Dura advertencia a países que reciben millones en remesas... como México

Unos clientes en el Banco Azteca de Zamora, Michoacan, que maneja transferencias de Western Union desde Estados Unidos.  (Tom Pennington/Fort Worth Star-Telegram/Tribune News Service via Getty Images)
Unos clientes en el Banco Azteca de Zamora, Michoacan, que maneja transferencias de Western Union desde Estados Unidos. (Tom Pennington/Fort Worth Star-Telegram/Tribune News Service via Getty Images)

(Bloomberg) — Un crecimiento más lento en las economías más ricas del mundo limitará el próximo año la capacidad de los inmigrantes para enviar dinero a sus familias, según un reporte del Banco Mundial.

Las remesas a países de bajos y medianos ingresos crecerán en 2023 un 2% a US$639.000 millones, por debajo del crecimiento del 4,9% este año, según el pronóstico del banco.

Esas son malas noticias para las economías de América Central, el Caribe, África y partes de Asia que dependen en gran medida de las remesas. El Salvador, Nepal y Líbano se encuentran entre los países en los que dichas transferencias representan más de una quinta parte del producto interno bruto.

La inflación en artículos como alimentos y combustibles está encareciendo la vida de los migrantes, lo que también frena su capacidad para enviar dinero al exterior.

“Con la alta inflación de los alimentos y el hecho de que ahora los paquetes de estímulo anunciados por diferentes países también están disminuyendo, los efectos acumulativos se sentirán en 2023”, dijo en entrevista telefónica Dilip Ratha, director de la Asociación Mundial de Conocimiento sobre Migración y Desarrollo, una iniciativa del Banco Mundial. “Es por eso que esperamos una desaceleración muy fuerte”.

América Latina experimentará el crecimiento de remesas más rápido de cualquier región en 2023, con un 4,7%. La expansión de los sectores de construcción y hospitalidad en Estados Unidos impulsó el empleo y ayudó a los inmigrantes a enviar dinero a casa este año, según el informe.

Una mujer recibe una transferencia de dinero desde Western Union en La Habana / REUTERS/Alexandre Meneghini
Una mujer recibe una transferencia de dinero desde Western Union en La Habana / REUTERS/Alexandre Meneghini

Este año, las remesas a Europa y Asia Central se dispararon más del 10%, ya que la fortaleza del rublo ayudó a los trabajadores en Rusia a enviar más dinero. También es probable que los flujos de Rusia a los países vecinos aumenten en 2023, dado que algunos rusos trasladarán a sus familias o sus negocios al extranjero tras la invasión a Ucrania.

Los indios enviarán la mayor cantidad de dinero a casa este año, alrededor de US$100.000 millones, seguidos por los trabajadores de México, China, Filipinas y Egipto. Se espera que la migración crezca en todo el mundo, lo que contribuiría a los flujos de remesas, en tanto que el costo de los viajes de los migrantes ya se ha reflejado en un aumento de las entradas de efectivo a países de tránsito como México.

Nota Original:Rich Nations’ Weaker Growth to Hit Remittances, World Bank Says

More stories like this are available on bloomberg.com

©2022 Bloomberg L.P.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¡Cuidado! Así te roban sin que te des cuenta en una Central de Abastos de México