Crece la tensión entre barcos chinos y japoneses en el Mar de China

John Feng On / Newsweek
·3  min de lectura

DOS BARCOS de la guardia costera china —incluido uno armado con un “cañón automático”— entraron en aguas territoriales de Japón por segundo día consecutivo y hostigaron a un barco pesquero japonés.

Ambos barcos del gobierno chino se unieron a otros dos barcos de la Guardia Costera de China que habían ingresado y permanecieron en la zona contigua de las islas Senkaku controladas por Japón, según informó el diario Japan Times.

Las Senkaku están situadas en el mar de China Oriental, son ricas en energía y están deshabitadas, pero también son reclamadas por los gobiernos de China y Taiwán, que se refieren a ellas como las islas Diaoyu y Diaoyutai, respectivamente.

El año pasado, los barcos de la Guardia Costera China navegaron cerca de las aguas alrededor de las islas Senkaku durante 333 días, de acuerdo con la emisora pública japonesa NHK, lo que estableció un nuevo récord marítimo para las tácticas de Pekín en la llamada “zona gris”.

También lee: China utiliza su Guardia Costera para reclamar islas controladas por Japón

La incursión de este martes marcó la séptima operación de este tipo en aguas territoriales japonesas en 2021, así como la primera de un barco armado desde que Pekín promulgó su controvertida Ley de Guardacostas, el pasado 1 de febrero.

Las disposiciones de la nueva legislación permiten a los buques de la Guardia Costera de China tomar “todas las medidas necesarias”, incluido el uso de la fuerza, para detener los buques extranjeros que operan en aguas territoriales chinas.

Dados los vastos reclamos marítimos de Pekín en los mares del este y sur de China, vecinos regionales como Japón y Filipinas han expresado su preocupación sobre cómo las fuerzas marítimas chinas podrían ejercer la ley nacional. También han provocado que la guardia costera sea apodada la “segunda armada” de China.

El secretario jefe del gabinete japonés, Kato Katsunobu, dijo que Tokio había presentado protestas formales por la tensión que generó la presencia de las cuatro embarcaciones chinas. “Es inaceptable que estos barcos de la guardia costera se entrometan en las aguas territoriales de Japón”, dijo.

No te pierdas: Gobierno de China afirma que ordenó a barco de guerra estadounidense salir del mar territorial

En contraparte, el portavoz del ministerio chino, Wang Wenbin, describió las Senkaku como “territorio inherente de China” y calificó la actividad de los guardacostas como “medidas legítimas y legales para salvaguardar la soberanía”.

Yan Yan, director del Centro de Investigación de Derecho y Política Oceánica del Instituto Nacional de Estudios del Mar Meridional de China, escribió en el periódico nacionalista del Partido Comunista Global Times que las preocupaciones sobre la Ley de la Guardia Costera de Pekín eran parte de una campaña para “difamar” a China.

“Las autoridades marítimas chinas siempre han ejercido buena voluntad y moderación al realizar operaciones marítimas y no violarán el principio de necesidad y proporcionalidad”, anotó Yan.

En tanto, Toshi Yoshihara, investigador principal del Centro de Evaluaciones Estratégicas y Presupuestarias en Washington, ha declarado que China intenta controlar la zona de las Senkaku para obstruir las operaciones militares estadounidenses en el Mar de China Oriental.

Te interesa: Biden retoma acercamiento con China; analistas vislumbran ‘deshielo diplomático’

“China tiene una inclinación por emplear leyes nacionales para promover sus reclamos territoriales externos”, dijo el investigador al periódico japonés Sankei Shimbun.

“Así lo hizo con su Ley de 1992 sobre el mar territorial y la zona contigua que Pekín usó para reclamar varias islas y atolones, incluidas las islas Senkaku. También ocurrió con la Ley Antisecesión de 2005, que legitima el uso de la fuerza para apoderarse de Taiwán”, explicó Yoshihara. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek