Crisis en los alquileres: noviembre llegará con suba del 120% y tras cambios en la ley no se cierran contratos nuevos

El incremento que evidencian los alquileres cada vez mes, siempre a partir de la ley vigente, pegará un nuevo salto contundente en el inicio de noviembre. Comercializadores y especialistas anticiparon que el anteúltimo período del año iniciará con incrementos del orden del 119,5 por ciento. Pero que esa marca se incrementará aún más durante la primera quincena del mismo noviembre. El impacto de la inflación, señalan, seguirá haciendo mella en tanto prácticamente la totalidad de los contratos vigentes se rigen por el marco previo a la modificación reglamentada el 17 de este mes. En contrapartida, desde que promulgación los cambios, se indicó, el sector no avanzado con la concreción de ningún contrato nuevo. Esto último, a raíz del desinterés de los propietarios por operar con lo que establece la normativa actualizada.

La ausencia de nuevos acuerdos extensos fue señalada a iProfesional desde el Colegio Profesional Inmobiliario (CPI), desde dónde se indicó que por estos días lo único que se mantiene firme es el acuerdo para renovar o prorrogar los contratos ya existentes.

"No se ha firmado un solo contrato nuevo desde que se aprobaron las modificaciones a la ley", comentó a este medio Marta Liotto, presidenta del CPI.

"No hemos logrado convencer a ningún propietario para que establezca contratos tras los cambios aplicados a la norma. Sólo tenemos renovaciones y prórrogas. El escenario es de total incertidumbre y recién a partir del balotaje del 19 de noviembre sabremos dónde estamos parados", agregó.

Consultada respecto de las pautas que rigen para las prórrogas, la directiva sostuvo que el sector atraviesa una instancia de aguas divididas. Y en la que brotan acuerdos que no necesariamente se ajustan a la ley tal como operaba previa a las modificaciones aprobadas recientemente.

El modo en que se dan las prórrogas

"A nuestro entender, las prórrogas deben hacerse sobre el contrato ya firmado. Sin embargo, hay quienes no toman en cuenta esa opción y aplican otros criterios", dijo.

Tras los cambios aplicados a la ley no volvieron a cerrarse nuevos contratos.
Tras los cambios aplicados a la ley no volvieron a cerrarse nuevos contratos.

Tras los cambios aplicados a la ley no volvieron a cerrarse nuevos contratos.

Respecto de cómo se darán los ajustes para quienes deben cumplir con la actualización anual en el inicio de noviembre, la titular del CPI anticipó que las subas se ubicarán en torno al 119,5 por ciento.

Desde el ámbito de la comercialización se señaló que, dado el contexto político, los propietarios se debaten entre migrar sus inmuebles a contratos temporarios o "apto profesional" o, en todo caso, directamente optar por vender.

En las inmobiliarias afirman que desde hace semanas no ingresan unidades al mercado y que, por estos días, el "stock" de inmuebles disponibles en Capital Federal no supera las 400 unidades.

Organizaciones del sector como la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) y el Colegio Profesional Inmobiliario (CPI) señalaron que, más allá de los candidatos, la continuidad de la ley es observada de modo negativo por el sector. Y que los propietarios, dadas las condiciones que fija el marco, continúan optando por desprenderse de sus inmuebles.

Los incrementos no paran

Desde la CIA se sugirió la posibilidad de avanzar con una "mesa nacional de alquileres", dejando en claro que, si no se reúnen todos los segmentos para evaluar cambios y medidas, la oferta continuará reduciéndose hasta desaparecer.

"De los contratos que están por concluir en Capital Federal, al menos el 40 por ciento se sabe que no van a renovarse. Los propietarios no están interesados. A lo sumo ocurrirán algunas prórrogas. La realidad es que, si no surge alguna idea de cambio, los dueños seguirán yéndose hacia la opción del temporario", dijo a iProfesional Alejandro Bennazar, ex presidente de la CIA y actual director de relaciones institucionales de la entidad.

La oferta
La oferta

La oferta de alquileres "tradicionales" atraviesa su mayor caída histórica.

Mientras tanto, los incrementos no dejan de sucederse. En lo que va del año, la cotización de los inmuebles para los nuevos contratos subió más del 150 por ciento, mientras que, en el acumulado de septiembre de 2022 al mes pasado, el incremento bordea el 230 por ciento.