Taxista que vio a bebé abandonado en el aeropuerto de Kabul lo sumó a su familia y cinco meses después encontró a los padres

·3  min de lectura
Hamid Safi, el taxista que encontró a Sohail Ahmadi en el suelo en el aeropuerto de Kabul y localizó a la familia, besa a Sohail, quien fue separado de sus padres en el aeropuerto en el caos de la evacuación estadounidense de Afganistán en agosto de 2021, en casa del abuelo de Sohail
MOHD RASFAN

KABUL.- Sohail Ahmadi apenas tenía dos meses cuando fue entregado a un soldado extranjero el pasado 19 de agosto en medio de la desesperación de los afganos durante la evacuación de Kabul tras la toma del poder de los talibanes. Después de cinco meses su familia lo buscó desesperadamente, hasta que la semana pasada volvieron a ubicarlo, en una tantas historias de familias separadas por el caótico operativo. 

En agosto, Sohail había sido entregado por su padre a un soldado, ubicado en altura sobre una muchedumbre aterrada por la llegada de los talibanes al poder, tras apoderarse de la capital afgana.

El padre y el niño quedaron separados. Pese a sus intensas búsquedas, fue imposible para Mirza Ali Ahmadi recuperar a su bebé.

Fue un chofer de taxi, Hamid Safi, quien lo halló, llorando y abandonado en el suelo del aeropuerto. “Busqué a su familia” asegura el joven de 29 años, que había acudido al aeropuerto para dejar a su propio hermano, que iba a ser evacuado. “Llamé entonces a mi mujer, que me dijo que trajera al bebé a casa”.

La pareja asegura haber buscado sin éxito a los padres del niño. Lo llamaron Mohamad Abed y empezaron a criarlo.

“Si no hubiéramos encontrado a su familia, lo habríamos protegido y educado como nuestro propio hijo”, dice Hamid Safi.

Durante tres días, el verdadero padre de Sohail había buscado a su hijo en el atestado aeropuerto. Desesperado, este exagente de seguridad de la embajada de Estados Unidos, partió junto a su esposa y sus cuatro hijos al país norteamericano.

En agosto, el aeropuerto de Kabul había sido tomado por afganos deseosos de dejar la ciudad al mismo tiempo que las últimas tropas occidentales, tras 20 años de guerra.

Sohail Ahmadi (C), quien fue separado de sus padres en el aeropuerto en el caos de la evacuación estadounidense de Afganistán en agosto de 2021, juega en la casa de su abuelo en Kabul junto a su familia adoptiva
Sohail Ahmadi (C), quien fue separado de sus padres en el aeropuerto en el caos de la evacuación estadounidense de Afganistán en agosto de 2021, juega en la casa de su abuelo en Kabul junto a su familia adoptiva (MOHD RASFAN/)

Varios afganos temían por el retorno de los islamistas en el poder, al rememorar el cruel régimen de los años 1990 o por miedo a represalias contra los colaboradores del anterior gobierno o de las fuerzas extranjeras.

“Como su madre”

Recién la semana pasada la familia de Sohail pudo encontrar al bebé en Kabul, ayudada por las redes sociales y la policía.

El niño fue entregado a su abuelo, lo que supuso una dolorosa separación para la pareja Safi y sus tres hijas.

“Me sentía responsable de él, como si fuera su madre”, explica Fatimah Safi, de 27 años. “Tenía la costumbre de despertarse durante la noche (...) Ahora cuando me despierto, no está ahí, y eso me hace llorar”.

“Soy una madre. Comprendo que no estará siempre con nosotros y que necesita a sus padres”, menciona la mujer, mientras su marido reconoce que “fue muy difícil” devolver al bebé.

Hamid Safi (derecha), el taxista que encontró a Sohail Ahmadi en el suelo en el aeropuerto de Kabul, junto al abuelo del bebé
Hamid Safi (derecha), el taxista que encontró a Sohail Ahmadi en el suelo en el aeropuerto de Kabul, junto al abuelo del bebé (MOHD RASFAN/)

El domingo, el abuelo de Sohail, Mirza Mohamad Qasemi, invitó a la familia Safi a su casa de Kabul para compartir todos juntos momentos con Sohail.

“Se ocuparon de él durante cinco meses, y estaban muy apegados a él”, dice el abuelo, aunque añade que los Safi fueron inicialmente reticentes a devolver al bebé.

Qasemi, quien también había buscado a su nieto, se dice ahora entusiasmado con la idea de que Sohail pueda reencontrarse con sus padres en Estados Unidos. Ellos se han contactado con las autoridades estadounidenses pero les advirtieron que el procedimiento va a ser largo.

“Era difícil para mi hija. Lloraba, y no comía nada”, dice el abuelo, secándose las lágrimas mientras observa a Sohail dormido entre los brazos de Fatimah.

Hasta que Sohail se reúna con sus padres, su tía se ocupará de él.

A través del teléfono, su padre no podía ocultar su alegría: “Hemos estado muy tristes estos cinco últimos meses (...) Pero cuando encontramos a nuestro bebé, estuvimos felices de que Dios nos devolviera a nuestro hijo”.

Agencia AFP

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Talibanes decapitan maniquíes por 'violar las reglas islámicas'

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.