Creta recibe a 61 migrantes rescatados por buque ante Malta

·2  min de lectura

ATENAS (AP) — Un grupo de 61 migrantes rescatado por un buque de mercancías de una embarcación averiada en el Mediterráneo central llegó sin problemas a Creta horas después de que una niña gravemente enferma falleciese mientras era trasladada en helicóptero del carguero a la isla, dijeron las autoridades griegas el miércoles.

No estuvo claro si se trataba de las mismas personas que estuvieron varios días a la deriva sin provisiones en un barco de pesca con fugas cerca de Malta, cuando intentaban ir de Líbano a Italia.

Un helicóptero de la Armada griega trasladó el martes a una niña de 4 años con problemas de salud y a su madre desde el mercante BBC Pearl, que había rescatado a los migrantes, pero la menor fue declarada muerta antes de llegar a un hospital en Creta.

La Guardia Costera dijo que el resto de los pasajeros — 33 hombres, siete mujeres y 21 niños — desembarcaron del buque con bandera de Antigua y Barbuda en la madrugada del miércoles en el puerto de Kali Limenes, en el sur de la isla griega.

Dos de ellos fueron trasladados a un hospital por problemas que no ponían en riesgo sus vidas, mientras que el resto quedaron alojados temporalmente en un pabellón de deportes en la localidad de Moires.

Los migrantes dijeron a las autoridades que eran sirios, libaneses y palestinos.

No estuvo claro de inmediato cuándo fueron rescatados por el mercante, de donde habían partido ni a dónde se dirigían.

Los guardacostas explicaron en un comunicado el martes en la noche que el BBC Pearl los rescató en aguas de la zona de búsqueda y rescate de Malta. Hacia el mediodía del martes, Grecia recibió una solicitud de las autoridades maltesas, que habían sido contactadas por el capitán del barco, para sacar en helicóptero a la madre y a la niña, agregó.

El buque cambió de rumbo hacia Creta para facilitar la operación, añadió la nota.

El martes, activistas y familiares de los migrantes libaneses y sirios que iban a bordo del pesquero que hacía aguas cerca de Malta dijeron que habían perdido contacto con la embarcación durante la noche.

Las cerca de 60 personas que iban a bordo le habían contado a sus familiares y a grupos de voluntarios a través de un teléfono satelital que llevaban días sin comida, agua ni leche de fórmula para los bebés.

El barco había salido de Trípoli, una ciudad del norte de Líbano, rumbo a Italia 10 días antes.

Cada vez más, los migrantes tratan de viajar en embarcaciones poco seguras desde Líbano, aquejado por las crisis, a Italia, y las autoridades griegas han tenido que realizar varios rescates en las últimas semanas.