El crecimiento del PIB de Nicaragua depende de elecciones libres, dice disidente

Agencia EFE
·2  min de lectura

Managua, 6 mar (EFE).- Nicaragua, cuyo Producto Interno Bruto (PIB) se ha contraído en los últimos tres años, podrá recuperar su crecimiento económico sólo si se garantizan elecciones creíbles en noviembre próximo, según un análisis divulgado este sábado por el disidente sandinista Edmundo Jarquín.

"La gran pregunta sería que sin reformas electorales que nos conduzcan a unas elecciones creíblemente democráticas, ¿es posible recuperar el crecimiento económico? No. Definitivamente no", señaló el político, que fue candidato a la Presidencia y a la Vicepresidencia de Nicaragua.

Jarquín explicó que "el desahogo financiero temporal" que recibió el Gobierno de Daniel Ortega por la pandemia de la covid-19 y por los huracanes que azotaron al país en noviembre pasado, "es apenas la quinta parte del PIB" y "podrá dar alivio pasajero expandiendo el gasto y las inversiones públicas, pero al final todo dependerá de la inversión privada, nacional y extranjera, y del financiamiento de los organismos financieros multilaterales".

"Y eso no se logrará sin elecciones democráticas", argumentó Jarquín, que se desempeñó como embajador en España y México durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990).

Nicaragua tiene previsto celebrar elecciones nacionales el 7 de noviembre de 2021 y el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que retornó al poder en enero de 2007, busca conservarlo por cinco años más.

Nicaragua prevé una caída de entre -1,5 % a -2,5 % del PIB para 2020, el tercer año seguido que cerraría con saldo rojo el país centroamericano, aunque las autoridades aún no ha dado a conocer ese indicador.

El PIB de Nicaragua decreció un -3,9 % en el 2019, y -4 % en el 2018, como producto de la crisis social y política que afecta al país desde hace 34 meses, según el Banco Central.

Para Jarquín, si la crisis sociopolítica que estalló en abril de 2018 "logra solución en las próximas elecciones de Nicaragua", la economía se podrá recuperar más rápidamente.

Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.

(c) Agencia EFE