste@miamiherald.com

Un grupo de sobrecargos sindicalizados de Spirit Airlines protestó el martes portando pancartas en el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood, alegando malas condiciones de trabajo y las “crisis” operativa de la aerolínea.

Un alto funcionario del sindicato citó casos de sobrecargos de Spirit que tienen que dormir en el suelo del aeropuerto tras completar turnos de entre 20 y 30 horas, para volver a trabajar poco después. En octubre de 2021 se propusieron directrices de la Administración Federal de Aviación (FAA) que exigen que los auxiliares de vuelo descansen un mínimo de 10 horas entre turnos.

“Hemos tenido problemas en los que no conseguimos habitaciones de hotel después de trabajar entre 20 y 30 horas”, dijo Don Intreglia, vicepresidente del consejo ejecutivo del sindicato de la Asociación de Sobrecargos (AFA-CWA) de Spirit. “Cuando llegamos a esas habitaciones de hotel, quizá durmamos cuatro o cinco horas en el mejor de los casos”.

Alrededor de 1,600 de los casi 4,000 sobrecargos de Spirit trabajan en el aeropuerto de Fort Lauderdale, su sede y el mercado más activo, ya que la aerolínea tiene sus oficina centrales no muy lejos, en Miramar, en Broward.

El 10 de abril, los trabajadores descontentos comenzaron a realizar manifestaciones similares y ahora las realizaron en los aeropuertos de Orlando, Dallas, Las Vegas y Detroit. Los plantones esporádicos no cesarán hasta que la administración de Spirit “deje de infringir nuestro contrato y demuestre que va a adoptar medidas reales para mejorar la fiabilidad de la aerolínea. Han dado pequeños pasos. Sin embargo, seguimos sin respuestas y sin apoyo”, dijo Intreglia.

No fue posible contactar el martes a un funcionario de comunicaciones empresariales de Spirit el martes.

Los funcionarios del sindicato dijeron que las manifestaciones en el aeropuerto de Fort Lauderdale ocurrieron después que Spirit retrasó 40% de su cronograma de vuelos el domingo y canceló más del 30% de sus vuelos el mes pasado debido al mal tiempo en la Florida. La aerolínea tuvo cuatro cancelaciones masivas de este tipo desde agosto, dejando a los pasajeros y sobrecargos varados en los aeropuertos, dijeron los funcionarios.

Los sobrecargos que tienen que lidiar con los pasajeros enfadados en los aeropuertos en estas situaciones están experimentando un tipo diferente de clima tormentoso, dijo Intreglia.

Teri Davison, presidenta del Consejo Local 78 del sindicato de Spirit Airlines, dijo que los sobrecargos que no descansan no pueden atender adecuadamente a los pasajeros. Señaló que las malas condiciones de trabajo están “cerrando todo el sistema” y que “[están] causando estragos en todas partes”.

El momento del empeoramiento de la relación del sindicato con Spirit coincide con el intento de la aerolínea de rechazar una oferta de compra no solicitada de JetBlue Airways, mientras se encuentra en proceso de fusión con la aerolínea rival de bajo costo Frontier Airlines.

Intreglia reforzó la importancia de las manifestaciones en el aeropuerto de Fort Lauderdale, donde Spirit es la mayor compañía aérea del aeropuerto. La aerolínea emplea a 3,400 trabajadores en todo el sur de la Florida, incluyendo los sobrecargos.

Los plantones que comenzaron en Orlando continuarán en todo el país hasta que el sindicato obtenga los resultados deseados de parte de Spirit o se vean obligados a abandonar el trabajo, dijo el líder sindical.

“Vamos a seguir manifestándonos en los aeropuertos de todo el país hasta que veamos el fin de las repetidas violaciones del contrato, y también el fin de estas operaciones irregulares y masivas”, dijo Intreglia.

En los últimos meses, Spirit contrató a 1,500 sobrecargos, pero perdió a unos 800 después que experimentaron malas condiciones de trabajo, dijo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.