Tillerson: China pidió a Norcorea cesar pruebas nucleares

Por RICHARD LARDNER

WASHINGTON (AP) — China amenazó con imponer sanciones a Corea del Norte en caso de que realice más pruebas nucleares, aseveró el jueves el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson.

“Sabemos que China está en comunicaciones con el régimen de Pyongyang”, declaró Tillerson a Fox News Channel. “Nos confirmaron que le solicitaron al régimen que ya no realice pruebas nucleares”.

Tillerson dijo que China también le indicó a Estados Unidos que le había informado a Corea del Norte “que si realizaban pruebas nucleares adicionales, China les impondría sanciones por su cuenta”.

Previamente el jueves, el oficial de la Marina de Estados Unidos a cargo de supervisar las operaciones militares en el Pacífico, dijo que la crisis con Corea del Norte está en el peor momento que él haya visto, pero rechazó comparar la situación con la crisis de los misiles cubanos de hace varias décadas.

“Es real”, reconoció el almirante Harry Harris Jr., comandante de las fuerzas estadounidenses en el Pacífico, durante un testimonio ante la Comisión de Servicios Armados del Senado.

Agregó que no le cabe duda que el líder norcoreano Kim Jong Un está decidido a que su país elabore un misil nuclear capaz de llegar al territorio continental de Estados Unidos. Advirtió que si bien hay discrepancias entre las agencias de espionaje sobre cuán avanzado está el proyecto nuclear norcoreano, es solo cuestión de tiempo para que Corea del Norte alcance ese poderío.

"De eso no me cabe la menor duda", enfatizó.

El gobierno de Donald Trump ha advertido que sopesa todas las opciones, incluso la de un ataque militar preventivo, a fin de evitar que Corea del Norte cumpla sus amenazas contra Estados Unidos o sus aliados en la región. Sin embargo, los funcionarios norteamericanos creen que es poco probable que tenga lugar un ataque preventivo, y el gobierno más bien se ha enfocado en presionar a China para que ayude en el tema. China es el principal aliado comercial de Pyongyang.

Con respaldo internacional, el gobierno de Trump dijo el jueves que quiere ejercer presión económica y diplomática en Corea del Norte que dé resultados en cuestión de meses para persuadir al gobierno comunista de que cese en su desarrollo de armas nucleares.

Susan Thornton, la principal diplomática interina de Estados Unidos en el este de Asia, dijo que existe un debate sobre si Pyongyang está dispuesto a frenar su programa de armas. Afirmó que Estados Unidos quiere “probar esa hipótesis lo más que se pueda”, para llegar a una resolución pacífica.

Pero mientras señalaba que la acción militar sigue siendo una posibilidad, Thornton dijo en un evento de la Fundación para la Defensa de las Democracias — un grupo de expertos con sede en Washington que están a favor de políticas estadounidenses más estrictas en torno a Irán y Corea del Norte — que el gobierno ve a Corea del Norte como su principal desafío en materia de seguridad y que “todas las opciones están sobre la mesa”.

“No buscamos un cambio de régimen y preferimos resolver este problema de manera pacífica”, dijo Thornton. “Pero repasaremos todas las opciones”.

___

Richard Lardner está en: http://twitter.com/rplardner