La crisis climática alimenta más de 400 incendios forestales en Canadá

·4  min de lectura

Toronto (Canadá), 24 jul (EFE).- Más de 400 incendios forestales seguían activos este sábado en dos provincias de Canadá, que vive una de sus peores temporadas de incendios fruto de temperaturas muy superiores a lo normal y de una sequedad extrema que los expertos achacan a los efectos de la crisis climática.

La mejora de las condiciones meteorológicas en las últimas horas tanto en Columbia Británica, en la costa del Pacífico, como en la provincia de Ontario, en el centro de Canadá, ha permitido que el número de incendios activos se haya reducido ligeramente.

En Columbia Británica seguían activos este sábado 258 incendios, 17 menos que el viernes, cuando a principios de la semana la cifra era de algo más de 300. De igual forma, en Ontario, el número de fuegos se había reducido a 153, 13 menos que 24 horas antes.

En ambos casos, la reducción de los incendios es fruto de la llegada de aire más frío y en el caso de Ontario, de precipitaciones.

Pero miles de personas han tenido que ser evacuadas, o lo serán en las próximas horas, por la amenaza de las llamas, especialmente en comunidades indígenas. Y el humo, que se extiende por grandes áreas del país, también está causando problemas tanto de visibilidad como respiratorios.

La ligera reducción de la actividad de incendios coincide con la llegada a Columbia Británica de un contingente de 103 bomberos mexicanos, que durante los próximos 30 días ayudarán a combatir las llamas junto con más de 3.200 bomberos llegados a la provincia de todo Canadá.

Otros 103 bomberos mexicanos ya se encuentran en Ontario desde el fin de semana pasado y han sido desplegados en la zona noroccidental de la provincia, la más afectada por las llamas.

El embajador de México en Canadá, Juan José Gómez Camacho, declaró a Efe que la presencia de los "combatientes de incendios forestales", como se les denomina en México, es una muestra del nivel de amistad y la complejidad de las relaciones entre los dos países.

"Las relaciones entre México y Canadá, la de amistad, la política y la estratégica, tienen una dimensión muy creciente. La relación no es sólo cada vez más grande e importante, sino también más diversificada", explicó Gómez Camacho.

El representante diplomático de México en Canadá también destacó el nivel de consideración que los bomberos mexicanos tienen en el país.

"Nuestros combatientes de incendios forestales son personal altamente capacitado, con enorme experiencia y con un récord de eficacia y éxito muy importante. No vienen a aprender ni vienen por cooperación hacía México. Todo lo contrario. Es personal altamente cualificado y especializado que viene a hacer una contribución muy importante", añadió.

La llegada de los bomberos mexicanos ha sido recibida con alivio en el país.

El ministro de Recursos Naturales y Bosques del Gobierno de Ontario, Greg Rickford, que recibió al primer contingente de bomberos mexicanos el pasado 17 de julio en Toronto, expresó en un comunicado su agradecimiento "por los valerosos esfuerzos de los bomberos forestales en Ontario y toda la gente que apoya sus esfuerzos para mantener seguras las comunidades septentrionales".

En Columbia Británica, el ministro de Seguridad Pública de la provincia, Mike Farnworth, también recibió este sábado en el aeropuerto de Vancouver a los 103 bomberos mexicanos.

El embajador mexicano destacó "la peligrosidad y la dureza" del trabajo de los "combatientes" mexicanos. Precisamente, un día antes de la llegada del contingente mexicano a Ontario, un bombero murió en uno de los incendios que consumen la zona noroccidental de Ontario.

Es más que probable que este año lleguen más bomberos mexicanos a Canadá. Los meteorólogos canadienses advirtieron que la próxima semana Columbia Británica se enfrentará a otra ola de calor extremo, aunque no tan grave como la que la provincia sufrió a finales de junio.

Entonces, los termómetros bordearon los 50 ºC en el interior de la provincia, un récord histórico para el país que superó en cinco grados la anterior máxima de 45 ºC en 1937, y se estima que más de 500 personas murieron a consecuencia del calor.

El calor extremo también creó las condiciones ideales para una explosión de incendios forestales que la provincia todavía padece.

Muchos expertos vinculan la ola de calor de Columbia Británica con la crisis climática. Un informe federal de 2019 señalaba que Canadá es especialmente vulnerable al cambio climático, porque se prevé que el calentamiento en el país sea hasta dos veces superior a la media mundial.

De hecho, la zona oeste de Canadá ya es entre uno y dos grados más caliente de media de lo que era a mediados del siglo XX. Si a esto se une que el país tiene bosques masivos, las consecuencias pueden ser catastróficas.

Canadá, el segundo país más extenso del mundo tras Rusia, tiene 374 millones de hectáreas de bosque y contiene el 9 % de toda la superficie forestal del mundo.

Como señaló el Gómez Camacho, "Canadá tiene un reto mayúsculo por el tamaño de sus bosques y porque es muy vulnerable al cambio climático".

Julio César Rivas

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.