Crimen en Gesell. Los padres de Báez Sosa se reunieron con el Presidente

LA NACION
·2  min de lectura

A pocos días de cumplirse un año del asesinato, los padres de Fernando Báez Sosa se reunieron con el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada. El mandatario respaldo el reclamo de justicia que llevan adelante los familiares del joven de 18 años asesinado por una patota en Villa Gesell, el 18 de enero pasado. Fernández se mostró con un cartel con el rostro del adolescente para exponer su apoyo a Silvio Báez y Graciela Sosa.

En ese encuentro también participaron el legislador Leandro Santoro y Matías Bagnato, miembro del Observatorio de Víctimas del Delito y sobreviviente de la llamada Masacre de Flores.

El 18 de enero pasado, Fernando Báez Sosa fue asesinado a golpes y patadas en la calle por un grupo de jóvenes con los que había mantenido un altercado esa madrugada en el boliche Le Brique. Ocho agresores permanecen detenidos desde ese día y otros dos jóvenes de Zárate fueron acusados por la querella, pero sobreseídos por la fiscalía en esta etapa de la investigación.

Violencia. Simularon la compra de una casa para asesinar al propietario

El brutal ataque recibido por Báez Sosa conmocionó a la sociedad, ya que el momento de la golpiza quedó registrada en videos grabados incluso por los atacantes.

A partir de testimonios, grabaciones y peritajes, la representante del Ministerio Público Fiscal sostuvo la acusación contra Máximo Thomsen, de 20 años; Ciro Pertossi, de 20; Luciano Pertossi, de 19; Lucas Pertossi, de 21; Enzo Comelli, de 20; Matías Benicelli, de 21; Blas Cinalli, de 19, y Ayrton Viollaz, de 21.

Una de las pruebas contra esos jóvenes de Zárate generó una fuerte indignación social, ya que en un mensaje transmitido esa madrugada por Lucas Pertossi a sus compañeros se consignó: "Estoy acá cerca donde está el pibe y están todos ahí a los gritos, está la policía, llamaron a la ambulancia... caducó".