La crisis climática golpea los medios de vida e impulsa la migración en Centroamérica

·4  min de lectura

Tegucigalpa, 20 jul (EFE).- Los efectos de la crisis climática golpean los medios de vida de las poblaciones más vulnerables y aceleran la migración en el Triángulo Norte de Centroamérica, región que requiere más fondos y un trabajo conjunto para afrontar los escenarios de mitigación y adaptación, según dijeron a Efe expertos.

Para la economista senior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) Lourdes Molina, la crisis climática provoca que los fenómenos naturales "sean cada vez más extremos" en la región.

La crisis climática tiene "un impacto directo" en los recursos naturales, sociales, físicos y financieros, que son la base de subsistencia de las poblaciones más vulnerables, lo que lleva a las personas a buscar alternativas para "garantizar su bienestar y el de su familia fuera de su lugar de origen", señaló.

Molina indicó que en 2020 al menos 1,3 millones de personas de El Salvador, Guatemala y Honduras -países que conforman el Triángulo Norte-, se vieron obligadas a desplazarse internamente por los consecuencias de un desastre natural asociado a este fenómeno.

Las fuertes lluvias, las inundaciones, el calor excesivo, así como los bruscos cambios de clima, son algunas manifestaciones derivadas del calentamiento del planeta.

Los embates cada vez más extremos del clima han empeorado la ya de por si grave situación de pobreza, que afecta entre el 50 % y el 60 % de la población, y hambre en el Triángulo Norte centroamericano.

Una buena parte de esa población vive en áreas rurales y solo come lo que produce, generalmente maíz y fríjoles, lo que se conoce como agricultura de subsistencia, que en muchas ocasiones se ha llevado a cabo con malas prácticas, que incluyen la deforestación, cuyas consecuencias se han agravado con la crisis climática.

CONDICIONES DE VULNERABILIDAD

La economista del Icefi, un organismo independiente con sede en Guatemala, cree que la pérdida de los cultivos "vulnera la seguridad alimentaria", lo que a su vez "limita" las posibilidades de que las personas puedan superar las condiciones de pobreza y se planteen la migración como única opción.

Molina coincide con otros expertos en que los Estados deben asumir "un rol de liderazgo" para afrontar los escenarios de mitigación, adaptación, pérdidas y daños como consecuencia de los efectos del calentamiento global.

Los Gobiernos del Triángulo Norte deben "diseñar e implementar políticas públicas integrales" que vinculen los objetivos climáticos y ambientales con los de carácter económico y social, añadió.

En opinión de la economista, los Estados deben priorizar su apoyo a sectores estratégicos con sendas de crecimiento bajas en carbono, como la agricultura, la silvicultura y la industria de reciclaje, entre otros.

MÁS FONDOS E INCLUIR A JÓVENES

El norte de Centroamérica necesita "movilizar más recursos" para la mitigación y adaptación de los efectos de la crisis climática, dos objetivos que "no están peleados", precisó Molina.

"La movilización de esos recursos no debe restringirse sólo a esfuerzos nacionales, sino que también deben impulsarse iniciativas de carácter regional que permitan a los países del norte de Centroamérica acceder a mayores flujos de financiamiento climático", enfatizó.

Los tres países centroamericanos, según Molina, deben crear "un frente común y un esfuerzo regional en conjunto" para mejorar su capacidad de negociación y de acceso a recursos de financiamiento climático internacional.

El presidente de la ONG Monitoreo Forestal Independiente (MFI) de Honduras, Fausto Mejía, dijo que la escasez de agua perjudica los sistemas productivos, lo que a su vez afecta los derechos humanos a la alimentación y al trabajo.

"Existe una interrelación importantísima entre la calidad del ambiente con los derechos humanos, por lo que es necesario que los países apliquen políticas efectivas para poder controlar" los efectos del clima, señaló Mejía, quien abogó por involucrar a los jóvenes en las soluciones.

Los Gobiernos deben incluir en sus agendas acciones para mitigar los efectos de la ciris climática, de lo contrario, el panorama será "dramático", lo que afectará la agricultura y aumentará más los costos de los alimentos, subrayó el experto.

Centroamérica es una de las regiones más afectadas por los efectos de la crisis climática, los que se agrandan con factores ambientales locales, como la deforestación, pese a que esos países son responsables de tan solo el 0,5 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, según organismos internacionales.

Anny Castro

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.