Crisis hídrica provoca clausura de negocios

·1  min de lectura

MONTERREY, NL., junio 11 (EL UNIVERSAL).— La crisis por la falta de agua en Nuevo León ha generado que se presenten cierres de negocios que dependen de este líquido para su funcionamiento y se refuercen las inspecciones a establecimientos de la zona metropolitana de Monterrey.

La Procuraduría Estatal de Medio Ambiente clausuró el establecimiento Autolavado Lux & Shine, por uso indebido de agua potable, así como por carecer de permisos ambientales estatales y le impuso los sellos de suspensión.

Desde el pasado miércoles, Protección Civil del estado, en coordinación con la empresa Servicios de Agua y Drenaje, inició operativos de revisión a establecimientos comerciales para verificar el adecuado uso del agua potable y dar recomendaciones para su cuidado.

En tanto, la venta de garrafones al público se ha disparado en la zona metropolitana, donde se llega a cobrar hasta 100 pesos, además de que es difícil de encontrar dónde vendan el agua embotellada.

Por su parte, la Comisión Diocesana del Medio Ambiente de la Arquidiócesis de Monterrey anunció que presentará el lunes al gobierno de Nuevo León un planteamiento para enfrentar la crisis hídrica, ante los cortes diarios de 18 horas a una población de más de 5 millones de personas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.