Crimen organizado acecha a migrantes

CIUDAD JUÁREZ, Chih., octubre 29 (EL UNIVERSAL).— A dos semanas de que comenzara la deportación de personas de origen venezolano en esta ciudad, autoridades estatales están en alerta por la crisis migratoria, ya que se busca evitar que las personas extranjeras sean víctimas del crimen organizado o del tráfico de personas.

Óscar Ibáñez, representante de la gobernadora Maru Campos Galván en Ciudad Juárez, comentó que la crisis que se vive pareciera no terminar, por lo cual considera que el gobierno federal debería tomar medidas para reducir el flujo de personas que llegan, por diversas situaciones que se pueden presentar como el involucramiento del crimen organizado.

"El gobierno federal debería tomar medidas para reducir este flujo en la frontera, porque luego se están dando otros fenómenos que ustedes conocen (...) varias fuentes de inteligencia y de la misma fiscalía, ayer el mismo fiscal (Roberto Fierro Duarte) lo afirmó, el involucramiento del crimen organizado en el tráfico de personas", dijo Ibáñez.

Destacó que se trata de un asunto federal y que debe atenderse desde esas instancias; sin embargo, no se ve, a dos semanas de que comenzó la crisis migratoria, ninguna política que esté atendiendo esta problemática.

"Hay testimonios de gente de que algunos (migrantes) efectivamente son abordados por criminales y también que no hay una autoridad federal en este caso que atienda esta situación", comentó el representante.

Recalcó que aunque existe un acuerdo en el tema de migrantes venezolanos entre México y Estados Unidos, el gobierno federal debería tomar una iniciativa para tratar el problema que se vive en la frontera, ya que el que se ha tenido ha sido por parte de las instancias estatales en Ciudad Juárez.

Durante la conferencia de prensa se dio a conocer el desglose de la crisis migrante a dos semanas de que comenzó la deportación bajo el Título 42 de venezolanos en esta ciudad.

Enrique Valenzuela, titular del Consejo Estatal de Población (Coespo) y del Centro de Atención Integral Migrantes (CAIM), informó que desde el 12 de octubre han sido retornadas bajo este acuerdo mil 885 personas de Venezuela. De ese total, mil 715 son adultos, así como 170 niños y niñas que venían con sus familiares.

Desde esa fecha se ha incrementado el flujo de personas retornadas y de venezolanos que llegan y se quedan varados por la crisis, por lo cual se han recibido a 2 mil 393 personas en el CAIM, y se han dado más de 9 mil servicios, entre los que destacan información, alimentos y trabajo.

Además se han enviado al refugio Ónix, que se habilitó para migrantes en Juárez, a 235 personas venezolanas y cerca de 40 lo han abandonado.

Respecto a las familias, se han enviado 77 al refugio temporal Juntos por los Niños, el cual fue habilitado esta semana por el gobierno estatal.

En cuanto al Instituto Nacional de Migración (INM), se destacó que está entregando la Forma Migratoria Múltiple (FMM) y hasta este viernes 569 migrantes venezolanos ya la tenían.

Con relación al empleo, destacó que los migrantes se enfrentan a un problema, debido a que aunque tienen su FMM, Index o las empresas maquiladoras no pueden contratarlos, debido a que no cuentan con RFC, ya que no hay citas en el SAT.

Se informó que entre las personas que han cruzado en los últimos días también hay colombianos, ecuatorianos y nicaragüenses.

Hasta este viernes, más de 250 personas continuaban viviendo en el bordo que divide la frontera de Ciudad Juárez y El Paso, Texas, ya que actualmente no hay capacidad para atenderlos dentro de los refugios temporales y albergues, debido a que están saturados.